Orden

Truco: cómo tener las bolsas organizadas y que ocupen mucho menos espacio

De rafia, de tela o de plástico (aunque de estas últimas deberías reducir su uso al máximo). Te enseñamos cómo doblarlas para que ocupen lo mínimo

mujer mirando un escaparate con bolsa de tela 00407357 O

Ya sea de tela, de plástico o de rafia, con estos trucos, tus bolsas de la compra ocuparán mucho menos espacio. ¡Ponlos en práctica!

Las bolsas, ya sean de plástico, de rafia o de tela, ocupan mucho espacio cuando las guardamos. Sobre todo, si lo hacemos de cualquier manera. Con estos trucos para doblar las bolsas según su material, ocuparán mucho menos y podrás tenerlas ordenadas en una caja, un cajón o una bonita bolsa de tela. Repasamos las de todos los materiales para que lo hagas bien y te duren más.

Cómo doblar una bolsa de plástico

Aunque cada vez están más en desuso, es normal que las bolsas de plástico de un solo uso se acumulen en nuestra casa. Nos la dan en algunos comercios o la compras en el súper cuando te has olvidado la de tela o rafia. En cualquier caso, son objetos prácticos que ocupan mucho espacio. Y, lo normal, es meterlas todas en una bolsa más grande y colgarla donde no se ve.

Pero hay un método supereficaz para que las bolsas de plástico de un solo uso ocupen mucho menos espacio. Y, si lo aplicas cada vez que vacíes una bolsa de plástico en casa, se convertirá en una rutina rápida que te ayudará a que ocupen menos espacio.

bolsa de plastico pexels-anna-shvets-3645592
Anna Shvets/Pexels

Nuestra recomendación: reduce su uso

Aunque este truco es genial para guardar las bolsas sin que ocupen nada de espacio, nuestra recomendación es que trates de reducir su uso. Las bolsas de plástico de un solo uso tardan en degradarse unos 55 años y hay estudios que han demostrado que al ser desechadas al mar provocan la muerte de cientos de miles de animales marinos.

Así que, cuando vayas al súper, una tienda de alimentación o cualquier otro tipo de comercio, evita comprar bolsas de plástico. En su lugar, es mejor comprar las reutilizables, ya sean de papel, de rafia o reciclables. Y, cuando vayas a desecharlas, hazlo siempre en el contenedor amarillo.

Aun así, lo más adecuado es utilizar bolsas de telas o de rafia, que tienen una larga duración (más adelante tienes también el truco para doblarlas y que ocupen menos). Lleva siempre una en el bolso para no tener que hacerte con una en el supermercado, reduciendo el uso de plásticos todo lo posible.

Paso a paso para doblar una bolsa de plástico

Cuando llegues de la calle con una bolsa de plástico de las de toda la vida, después de vaciarla, sigue estos pasos para que ocupe menos espacio:

  • Paso 1. Estírala bien sobre la encimera, tirando de las esquinas para que quede completamente lisa.
  • Paso 2. Dóblala a la mitad a lo largo, haciendo coincidir las esquinas. Hazlo dos veces o hasta que tenga un ancho similar al ancho de los dedos de la mano (quitando el dedo gordo).
  • Paso 3. Cogiendo la bolsa doblada por uno de los laterales comienza a hacer triángulos con ella, girando la bolsa sobre sí misma. Te recomendamos que empieces por la parte de abajo de la bolsa
  • Paso 4. Cuando no quede más que doblar, mete el rabillo que queda suelto en uno de los pliegues. Ya lo tienes.

En este vídeo puedes verlo paso a paso:

Si la bolsa es cuadrada con un asa, sigue este paso a paso. Se llama el método del bolsillito:

  • Paso 1. Igual que antes, extiende bien la bolsa sobre una superficie plana.
  • Paso 2. Mete una de las asas dentro de la bolsa y dóblala en tercios. Primero uno de los lados y después el otro.
  • Paso 3. Vuelve a doblarla en tercios, pero esta vez a lo largo, dejando el asa en el medio del paquetito.
  • Paso 4. La bolsa quedará con el asa en el medio del paquete, con una apertura por donde podrás meter la mitad de la bolsa sobrante. ¿El resultado? Un paquetito con asa para que puedas cogerla con facilidad.

Con este truco, harás que las bolsas de plástico ocupen mucho menos espacio. Además, después, puedes guardarlas en una bolsa de tela o en una caja (evita hacerlo en otra bolsa de plástico, es bastante antiestético) que tengas en la cocina.

dispensador de bolsas ikea PH177420
IKEA

Cómo doblar una bolsa de rafia o de tela

Las bolsas de rafia se han convertido en nuestras grandes aliadas para ir a hacer la compra al súper. Tienen una gran capacidad, son resistentes y, gracias a sus dobles asas, son cómodas de llevar. Pero, para que no ocupen espacio en tu casa, puedes doblarlas del siguiente modo. Ocuparán mucho menos espacio. Además, este truco te servirá también para bolsas de tela o cualquier otro material resistente, siempre que la bolsa sea cuadrada y tenga asas.

mujer con bolsa de tela y verduras 00400797 O
  • Paso 1. Estira bien la bolsa, cogiéndola de las esquinas y con los pliegues originales de la misma, tanto en los laterales como en la parte de la base. Así quedará completamente estirada.
  • Paso 2. Mete una de las asas dentro de la bolsa, dejando fuera la que está tocando la superficie.
  • Paso 3. Dobla en tres tercios la bolsa, primero un lateral y después el otro.
  • Paso 4. Vuelve a doblar la bolsa en un tercio por el lado del asa, dejándola en el medio.
  • Paso 5. Pasa el asa por el tercio del otro lado y dobla el tercio restante de la bolsa, metiéndolo por la apertura central.

En este vídeo puedes ver el proceso paso a paso:

Después podrás guardarlas en una caja o en un cajón de la cocina para tenerlas a mano para cuando vayas al súper. ¡Y no te olvides de guardar siempre una en el bolso! Así evitarás siempre tener que comprar una bolsa de plástico, reduciendo su uso.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?