Di adiós al caos

Fases del desorden en las que estás atrapada: "No recuerdo donde guardo nada" y "no me da la vida"

¿Se te olvida dónde has guardado las cosas? ¿No te da la vida y no consigues organizarte? Entonces es hora de que tomes el control y te organices, y esto lo sabe hacer muy bien María Zamora, la Marie Kondo española

Carla Domínguez Actualizado a

Mujer-ordenando-en-casa-00450080

Hace un mes entrevistamos a María para conocer su método de organización a fondo. Maria Zamora es la creadora de Kora Kora, una filosofía de vida que nos ayuda a reorganizar nuestro tiempo y conseguir mejorar el orden tanto en casa como de forma personal. Marie Kondo, la gurú del orden ha sido la fuente de inspiración de María y de la creación de su método. "Actívate y toma el control de ti mismo y de tu entorno para sentirte como te mereces", comenta en su web María.

Maria Zamora, KoraKora

Algo que nos llama mucho la atención, es que María Zamora divide el método en fases. Puede que alguna de ellas, te suene:

  • “Tengo todo escondido en armarios y cajones por si tengo visita”.
  • “No recuerdo donde guardo nada”.
  • “No me da la vida”.
  • “Mi casa es un caos, y de paso, mi vida también”.

Nosotras nos centraremos en dos de ellas, con las que estamos seguras que te sentirás representada: "No recuerdo donde guardo nada" y "no me da la vida". ¡Dirás adiós al caos definitivamente!

Fase: “No recuerdo donde guardo nada”

mujer  sacando ropa del armario 00483744

Con el tiempo hemos adquirido la mala costumbre de ir siempre con prisas. Esto lo único que nos genera es estrés y una mala productividad, tanto en el trabajo como en casa. Por consiguiente, debido a estos momentos de querer "llegar a todo" comienzan los olvidos y la mala organización de las tareas. Y por supuesto, esto tiene que ver con el orden. Para María, la fase del "no recuerdo donde guardo nada", es "una fase de descontrol total, vas siempre con tanta prisa y hay tanta desconcentración, que no recuerdas donde pones las cosas, porque en definitiva lo que haces es esconder y quitar chismes de en medio".

Y entonces, ¿qué podemos hacer para evitar esta fase?

Por lo general, esta fase ocurre en casa. Según María, "en el trabajo normalmente hay un jefe o encargado que nos supervisa, y si hacemos mal nuestro trabajo nos llama la atención. Con lo cual, el trabajo "intentamos" que esté más organizado por la cuenta que nos trae".

María nos recomienda valorar nuestra situación y pensar realmente primero porque estamos pasando por esta situación en concreto. La malagueña realiza talleres y charlas donde nos puede ayudar de forma más cercana a evaluar nuestra situación. Igualmente si no pudieras asistir, estos son algunos de los consejos que nos recomienda seguir:

  • Evitar las prisas.
  • Definir los lugares de cada categoría en la casa poco a poco. “Declarar un hogar a cada cosa”, como dice Marie Kondo.
  • Mejorar en disciplina.
  • No procrastinar.
  • Ir poco a poco mejorando hábitos relacionados con el orden, ejemplo: "a partir de mañana siempre que llegue a casa voy a poner el bolso en su sitio", "no voy a volver a dejar ropa encima de la silla del dormitorio"...

Fase: “No me da la vida”

Esta es una de las frases más utilizadas por casi todos cuando estamos en situaciones de estrés, con mucho trabajo o carga familiar. Las horas se nos pasan volando y no conseguimos hacer todo lo que nos gustaría.

Para María Zamora, es una situación de estrés muy alto. "Aquí es cuando el nivel de estrés y ansiedad supera a la persona. No tengo tiempo ni para mirarme en el espejo (como suelo decir yo). Sucede porque hay tanta carga de tareas y responsabilidades que es imposible llevarlas todas a cabo".

Y entonces, ¿qué podemos hacer para evitar esta fase?

mujer-agenda

La planificación es un buen comienzo para poder hacer frente a este bloqueo. Esta fase suele pasarnos sobre todo en casa, ya que en el trabajo los objetivos o reuniones suelen ser añadidas por otros. Coge una libreta y comienza a apuntar todo. Puedes hacerlo el domingo por la noche, o cada mañana antes de ir al trabajo. María nos recomienda además, "escribir en una hoja todas las tareas que hacemos en nuestro día a día que son imprescindibles, tanto personales (lavarnos la cara, hacer yoga….), de la casa en sí (recoger la cocina, pasar la mopa, limpiar los baños…), y como profesionales. Las escribimos y anotamos el tiempo que invertimos en cada una de ellas. Seremos así conscientes de que no podemos con tanto". Estos son algunos de los consejos que debes seguir para salir de esta fase:

  • Anotar todas las tareas y los tiempos.
  • Definir qué podemos delegar.
  • Asignar la persona en la que delegaremos sus tareas (marido, compañero de piso, hijos...).
  • Explicar a la persona en la que delegamos, todo el proceso perfectamente.
  • Aprender a diferenciar las tareas que son importantes de las que son urgentes. Es fundamental establecer bien las prioridades.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?