JARDINERÍA

Cómo cuidar un bonsái

El cuidado de estos árboles en miniatura es todo un arte ancestral. Como cualquier planta el crecimiento de un bonsái dependerá de un correcto riego, la elección de un sustrato adecuado y la luz que reciban. Y para que luzcan perfectos, una buena poda en indispensables.Te lo contamos todo

Txell Huguet Actualizado a

herramientas-bonsais Fronda

bonsais fronda 0

Cuidados básicos de los bonsáis

Según afirman desde Fronda, "los bonsáis son uno de los tipos de árboles que más cuidados necesitan para que crecer y florecer correctamente. Son plantas pequeñas que dependen mucho de las condiciones externas como la luz, el aire y el agua, por ello hay que cuidar a diario todo lo relativo a las condiciones que les rodean y la hidratación que les suministramos". Algunos cuidados básicos para que tu bonsai crezca en buenas condiciones son:

  • Poda: selecciona y retira las hojas y ramas que debes podar de tu bonsai con las tijeras pinzadoras, vaciadoras y podadoras.
  • Alambrado: es una técnica que requiere algo de práctica y experiencia y que sirve para dar forma a las ramas del bonsái.
  • Trasplante: presta atención a la especie de tu árbol para poder trasplantarlo cuando corresponda. Para ello hazte con todo el material necesario como: rejillas, tenazas, cedazos, pinzas o espátulas específicas para bonsáis.
  • Macetas: la tierra de tu bonsai siempre debe retener agua, por lo que el material del que esté hecho su maceta es muy importante. Si eliges macetas de cerámica retendrá menos agua que si es de plástico.
  • Sustratos: busca la tierra más adecuada para tu especie de bonsai teniendo claro que es fundamental la retención de agua y el drenaje. Desde Bonsai Empire recomiendan una mezcla de akadama, pomice y roca volcánica mezclados en proporción ½ - ¼ - ¼ . Si no puedes regar los árboles con frecuencia entonces deberá tener mayor proporción de akadama.

Dónde colocar el bonsái

La mayoría de los árboles deben situarse a pleno sol aproximadamente la mitad del día y protegidos del viento. Los bonsáis denominados de interior deben situarse en un lugar también bien iluminado y aunque algunas especies prefieren mucho sol otras prefieren ser situadas a media sombra. También necesitan una zona con temperatura relativamente constante.

Cuándo regar un bonsái

La frecuencia de riego de tu bonsái depende de diferentes factores (especie del árbol, tamaño del árbol, maceta, estación del año, mezcla de suelo, clima...) lo cual quiere decir que es complicado determinar cada cuándo debes hacerlo, explican desde Bonsai Empire.

"En lugar de regar de forma rutinaria, debes observar tus árboles y aprender cuándo deben regarse. Un clima muy caluroso o un ambiente ventoso harán que debas regar con mayor frecuencia" afirman.
Estas son sus recomendaciones a la hora de regar:

  • Riega el bonsái cuando la tierra esté ligeramente seca nunca cuando la tierra se encuentre aún húmeda. Puedes usar sus dedos para controlar el grado de humedad de la superficie (y del interior) de la tierra.
  • Nunca riegues tu bonsái rutinariament. Observa cada árbol individualmente en lugar de regarlos con una rutina diaria hasta que sepa qué es lo que está haciendo exactamente.
  • Una mezcla de tierra adecuada ayuda. La mezcla de suelo tiene una gran influencia sobre la frecuencia con la que se debe regar. Como ya se ha dicho la tierra debe mezclar akadama, pomice y roca volcánica.

Cómo regar un bonsái

Cuando la tierra del bonsáis esté seca entonces deberás regar abundantemente. Se necesita suficiente agua para que se empape el cepellón y la totalidad del sistema radicular quede totalmente húmedo. Por ello riega hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje y, si es posible, repite la operación unos minutos más tarde.

Siempre hay que regar el bonsái desde arriba empleando una regadera con una boquilla de agujeros finos para evitar arrastrar la tierra fuera de la maceta. El agua de lluvia o el agua de osmosis son la mejor elección: no contienen ni productos químicos añadidos como el cloro, ni gran cantidad de sale. Si no es posible, puede hacerlo con agua del grifo.

bonsais-exterior

¿Cómo podar un bonsái?

La poda es la técnica más importante en el mundo del bonsái y la que más se emplea para darle forma. Como explican desde Bonsai Empire básicamente existen dos técnicas de poda diferentes: las podas de mantenimiento, para mantener y perfeccionar la forma existente de un bonsái y la poda de modelado, que consiste en la poda más a fondo que se debe realizar para dar a un árbol su forma básica o estilo.

La poda de mantenimiento

El objetivo de la poda de mantenimiento es mantener y perfeccionar la forma de un árbol. Este tipo de poda recibe normalmente el nombre de pinzado. Los bonsáis concentran la mayor parte del crecimiento en la parte superior y las partes exteriores del árbol, por ello es importante podar regularmente estas zonas para estimular el crecimiento en las ramas inferiores y en las partes interiores de las ramas del árbol.

Otra técnica empleada para reequilibrar el crecimiento del árbol y para obtener una gran ramificación y un denso follaje del bonsái es el defoliado que implica la eliminación de las hojas durante la temporada de verano para forzar al árbol a que brote de nuevo. Esta operación incrementa la ramificación ya que de la base de las hojas no solo crecen nuevas hojas sino también nuevos brotes. También se obtiene una reducción del tamaño de las hojas a la vez que se estimula el crecimiento de las zonas más débiles.

La poda de formación de un bonsái

A menudo el modelar y dar a un árbol su forma básica involucra la poda de grandes ramas. Además puede ser difícil decidir qué ramas deben mantenerse y cuáles deben eliminarse, no sólo porque es una acción irreversible sino también porque determina cómo se verá el árbol en el futuro.

Según explican desde Bonsai Empire principio de primavera o final del otoño son las temporadas más adecuadas para la poda de estilo de un árbol (justo antes y después de la temporada de crecimiento). Para llevarla a cabo hay que colocar el árbol sobre una mesa de modo que quede a la altura de los ojos.

El primer paso es quitar todas las ramas muertas del árbol y luego observar el árbol para decidir qué ramas no caben en el diseño deseado más adecuado y, por tanto, tienen que ser eliminadas. Estas pautas te pueden ayudar:

  • Si dos ramas nacen a la misma altura del árbol, mantén una de ellas y elimina la otra.
  • Quita las ramas que crecen verticales y que son demasiado gruesas para doblar.
  • Elimina las ramas con giros antinaturales y vueltas.
  • Quite las ramas que ocultan la parte frontal del tronco.
  • Corta las ramas desproporcionadamente gruesas situadas en la zona apical, ya que las ramas de la parte baja deben ser más gruesa que las de la zona alta.

abonos-bonsais fronda

Cómo abonar un bonsái

Desde Fronda explican que es vital para el bonsái aportarle abono durante la temporada de crecimiento ya que, "a diferencia de los árboles de gran tamaño que pueden ampliar sus raíces en búsqueda de nutrientes, éstos tienen el espacio limitado".

En los fertilizantes, que pueden ser sólidos o líquidos, existen diferentes proporciones de nitrógeno (N), que ayuda al crecimiento de hojas y tallo; fósforo (P), que colabora a la salud de las raíces, y potasio (K), que favorece el crecimiento de flores y frutos.

Cada mezcla se adaptará a las distintas especies y épocas del año. De todos modos, un abono equilibrado puede ser suficiente para fertilizar un bonsái de manera apropiada, aunque según la época se pueden hacer algunas recomendaciones que apuntan desde Fronda.

  • Primavera: NPK 12:6:6
  • Verano: NPK 10:10:10
  • Otoño (para preparar de cara al invierno): NPK 3:10:10

Cuál es el mejor momento para abonar un bonsái

La temporada de crecimiento del bonsái es el momento más adecuado para abonarlos, aunque algunos expertos comienzan a abonar una vez los árboles han finalizado el fuerte crecimiento primaveral, para evita que los entrenudos de las nuevas ramas se hagan demasiado grandes.

Los bonsáis de interior pueden fertilizarse a lo largo de todo el año. Pero nunca hay que abonar los árboles recién trasplantados, es necesarios esperar un mes, ni tampoco es bueno abonar árboles enfermos.

herramientas-bonsais Fronda

¿Cada cuánto hay que trasplantar un bonsái?

Generalmente las especies de crecimiento rápido necesitan ser trasplantadas cada dos años (algunas incluso cada año) mientras que árboles ancianos o más maduros necesitan ser trasplantados cada 3 o 5 años.

Un bonsái debe ser trasplantado cuando las raíces se enrollan abundantemente alrededor de la maceta; si las raíces no son visibles y se encuentran perfectamente en el interior de la tierra haya que esperar al menos un año para volver a comprobarlo de nuevo, explican desde Bonsai Empire.

La mejor época del año para hacerlo es durante el final del invierno y el principio de la primavera, cuando el árbol comienza a despertar. El trasplante durante esta época asegura una rápida recuperación del sistema radicular cuando el árbol comienza con su crecimiento.

Árboles frutales pequeños que puedes cultivar en maceta

JARDINERÍA

Árboles frutales pequeños que puedes cultivar en maceta

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?