PLANTAS

Camelia: una planta exuberante, colorida y fácil de cuidar que embellece jardines y balcones

Es una de las plantas de exterior más bellas y agradecidas. Descubre lo fácil que es cuidar de una camelia y decora tu jardín o balcón con esta flor tan colorida

camelia-bandeja-fibra-natural.-00153685

¿Qué es la camelia y para qué sirve?

La camelia es una de las plantas que florece a principios de primavera. Es una planta originaria de Asia, que se ha extendido desde el siglo XVIII por toda Europa. No solo se planta en jardines, sino que también se cultiva en maceta en el exterior. Suele ser una de las plantas de exterior con flor más deseadas, hasta en balcones. Eso sí, si decides ponerla en el interior, debes tener cuidado con la calefacción, puesto que, no se adapta bien.

En cuanto a sus propiedades, se trata de una planta con flor que tiene muchos beneficios. Una de las formas más habituales de usar esta planta es a través de aceites. El aceite de camelia tiene muchos beneficios para la piel, ya que ayuda a reducir arrugas. En el cabello, también funciona, puesto que actúa como un hidratante y devuelve al pelo un brillo natural muy bonito. Como ves, además de ser una planta llena de vida, cuenta con propiedades muy beneficiosas y es muy fácil de cuidar. Sigue leyendo y descubre cómo puedes cuidar esta planta de exterior con flor.

Características de la camelia

La camelia es una flor bastante grande. Aunque es cierto que dependerá siempre de la variedad. Por un lado, están las camelias más sencillas, que cuentan con cinco pétalos y muchos estambres; por otro, encontramos camelias dobles o semidobles con el doble de pétalos, e incluso bastante parecidas a las peonías.

Cómo cuidar las camelias.

En cuanto a los colores, se puede encontrar una amplia diversidad: camelias de color blanco, púrpura, salmón, amarillo, rojo, rosa o bicolor. Las hojas suelen ser ovaladas, y bastante consistentes. Tienen los bordes dentados de un color verde oscuro.

Tipos de camelias

Existen hasta más de 300 variedades de camelias y más de unas 3.000 mezclas. Aunque es cierto que hay dos variedades bien diferenciadas:

  • Camelias de flor simple: tienen una doble vuelta de pétalos y los estambres sí están visibles.
  • Camelias compuestas: en este tipo de camelias, los estambres no se ven. Los pétalos son los encargados de llenar la flor.

Cómo cuidar una camelia: luz, temperatura, riego, abono…

Como te hemos comentado al inicio, las camelias son plantas fáciles de cuidar y que no requieren de muchos cuidados. Eso sí, que no necesite demasiados cuidados, no quiere decir que no debamos estar pendiente de su riego, temperatura, etc. Estos son algunos de los cuidados de las camelias que debes tener en cuenta.

Cómo cuidar las camelias.
Lisa Luminaire/Unsplash

¿Cuánta luz necesita una camelia?

Como una gran mayoría de plantas, las camelias necesitan bastante luz, pero no directa. Es decir, si decides ponerlas en el interior, evita acercarlas demasiado a las ventanas para que no se quemen. En el exterior, ubícalas en zonas de semisombra.

¿Qué tipo de temperatura necesita una camelia?

El único problema que tienen las camelias es la dificultad con las temperaturas. Las camelias no soportan estar en lugares muy cálidos, por lo que no son muy amigas de la calefacción en invierno. Estas plantas prefieren estar a una temperatura que ronde los 5-12 °C. Por este motivo, seguro que sueles ver estas plantas en el exterior.

¿Qué cantidad de agua necesita una camelia?

El riego de las camelias en invierno debe ser más moderado, y en verano de una forma más constante. Es importante saber que durante los meses de floración, las camelias deben recibir muy poca cantidad de agua. Así, las flores se formarán correctamente, tendrán un buen drenaje y las camelias saldrán más bonitas.

Un truco: intenta regar las camelias con agua de lluvia o potable, ya que la cal les afecta bastante. Si no podemos usar ninguna de estas opciones, podemos agregar un poco de vinagre al agua del grifo.

¿Qué tipo de tierra necesitan las camelias?

Las camelias deben tener un pH ácido para conseguir crecer correctamente. Se pueden encontrar este tipo de sustratos en cualquier vivero o floristería. Eso sí, lo ideal es abonar la camelia en primavera, y no en invierno.

¿Cuándo se pueden trasplantar las camelias?

Antes de trasplantar las camelias hay que tener ciertos aspectos en cuenta. El primero, hay que esperar al frío para hacerlo. El segundo, es importante mantener siempre el cepellón de tierra alrededor de la maceta.

Otros factores que debes tener en cuenta a la hora de trasplantar tus camelias es el lugar. Es decir, siempre hay que buscar zonas de bastante luz. Intenta ubicarlas en zonas que tenga sol a primera hora de la mañana. Evita las horas centrales del día o las de mayor intensidad. Dota el sustrato para las camelias de un buen drenaje y resguárdalas de las heladas.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?