9 /15

1.

1. Una cabaña de madera en medio del bosque

Casas en el bosque. Exterior de una cabaña rústica.

Esta casa es, literalmente, un sueño hecho realidad. El sueño de su propietario que, de pequeño, pasaba con la bici delante de esta cabaña estilo leñador en medio del bosque y soñaba en vivir en ella, algún día. Décadas más tarde, el sueño se ha hecho realidad. La casa se ha reformado por completo para darle más luz y adaptarla a las necesidades de una familia numerosa. Pero su encanto y el frondoso bosque, que la abraza, siguen intactos. 

2.

Un salón con un gran sofá chill out y vistas al bosque

017-dsc9222a f9bc1c5e

Estar en esta casa es estar, siempre, en contacto con el bosque que la cobija. En el salón, la propietaria y decoradora Lara Vallés, de Space Stage, diseñó este enorme sofá en "U" para que familia y amigos pudieran reunirse sin estrecheces. Y los grandes ventanales abren el espacio a su privilegiado exterior.

Sofá, diseño de Lara Vallés. Mesas de troncos, de Mercantic. 

3.

Una cocina moderna revestida de madera y abierta a la zona de día

Casas en el bosque. Cocina de madera de estilo rústico.

La cocina, que ocupa una parte central de la zona de día, es otro de los espacios estrella de esta cabaña. Totalmente revestida de madera, respira un aire rústico, en sintonía con la casa, pero con un look moderno y todas las comodidades de hoy en día. Aquí también se disfruta de vistas al exterior, cocinando y comiendo. Por eso el comedor es una prolongación de la isla, que integra la zona de fuegos. 

Mobiliario, diseño de Lara Vallés. Encimera, de Neolith. 

4.

2. Una casa en el bosque de madera y aires nórdicos

Casas en el bosque. Exterior de una casa rústica en la montaña.

Esta casa está en la montaña, en medio de un frondoso bosque y, cuando nieva –que en invierno aquí, en La Molina, es habitual–, es cuando luce su mejor estampa. Construida en su totalidad de madera, emula las típicas cabañas de madera nórdicas. Y no es casual, porque su propietario es medio danés, medio holandés. ¿Entramos?

5.

Una zona de día abierta por completo al bosque

Casas en el bosque. Comedor revestido de madera de estilo nórdico.

El bosque es omnipresente en esta cabaña gracias a los ventanales que la abren a su privilegiado exterior. La zona de día se ha organizado diáfana, para ganar comodidad y que nada frenara ni la luz ni las vistas. Como si de una cálida cajita de madera se tratara, sus propietarios han apostado por la madera en paredes, suelos y techos, y han dado toques de color con los textiles, que ayudan a arropar los diferentes ambientes. 

Mesa realizada por el carpimtero Vincenç Torrent. Sillas y lámpara de techo, en Superstudio. 

6.

Un dormitorio con las mejores vistas

Casas en el bosque. Dormitorio rústico con techos abuhardillados de madera.

Despertarse viendo el bosque es posible en este dormitorio con vocación de refugio. El gran ventanal abre este espacio a su maravilloso entorno e inunda de luz el dormitorio. Por eso los propietarios se atrevieron con este elegante y moderno gris que, en combinación con la madera, crea un ambiente acogedor y muy estiloso. ¿Vemos el house tour?

Banqueta y alfombra de La Redoute, cabecero realizado a medida por Vicenç Torrent.

7.

3. Una casa en Suecia junto al lago y en medio del bosque

Casas en bosque. Exterior de una casa junto a un lago.

Esta casa no podría ser más idílica. No solo está en medio de un bosque de Suecia, sino que tiene a un paso un lago. Y, además, su propietario tiene un gusto exquisito en decoración, no es casual que fuera hasta hace poco el responsable de interiorismo de Ikea. Estamos hablando de Lorenzo Meazza, que compartió con El Mueble su casa de veraneo. 

8.

Un recibidor con un escritorio antiguo como pieza estrella

Casas en el bosque. Recibidor con mueble antiguo.

Si la casa por fuera es de cuento, sus interiores son mágicos, con piezas superespeciales, como este escritorio sueco pintado a mano del siglo XVIII que enamora a primera vista. La madera, en paredes y techo en blanco y en el suelo en acabado natural, envuelve toda la casa de luz y calidez. 

Cortinas de terciopelo turquesa modelo Sanela. Candelabros blancos Aryd y jarrón de cristal Pomp. Todo, de Ikea.

9.

Un dormitorio campestre y delicado

Casas en el bosque. Dormitorio campestre con papel pintado.

El dormitorio de Lorenzo es sereno, delicado y con un aire campestre, con este papel pintado de flores. El blanco se impone en el mobiliario, mientras que las notas de color, de este azul pastel, las pone el papel pintado y la ropa de cama. No te pierdas la casa al detalle

Cama y sillas de IKEA. 

10.

4. Una casa rodeada de árboles en Extremadura

 FER5956a

En el corazón de un frondoso bosque extremeño encontramos esta casa, que es una invitación a disfrutar de la slow life. Abrazada por la naturaleza, aquí solo se oye el rumor del río Tiétar, las risas de los pequeños de la casa y los sedantes sonidos de la naturaleza. Ha sido reformada por Marieta Yanguas junto a su hermana y su madre. 

Sofás de obra. 

11.

Un salón con un equilibrado mix de estilos

Casas en el bosque. Salón acristalado de estilo clásico.

Unas butacas clásicas, un sofá de líneas actuales, un techo de vigas de madera –las mismas que las del porche, pero aquí pintadas en blanco para sumar luz–, muebles recuperados... El salón de esta casa en medio del bosque presume de una cuidada mezcla de estilos que le da personalidad y mucho encanto. 

Mesa de centro de Hanbel y butacas de El Rastro. 

12.

Un comedor de aire provenzal en azul grisáceo

Casas en el bosque. Comedor de color azul junto a la cocina.

Integrado en la cocina, el comedor enamora. Por ese papel pintado vegetal y por este azul grisáceo provenzal que da mucho encanto y carácter al espacio. El mueble tipo alacena permite tener a mano todo el menaje de diario. ¿Quieres ver el resto de la casa?

Mesa y sillas de Becara. Papel pintado de Leroy Merlin. 

13.

5. Una casa de cuento rehabilitada con mucho mimo

Casas en el bosque. Exterior de una casa en el campo.

Todo en esta casa es de cuento. Desde su maravillosa ubicación, en medio del bosque y con su propio riachuelo, hasta la casa en sí, una vieja cuadra que la propietaria, con la ayuda del constructor José Luis Tirador y la decoradora Ana Delgado, transformó en una casa de ensueño. ¿Sabías que en su vasto jardín cuentan, además, con una casita de madera de juegos? 

14.

Un mirador al bosque

Casas en el bosque. Salón con sofá de obra y cojines de flores.

Para disfrutar, precisamente, de este enclave mágico la propietaria decidió abrir un gran ventanal en el salón que lleva el bosque dentro de casa y muchísima luz natural. Se aprovechó con un sofá de obra con muchos cojines que sirve de mirador privilegiado sin obstaculizar las vistas. 

Sofá de obra que transforma el ventanal en un mirador. Cojines lisos, de Gastón y Daniela.

15.

Un dormitorio revestido de flores con un aire romántico

Casas en el bosque. Dormitorio con papel pintado floral.

La propietaria de esta casa se declara una enamorada del estilo típico de Nueva Inglaterra, "con un toque 'cursi'". Por eso quiso recrear esa atmósfera "entre rústica y romántica" en el dormitorio, que revistió con un papel de flores que parece llevar el campo dentro de casa. 

El papel de la pared es de Casa & Jardín.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.