1 /8

1.

Pinturas con efecto.

Las nuevas pinturas fotocatalíticas tienen la capacidad de eliminar olores, humos, virus, bacterias, microorganismos, esporas y otros elementos orgánicos que pueden ser dañinos para la salud.

2.

Encimeras anti bacterias.

La cocina y, en especial, la superficie de trabajo suele exponerse mucho a las bacterias y gérmenes. Las encimeras de Silestone tienen un tratamiento anti bacterias que las inmuniza. 

3.

Agua sin tóxicos.

Si apuestas por una grifería con filtro te aseguras que el agua del grifo estará exenta de minerales de pesados y sustancias nocivas para la salud. 

4.

Vajilla sin bacterias.

Los nuevos lavavajillas cuentan con programas especiales que garantizan la eliminación casi total de las bacterias durante el lavado. 

5.

Programas de lavado anti alergias.

Sin ácaros, polen o bacterias. Los nuevos diseños de lavadoras cuentan con programas especiales de lavado anti alergias. 

6.

Aire más limpio.

Los nuevos equipos de aire acondicionado incorporan filtros especiales que ayudan a purificar el aire, eliminando el polvo, los ácaros, el polen... 

7.

Un descanso libre de ácaros.

Si eres sensible a los ácaros, no lo dudes: apuesta por un equipo de descanso (colchón y almohada) con tratamientos anti caros, ayudarás a mantenerlos a raya y ganarás en salud. 

8.

Plantas, green power.

Renuevan y limpian el aire, regulan la humedad ambiental, absorben sustancias nocivas para la salud... Crear un rincón verde en casa es siempre un acierto.

Somos lo que comemos, decía el filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach. Y hoy en día, lamentablemente, también lo que respiramos. Y es que, ¿sabías que el aire que respiramos a diario en casa puede contener hasta 10 veces más de sustancias contaminantes que el de la calle? Productos de limpieza o de aseo, conservantes alimentarios, pinturas, colas industriales o materiales sintéticos son algunos de los productos que, siendo habituales en casa, pueden desprender sustancias químicas perjudiciales para nuestra salud.

Aunque son datos que invitan a la reflexión, no hay que alamarse. Porque está en nuestras manos reducir la concentración de estos COV (compuestos orgánicos volátiles) a nivel doméstico y ganar en salud. Empezando por nuestro hogar. Si cuidamos la salud de nuestra casa, ella cuidará de nosotros. ¿Cómo? Desde la elección de ciertos materiales o electrodomésticos hasta pequeños gestos diarios.

Pinturas anticontaminación

Las pinturas fotocatalíticas los superhéroes de las pinturas de nueva generación, ya que se les atribuye la propiedad de eliminar y neutralizar sustancias nocivas para la salud (hongos, bacterias, óxido de nitrógeno...) y purificar los malos olores. ¿Cómo? Mediante un proceso natural llamado fotocatálisis, que se lleva a cabo cuando la superficie pintada con este producto recibe algún tipo de luz, ya sea natural o artificial. A nivel doméstico, se pueden encontrar en Leroy Merlin por menos de 10 €/l.

Encimeras de cocina anti bacterianas

La cocina, junto con el baño, son focos de bacterias. Por lo que contar con una superficie de trabajo que tenga la propiedad de repeler estos microorganismos merece mucho la pena.

Al Silestone se unen otros materiales como el Krion, de Porcelanosa, cuyo carácter anti bacteriano se logra sin aditivos añadidos. Y es que existe la posibilidad de incorporar a diferentes materiales para encimeras tratamientos anti bacterias, el único problema es que tras un tiempo pierden su efecto.

Griferías de filtrado de agua

El agua del grifo puede contener metales pesados, cloro y cal. Sustancias que no solo alteran su sabor, sino que pueden ser perjudiciales para la salud de consumirse de manera habitual. En este sentido, las griferías con sistema de filtro agua son una opción muy recomendable para la cocina, ya que reducen la presencia de estas sustancias sin con ello desproveer al agua de sus minerales, cosa que ocurría, por ejemplo, con la osmosis.

Sanitarios sin gérmenes

Es imposible vivir en un entorno totalmente aséptico, pero existen pequeños grandes avances que ayudan a mantener a raya los gérmenes de nuestro hogar. Una de las últimas novedades es la loza sanitaria anti bacterias. Así, Villeroy & Boch con su Antibac ofrece un esmalte cerámico que incorpora un tratamiento capaz de terminar con las bacterias casi al cien por cien. Y todo gracias a un esmalte que incorpora en su composición iones de plata, lo que permite que el efecto anti bacteriano sea permanente en la loza sanitaria. Por su parte, Duravit con su HygieneGlaze presenta un innovador vitrificado para la cerámica con efecto anti bacteriano: elimina bacterias y gérmenes de manera fiable.

Equipos de aire acondicionado con filtros purificadores

Polvo, ácaros, polen... El aire que respiramos en casa contiene infinidad de partículas en suspensión. Y muchas de ellas pueden ser dañinas para la salud, sobre todo si hay personas alérgicas.

Los nuevos equipos de aire acondicionado incorporan filtros purificadores que ayudan a mantener el aire limpio de polen, polvo o ácaros y, a la vez, capturan agentes contaminantes como virus y bacterias e incluso, algunos modelos, descomponen los olores. Por ejemplo, los nuevos equipos de LG tienen un filtro Multi Proteccion de 3M que elimina virus, alérgenos y partículas, un ionizador Plasmaster que esteriliza el aire permitiendo que salga lo más limpio posible y un filtro Plasmaster autolimpieza que favorece la eliminación de moho y de malos olores.

Electrodomésticos antialergénicos y antibacterias

La nueva generación de lavavajillas y lavadoras ofrece mejoras en la calidad del lavado que eliminan desde bacterias hasta ácaros u hongos. Whirlpool, por ejemplo, incorpora en algunos de sus lavavajillas una función antibacterias que asegura su eliminación en un 99,99%. Este programa mantiene la temperatura a 70 ºC al final del lavado durante 10 minutos para eliminar las bacterias. Por su parte, las nuevas lavadoras incoporan programas antialergias que, mediante el lavado a vapor, eliminan ácaros, polen, hongos, pelos de mascota...

Sistemas de descanso más saludables

Colchones y almohadas son focos de concentración de ácaros, siendo un problema, sobre todo, para las personas alérgicas. Hoy en día existen colchones con tratamientos –en su interior y en las fundas– que evitan la proliferación de ácaros, bacterias, hongos, humedad... Si, además, el colchón está fabricado con productos naturales, libres de sustancias químicas, mucho mejor. Otro tratamiento novedoso es con aloe vera, se trata de colchones y almohadas fabricados con espuma viscoelástica y cuya tela está impregnada por el jugo de esta planta. Con ello se obtiene un efecto tonificante para la piel y un sueño más relajante.

Pequeños gestos que suman salud

  • Ventilar. Es imprescindible para renovar el aire de casa. Basta con 10 minutos por la mañana.
  • Dormir sin interferencias. Ni móvil, ni despertador, ni Wifi. Si quieres dormir como un lirón y levantarte descansado, evita tener cerca de la cama cualquier equipo electrónico que pueda interferir el sueño.
  • Plantas. Renuevan y limpian el aire de impurezas y COV. Si trabajas en casa, ten cerca un cereus peruvianus o cactus del ordenador, ya que absorbe las ondas electromagnéticas. Las cintas, las dracaenas y el philodendro son grandes renovadoras naturales del aire de casa; y el clavel del aire y el espatifilo son idóneos en ambientes demasiado húmedos donde pueden proliferar los hongos, ya que se alimentan de la humedad y absorben los hongos.
  • Muebles 100% naturales. No basta con que los materiales sean naturales, también deben serlo las colas, pinturas o barnices.