Plantas y flores

Aprende a plantar piña en una maceta: paso a paso para disfrutar de esta deliciosa fruta en casa

¿Te declaras fan incondicional de la piña? Te contamos cómo plantar esta rica fruta considerada "medicalimento", para que disfrutes de su sabor y de los beneficios que contiene

Cómo plantar piña en casa: tu guía práctica

Llega el verano, los días calurosos y con ellos aumentan las ganas de llevarnos un tupper de fruta fresquita y dulce para convivir mejor con las altas temperaturas. Y la piña es, sin lugar a dudas, una de las frutas más apetecibles. No solo por su refrescante sabor, sino porque es una buena fuente de vitamina C y una gran aliada frente a la pesadez de estómago. Hoy te contamos cómo plantar piña en casa y repasamos todos sus beneficios. ¡Sorprenderás a tus familiares y amigos!

Cómo plantar una piña en maceta.

Cómo plantar piña en casa: tu guía práctica

Como ocurre con otras frutas tropicales como el mango, la piña no necesita de muchos cuidados, pero son preferibles los climas templados para su buen desarrollo. A continuación, te mostramos cómo plantar una piña en una maceta en casa para poder disfrutar de todos los beneficios que tiene, así como de su rico sabor. ¡Verás qué fácil!

1. corta la corona de la piña

Toma una tabla de cocina y recorta la corona de la piña con cuidado de no quitarle las hojas y dañarla. ¡Ojo!, ten en cuenta que la corona será la raíz que ayudará a crecer.

2. Deja limpio el tronco de las hojas

Con la corona lista, donde posiblemente aún queden restos de pulpa, deberás retirar la fruta restante y las hojas que estén más cerca de la base. Una vez lo tengas todo listo, deja reposar la corona durante aproximadamente una semana y al revés, para que sus heridas se cierren.

3. llena un recipiente con agua

Prepara un recipiente con agua en el que dejarás la piña para que germine. Te recomendamos usar un recipiente de vidrio que pese, para evitar que se vuelque.

El agua únicamente debe mojar el tronco sin llegar a tocar las hojas, para evitar que se vayan pudriendo. Truco: si la piña es pequeña, o has tenido que retirar muchas hojas y la corona no es muy grande, te recomendamos utilizar un tarro de vidrio de yogur, porque tiene la boca estrecha. Además de ser práctico, ¡puede servirte como elemento decorativo!

louis-hansel-CaUcnLxKNI4-unsplash
Louis Hansel/Unsplash

4. Coloca el recipiente en una zona soleada

Si quieres que la piña conviva con el resto de tus plantas para jardín, sitúa el recipiente cerca de un lugar con mucha luz, pero alejado de la influencia directa si el sol es muy intenso donde vives. Te recomendamos mantener tu recipiente en un sitio con temperatura estable y que no baje nunca de los 18 °C.

5. Cambia el agua cada 48 o 72 horas

Tras varias semanas, deberías empezar a ver que van apareciendo las primeras raíces blancas en la base del tallo. Desde este momento, te recomendamos que vayas cambiando el agua cada 48 o 72 horas.

6. Prepara la maceta con tierra

Una vez que las raíces estén bien desarrolladas, prepara una maceta con un sustrato ligero y con buen drenaje. Te recomendamos que uses fibra de coco, humus de lombriz o turba.

7. Riega y cubre la maceta

Desde este punto, riega muy bien la piña plantada y con un spray de agua pulveriza las hojas. ¡Ojo!, no dejes que el sustrato se seque por completo, especialmente si vives en un clima seco.

Cómo plantar una piña en maceta.

Cuáles son los beneficios de la piña

¿Sabías que la piña, además de ser una fruta exquisita, contiene un sinfín de beneficios? No solo es dulce y fresquita, sino que además es una buena aliada para las personas que padecen sobrepeso, ayudando a depurar el organismo y quemar grasa. ¡Te contamos todos sus beneficios!

1. FACILITA LA DIGESTIÓN

La piña contiene la enzima bromelina, encargada de facilitar la digestión y favorecer la eliminación de las grasas.

2. Es una buena aliada para las dietas

Otro de los grandes beneficios de la piña es que es un buen alimento para introducir en dietas para perder peso, ya que tiene muy pocas calorías.

3. Favorece la buena circulación

La piña contiene propiedades anticoagulantes, que ayudan a tener una buena circulación. Además, esta fruta es una gran aliada para proteger las defensas y es una vitamina esencial para fortalecer el sistema inmunológico.

4. Fuente alta en vitaminas y minerales

Gracias a su alto contenido en agua, la piña puede ayudarnos a mantener un buen equilibrio en nuestro organismo.

5. Es una de las frutas favoritas para deportistas

La piña contiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a combatir el dolor muscular para los que practican deporte.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?