Pensar qué hacer de comer todos los días, puede convertirse en una auténtica odisea si no cuentas con un amplio y variado recetario del que echar mano. Lo mismo pasa con el tema de los desayunos o postres saludables, un hábito difícil de mantener a no ser que innoves a menudo con propuestas creativas, originales y que, además, estén bien ricas.

El reconfortante postre de manzana que te presentamos en esta ocasión es una elaboración tradicional de origen anglosajón que se ha puesto muy de moda gracias a a las redes sociales. Su fácil elaboración con ingredientes tan básicos y económicos como harina, mantequilla, azúcar y manzana, han contribuido a aumentar su legión de seguidores. Aquí tienes la receta de crumble de manzana para que puedas probarlo hoy mismo.

Receta de crumble de manzana

Podría decirse que el crumble de manzana está formado a su vez por dos elaboraciones: una capa de manzana jugosa y cocida por un lado, y una cobertura crujiente que recuerda a las migas de galleta por el otro. Al igual que sucede con otras recetas caseras, existen diversas versiones, muchas de las cuales optan por añadir licor o especias a la fruta para potenciar su sabor. Este es el crumble de manzana fácil que merece la pena probar y cuya elaboración te llevará unos 35 minutos.

Receta de crumble de manzana

Receta de crumble de manzana. 

Cocina fácil | RBA

Ingredientes (para 6 personas)

  • 4 manzanas peladas
  • 40 g de copos de avena
  • 150 g de harina de maíz
  • 100 g de aceite de girasol
  • 1 vaina de vainilla
  • Canela en polvo
  • 125 g de azúcar integral de caña
  • Ralladura de un limón
  • Sal marina

Elaboración 

  • Paso 1. Precalienta el horno a 180 ºC. Ralla una manzana y añádeles unas gotitas de limón. Corta la vainilla a lo largo y extrae las semillas.
  • Paso 2. En una sartén caliente agrega dos cucharadas de azúcar, la vainilla, una cucharada de aceite de girasol y una pizca de canela. Cuando veas que carameliza, incorpora la manzana y rehoga 4 minutos.
  • Paso 3. Trocea el resto de manzanas. Agrégalas a la sartén con la ralladura de limón. Rehoga dos minutos y reserva.
  • Paso 4. Mezcla en un cuenco grande la harina, los copos de avena, el azúcar, el resto del aceite y un poco de canela. Amasa con la mano bien limpia.
  • Paso 5. En una fuente apta para el horno, dispón la manzana y cúbrela con la masa. Hornea unos 35 minutos, hasta que se dore. Puedes acompañarlo de pasas, mermelada, helado o crema de avena.

El truco definitivo para conseguir un crumble de manzana crujiente

El secreto del crumble de manzana es conseguir dos texturas distintas que funcionan muy bien juntas. Para evitar que la cobertura quede blanda al estar en contacto con la fruta, puedes poner en práctica un sencillo truco. Del mismo modo que se hace con otro tipo de masas como el hojaldre o la pasta brisa, se trata de precocer previamente la mezcla de crumble por separado, y luego ya repartirla sobre la fruta y hornearlo todo junto. Una vez le hayas cogido el truco, te encantará probarlo con otras frutas como pera o frutos rojos.