Limpieza infalible

Cómo lavar un edredón de plumas o plumón paso a paso

Aunque no lo creas, lavar un edredón de plumas es más sencillo de lo que crees. Sigue este paso a paso y te quedará impecable una temporada más

Edredón y sabanas- 00512882

Cuando empiezan a bajar las temperaturas, además de una gustosa mantita, empezamos a echar de menos nuestro cálido edredón de plumas. Para evitar que lo estropees tenemos algunos consejos para que puedas lavar un edredón de plumas o plumón y disfrutar de su calidez una temporada más.

Este tipo de edredones, junto con otros textiles, son una de las opciones favoritas a la hora de elegir ropa de cama perfecta para acurrucarnos durante el invierno. Sin embargo, antes de que te dispongas a volverlo a poner sobre tu cama (y si no lo hiciste cuando lo quitaste en primavera), ¡toca lavarlo!

Edredón y sabanas- 00512882

Cómo lavar un edredón de plumas y plumón

Existen diferentes maneras para lavar un edredón de plumas: lavadora, bañera, servicio de lavandería o tintorería. Elegir una u otra opción dependerá mucho de la calidad del edredón, de las instrucciones del fabricante y, por supuesto, de la capacidad de nuestra lavadora. Si decides limpiar el edredón de plumas en la lavadora, seguro que tienes algunas dudas sobre cómo hacerlo.

Cada cuánto lavar un edredón de plumas

Una de las preguntas más habituales al lavar el edredón es la frecuencia en la que debemos hacerlo. Si lo utilizas como colcha, sin funda, deberías lavarlo cada vez que veas manchas o que su blanco se está volviendo amarillento.

En cambio, si lo utilizas con una funda nórdica, hazlo cada año. Lo ideal es hacerlo cuando cambies la ropa de cama por otra más ligera y lo guardes hasta la siguiente temporada bien limpio y seco.

Antes de lavar al edredón...

  • Mira que no tenga ningún agujero por el que puedan salirse las plumas. Arréglalo antes de lavarlo.
  • No metas el nórdico a presión en la lavadora (ni tampoco en la secadora cuando vayas a secarlo).
  • Lee la etiqueta del edredón.

Cómo lavar un edredón de plumas en la lavadora

¿Se puede lavar un edredón de plumas o plumón en la lavadora? En un principio sí, aunque con matices. Antes de introducir el edredón de plumas en la lavadora, debemos tener en cuenta algunas cuestiones. Entre ellas, leer bien la etiqueta de nuestro edredón.

La mayoría de fabricantes de edredones de plumas o plumón permiten el lavado de hasta 60 °C de temperatura. Sigue esta indicación a rajatabla, ya que las altas temperaturas permiten acabar con los ácaros, un problema muy extendido en la ropa de cama y en el resto de textiles. Si en la etiqueta no indica nada al respecto, mejor no te arriesgues y lava el edredón con agua fría.

¿En qué lavadora puedo lavar un edredón 'king size'?

Uno de los aspectos más importante a tener en cuenta al lavar un edredón de plumas es el tamaño del tambor de la lavadora o la carga que permite. Si tu lavadora es pequeña (6 o 7 kg de carga), es más recomendable lavarlo en una tintorería o servicios de lavandería. Esto suele pasar con edredones delicados como los de plumas o plumón, pero también cuando los edredones son de tamaño 'king size'. Al ser estos últimos bastante grandes es posible que no puedas meterlos en la lavadora que tienes en casa. Solo podrás hacerlo en lavadoras con una carga superior a 8 kg.

Cómo lavar el edredón de plumas a mano

Si tu lavadora no tiene la capacidad suficiente para lavar el edredón, puedes optar por hacerlo a mano en la bañera (si tienes). Estos son los pasos a seguir:

  1. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la bañera está limpia y entonces llenarla de agua templada hasta que veas que cubre el edredón de plumas.
  2. Aplica despacio un detergente suave (nunca lejía) en poco cantidad, y evita que haga mucha espuma. Llega el momento de meter el edredón.
  3. Sumérgelo y presiónalo para que no queden burbujas en el tejido.
  4. Remuévelo en varias ocasiones, para que el detergente llegue a todas las partes de la prenda.
  5. Quita el tapón y deja que se vaya el agua.
  6. Escurre el edredón de plumas presionando contra la base de la bañera.
  7. Vuelve a poner agua en la bañera y vacíala para aclarar el edredón. Vuelve a escurrir. Repite tantas veces como sea necesario para que el agua acabe saliendo transparente.

Pero este tipo de lavado tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, puede que no consigas que se quiten del todo algunas manchas, además de ser un procedimiento pesado y con el que puedes acabar bastante cansada por la dificultad que tiene escurrir este tipo de prendas.

¿Cómo secar un edredón de plumas después de lavarlo?

Lo más recomendable es poner el edredón de plumas a secar al aire libre. Uno de los mejores lugares donde tender la ropa es en el exterior. Evita siempre las horas con más exposición solar, ya que así la ropa y otros textiles se secarán de una forma natural y durarán más tiempo. En el caso de que no tengas espacio para hacerlo, la secadora es una buena alternativa. Eso sí, te aconsejamos que también sea suficientemente grande para que el tejido del edredón no se dañe. También debemos cuidar la temperatura a la que secamos el edredón. Selecciona siempre una temperatura media.

Un truco: Si te decides por la secadora, introduce dos pelotas de tenis en el interior del edredón. Estas pelotas lo golpearán suavemente, haciendo que el relleno no pierda su forma.

Dormitorio con madera y tonos claros - -00510284

¿Cuánto cuesta lavar un edredón de plumas en la tintorería?

Por norma general, lavar un edredón en la tintorería suele rondar entre 12 y 35 euros. Varía mucho el precio dependiendo de la zona en la que vivas y, por supuesto, del tamaño del edredón. Te recomendamos que preguntes en la tintorería más cercana o aquella de confianza a la que hayas llevado ya otros textiles o prendas. De esta forma, te aseguras de que la limpieza y el precio corresponden con lo esperado.

Cosas que nunca deberías hacer al lavar un edredón de plumas

  • Introducir el edredón en la lavadora a presión.
  • Lavar el edredón de plumas con mucha frecuencia.
  • Secar mal el edredón y dejar que aparezcan humedades.
  • Poner la secadora a mucha temperatura.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?