¡Toma nota!

Cómo limpiar unas zapatillas blancas: tu guía completa para lavar y secar tu calzado favorito y conseguir que quede como el primer día

Las deportivas son ideales para cualquier look de verano, y más si son blancas. Si tienes tus dudas sobre cómo lograr mantenerlas impolutas y libres de manchas molestas... Apunta estos trucos. ¡Verás cómo vuelven a relucir!

Cómo limpiar zapatillas blancas

Si quieres saber cómo limpiar y secar tus zapatillas blancas para que queden como el primer día... Echa un vistazo a estos consejos que te damos. ¡Te serán de gran ayuda!

El Mueble

Cómo limpiar las zapatillas blancas: quita los cordones, lo primero

El primer paso es quitar los cordones. Así será mucho más fácil limpiar la zapatilla y, a la vez, podrás eliminar la suciedad de los cordones en un proceso aparte. Para lavar los cordones, lo primero que tienes que hacer es ponerlos en un recipiente con agua tibia, jabón y un chorrito de vinagre blanco. Seguidamente, frótalos con insistencia para terminar de eliminar las manchas que hayan podido quedar.

Detalle zapatillas y cojines.

Zapatillas de color rojo con cordones blancos.

El Mueble

Si los cordones están muy sucios y no consigues eliminar las manchas con los pasos anteriores, añade en un recipiente 2 tazas de agua, 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y otras 4 de vinagre blanco. Mete los cordones en la mezcla y déjalos en remojo durante aproximadamente 30 minutos. ¡Seguro que no hay mancha que se resista!

Cómo quitar las manchas de las zapatillas blancas

Después de limpiar los cordones, es momento de limpiar tus zapatillas blancas. Los pasos a seguir son sencillos y rápidos, pero es esencial repetir el proceso cuando se vuelvan a manchar o, después, será casi imposible quitarlas. Existen distintos productos y trucos para su limpieza. ¡Toma nota!

Con bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Limpiar con bicarbonato y vinagre blanco es una solución perfecta para muchos problemas de limpieza y, también, para devolver el blanco a las zapatillas. Te lo explicamos paso a paso.

  • En un bol mezcla 1/4 taza de bicarbonato sódico con 2 tazas de vinagre blanco y espera que la composición se integre que será cuando el efecto efervescente baje.
  • Frota la mezcla sobre la zapatilla con la ayuda de un cepillo.
  • Deja reposar la mezcla unos 15 - 20 minutos.
  • Aclara y disfruta de tus zapatillas relucientes.
Limpiar el polvo con cepillo y toallas.

Cesto de mimbre con distintos productos para la limpieza: jabón, cepillo y trapos en tonos blancos.

El Mueble

Con jabón de Marsella

Cuando las zapatillas empiezan a ensuciarse, pero aún no han llegado a perder del todo su blancura, es recomendable utilizar el jabón de Marsella. Solo debes humedecer la tela de las zapatillas y frotar con el jabón de Marsella. ¡Y listo! Ahora bien, si aún ha quedado alguna manchita, puedes limpiarla a mano u optar por ponerla en la lavadora.

cesta metalica con jabon de marsella y toallas.

Cestito metálico de color negro con toallitas en tonos blancos y jabón.

El Mueble

Lava tus zapatillas blancas a mano

Si después de utilizar algún producto específico aún quedan algunas manchas en tus zapatillas blancas, una forma es eliminarlas es lavándolas a mano.

  1. En un recipiente profundo añade abundante agua fría y un poco de jabón especial para lavar a mano.
  2. Frota la zapatilla con la ayuda de un cepillo suave (de dientes o de ropa), pasando sobre todo por las zonas más sucias y el interior. ¡Sin olvidar la suela!
  3. Enjuaga con abundante agua fría para eliminar todos los restos de detergente.
  4. Déjalas secar en el exterior. ¡Ah! Y no te olvides de dejar siempre la lengüeta de la zapatilla en el exterior.

La última opción para tus zapatillas blancas: la lavadora

Si no quieres lavar a mano los restos de las manchas que hayan podido quedar y siempre has tenido tus dudas sobre cómo lavar tu ropa en la lavadora o sobre qué cosas lavar y cuáles no... ¡Estás de suerte! También puedes aprovechar limpiar tus zapatillas blancas ahí. Ahora bien, siempre es recomendable hacerlo en último lugar, después de haberlas tratado con otros productos como el bicarbonato de sodio o el jabón de Marsella. Simplemente, debes ponerlas a la lavadora y lavarlas con el detergente que utilizas habitualmente, agua fría y un ciclo de lavado corto.

Lavadora perfectamente camuflada tras los armarios en blanco sin tirador.

Lavadora camuflada por armarios blancos sin tirador y rodeada de distintos elementos para hacer la colada perfecta. 

El Mueble

Se recomienda poner las zapatillas en la lavadora sin ninguna otra prenda. Pero si quieres ponerlas junto con el resto de la ropa, lo más adecuado es colocar las zapatillas blancas en una bolsa de lavado con cremallera. Finalmente, déjalas secar en el exterior. No las pongas en la secadora porque podrían deformarse.

Cómo limpiar la suela de goma de las zapatillas

Con algunos trucos, podrás conseguir que la suela de las zapatillas recuperen su blanco característico. Existen 3 trucos caseros que funcionan a la perfección.

  • Agua y jabón. La mejor solución para eliminar las manchas más superficiales. Mezcla jabón neutro con agua hasta conseguir que salga espuma. Después, frota con una esponja humedecida con la mezcla la parte manchada de la goma haciendo movimientos circulares.
  • Limón. Es el sustituto por excelencia de la lejía, ya que es un potente antimanchas y, sobre todo, muy natural. Existen dos fórmulas para limpiar, aunque en ambos casos deja que el cítrico actúe durante 20 minutos antes de aclarar con agua.
    • Corta el limón por la mitad y frota directamente las manchas de la goma.
    • Con zumo de limón exprimido, frota con un cepillo o trapo la zona sucia.
  • Pasta de dientes. Se trata de un producto perfecto para combatir las manchas, ¡y muy sencillo! Coge un cepillo de dientes, ponle un poco de pasta dental blanqueadora y frota la mancha. ¡Listo!

Cómo secar tus zapatillas blancas

Ahora que hemos visto los pasos a seguir para lograr un resultado impoluto en uno de nuestros calzados favoritos en verano, ha llegado el momento de echar un vistazo al proceso de secado de las zapatillas blancas para asegurarnos un resultado de diez. Así que, tienes dos opciones:

  1. Secarlas al aire libre en tu terraza, ventana o jardín, asegurándote siempre de que la lengüeta de cada zapatilla está fuera.
  2. Tenderlas en el tendedero de casa con la ayuda de pinzas que consigan sostener la lengüeta.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?