¡CUIDADO!

Errores que cometes al planchar una camisa

¿Tú también tienes alguno de estos fallos? ¡Así es imposible llevar una camisa fetén! Y no aborrecer la tarea de planchado. Pon remedio

Alejandra Muñoz Actualizado a

hombre-planchando-tabla-y-plancha 00490327 O

Aunque planchar una camisa no parezca una tarea difícil, tampoco es fácil. Llevar una camisa bien planchada implica saber cómo colocar la camisa para no deshacer lo que vamos haciendo con cada pasada de la plancha. Así que estos errores que cometes al planchar una camisa (y su solución) te harán el momento planchado más cómodo, rápido y fácil. Pueden resultar intuitivos algunos de estos consejos pero mejor conocerlos para ser consciente de ellos y lucir camisa impecable con el menor esfuerzo posible.

Errores al planchar una camisa

Como los pantalones, las camisas son enrevesadas de planchar. Cuello, puños, solapas, bolsillos cuando lleva… y si acumulas errores en el planchado, no lograrás un resultado decente.

Error 1. La temperatura de la plancha no es la adecuada para esa camisa

Tenemos tendencia a cortar las etiquetas de la ropa para que no molesten, pero antes hay que asegurarse de saber las indicaciones que da el fabricante sobre planchado y el tejido y su composición. En esta imagen aparecen los símbolos relacionados con la plancha y planchado.

SIMBOLOS PLANCHAR
  • La temperatura baja está entre 70 y 120 °C, adecuada para materiales sintéticos como acetato, elastano, poliamida o polipropileno.
  • La media, entre 100 y 160 °C, para planchar cuero, poliéster, seda, viscosa o lana.
  • Y la temperatura de planchado alta entre 140 y 210 °C, para materiales naturales resistentes, como el algodón y el lino.

Así no cometas el error de no planchar a la temperatura adecuada al tejido y a las indicaciones de la camisa en concreto porque no obtendrás buenos resultados en el planchado o, lo que es peor, puedes llegar a dañar el tejido.

Error 2. La camisa está totalmente seca

Al planchar, para que cueste menos, es conveniente humedecer la tela. Bien con un rociador -hay planchas que lo incorporan- o con un pulverizador que tengas a mano junto a la tabla de la plancha. La humedad ayuda a eliminar arrugas.

mujer-plancha 00392862 O

Error 3. No usar la función vapor de la plancha

Relacionado con el punto anterior, puede que cometas este error al planchar cualquier camisa: no usar la función de vapor que ayuda a que el planchado sea más rápido y cada pasada de la plancha más eficaz. Las planchas con salida de vapor múltiple y sistema antigoteo no manchan las prendas ni las mojan más de lo necesario, sino el punto justo para facilitar el planchado. Como debe ser.

Error 4. No planchar la camisa por "zonas"

Es fundamental hacer el planchado de la camisa por zonas para no arrugar lo que ya has planchado. Es decir, saber cómo planchar una camisa paso a paso: cuello, canesú, puños, mangas, espalda y pecheras.

Algunos tipos de seda, el algodón de muy buena calidad o la viscosa no necesitan plancha. El lino y el algodón fino siempre.

Error 5. Doblar la camisa sin esperar a que seque por completo

Una vez planchada, debes esperar unos minutos a doblar la camisa. Así perderá el calor y la humedad que pueda quedar. Déjala en una percha o en una silla y después dóblala si prefieres guardarla así en el armario.

planchar 00470788 O

Error 6. No tener la plancha limpia

Tanto la suela como el mecanismo interior de manera que el vapor que emite la plancha por los orificios de la suela no desprendan agua manchada que pueda ensuciar la camisa.

Los tejidos con un porcentaje de hasta el 25 % de fibra sintética se arrugan menos que los 100 % naturales.

Error 7. Ir con prisas

Malas consejeras para casi todo. Y para planchar una camisa más porque es una tarea minuciosa. Así que intenta planchar la camisa el día antes de ponértela y no a primera hora de la mañana cuando la necesitas para salir de casa. Sobre todo al principio, cuando la maña no nos acompaña.

Error 8. Dejar el planchado de la camisa para lo último

Si acostumbras a planchar una pila de prendas el mismo día, un error que puede que cometas al planchar las camisas es dejarlas para el final. Quizá por pereza y tarea tediosa y laboriosa. Generalmente las camisas no son de telas gruesas. El orden al planchar varias prendas es comenzar por las de tejidos finos que precisan menos temperatura y luego subirla para abordar las prendas de telas gruesas. Además, anota este consejo: cada vez que ajustes el calor, deja que la plancha suba (o baje) la temperatura antes de hacer la primera pasada.

00501952

Consejos adicionales relacionados con planchar una camisa

No son errores en sí que cometes al planchar una camisa, pero sí en algún paso previo o intermedio y que afectan al planchado.

- Tender la camisa en percha. Así estiras la camisa al salir de la lavadora y la tiendes en una posición que facilita el "alisado".

- Alisar las prendas cuando salen de la secadora. Si sacas la ropa y la colocas directamente en una cesta o estante sin más, las arrugas y pliegues se marcan. Te facilitará el planchado de la camisa alisarla, incluso, colgarla en una percha a la espera del día de plancha.

- Usar agua de planchado o destilada en lugar de agua del grifo. Especialmente en zonas donde el agua es dura (contiene cal). Aunque hoy las planchas actuales son más resistentes al agua dura, alargarás la vida de la plancha y evitarás que se ensucien los conductos, provocando manchas en las prendas. Los minerales en el agua dura pueden crear problemas en el interior del electrodoméstico.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

Trucos para no planchar o planchar menos: di adiós a las arrugas

FACILÍSIMO

Trucos para no planchar o planchar menos: di adiós a las arrugas

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?