5 /15

1.

De novela

Este ramo parece salido de las historias de Jane Austen. Elaborado con rosas sweet avalanche, crisantemos en color malva, frutos rojos de falsa pimienta y amarantos. Lánguido y romántico.

2.

Lluvia de rosas

Utilízalas para decorar tu mesa en pequeños jarrones o bols con agua. Una idea: elígelas de colores que armonicen con tu servicio de mesa. 

Mantel y servilletas, de Filocolore. Platos, boles y cuencos, de India&Pacific, y cubiertos y copas de agua, de Zara Home. 

3.

La luz del campo

Es la que da la mimosa. Su amarillo regala felicidad a todos los espacios. Como a este recibidor.

Pavimento de barro cocido, puerta de entrada, de Antigüedades Ana y Belén, consola de anticuario y una alfombra, de Tailak.

4.

Más calidez

El amarillo de la mimosa lleva la luz cálida del sol. En ambientes blancos, los hace más acogedores. Sofás diseñados por Anna Taberner y mesa de centro en Luzio.

5.

Gran formato

La hortensia tiene esto, que allá donde la pongas, destaca. Sus grandes grupos de flores son vistosos y quedan bien en ambientes de todos los estilos. 

6.

La Provenza en casa

Por color y por aroma. Un jarrón con lavandas perfumará tu casa y dura y dura. Nos encanta.

7.

Toques delicados

Hay espacios con mucha personalidad. Decorarlos con ramos muy cargados sería abigarrarlos demasiado. Mejor, ligeros, como los de paniculata. Casa reformada por la arquitecta Clara de Castro. 

8.

Casi transparentes

La paniculata es delicada y muy decorativa. Sus flores, aunque pequeñas, llenan mucho. Si la colocas en jarrones de cristal, el conjunto será suave y muy luminoso.

9.

¡A todo color!

Un ramo de ranúnculos y tulipanes puede ser tan colorista como desees porque encontrarás estas flores en cualquier tono que puedas imaginar. 

10.

Flower DIY

Crea tu propio conjunto de jarrones. Con tres pequeños tarros de cristal rodeados con una blonda puedes conseguir una composición tan graciosa como esta con ranúnculos. 

11.

Blanco y radiante

Una combinación delicada y muy luminosa también. Narcisos blancos, hortensias blancas y ramas de eucalipto gris.

12.

Una única

Única porque lo es. La peonía tiene un halo de romanticismo difícil de igualar. Sus pétalos parecen de papel de seda... Solo dos peonías en un pequeño jarrón y mira qué belleza. 

13.

Un jardín holandés

Amarillos, los tulipanes darán mucha vida a tu terraza. Combinados con flores pequeñas moradas, el conjunto es campestre y vivaz.

14.

Azul y rosa

¿Que no quedan bien? Mirando este detalle nadie lo diría. Además, aportan luz a este baño de tonos oscuros. Los tulipanes tienen los tallos muy flexibles y su caída queda muy decorativa.

15.

¿Grandes espacios?

Decóralos con ramos que tengan presencia. Altos, con mucho verde, como este realizado con liliums y ramas de eucalipto. 

Mesa y sillas, de Mercantic. 

Nos encantan los ambientes con flores. No hace falta que lo juremos. Si entras en cualquiera de nuestras galerías de imágenes, lo comprobarás. ¿Por qué? Porque dan encanto, color, luz y vida. ¿Quieres ver nuestra lista de flores favoritas? ¿Coincide con la tuya?

1. Rosa, un clásico que nunca falla

Una sola rosa en un pequeño jarrón es suficiente para dar un toque elegante a cualquier rincón. Dura entre 7 y 10 días si vas cambiándole el agua. Sea invierno o verano, la encontrarás en las floristerías y con ella nunca fallarás cuando tengas que hacer un regalo.

¿Sabes qué?

Si haces un ramo exclusivamente de rosas, tendrá sobriedad. Y si las combinas con otras de más movimiento, podrás darle un aire más campestre y más romántico.

2. Azucenas para ramos de altura

Junto con los tulipanes y los narcisos, las azucenas o lirios son los bulbos más apreciados. Si las quieres plantar en tu balcón o terraza, pide en la floristería una tierra abonada y que permita drenar bien el agua. Si la plantas en otoño, tendrás flores en primavera.

¿Sabes qué?

Sus tallos pueden llegar a medir 2 metros de altura, así que son perfectos para composiciones que llenen.

3. Hortensias ¡y viva el descaro!

¿Buscas discreción? Pues te has equivocado de flor. La hortensia ha nacido para que se vea. Eso sí, te regala la posibilidad de elegirla en colores muy suaves: de blancos a azules. Si tienes un balcón no muy soleado, es la planta ideal. Pero déjale espacio porque crece ¡a lo grande! Que la maceta tenga por lo menos 30 cm de diámetro.

¿Sabes qué?

Según sea el ph de la tierra en la que las plantes, será su color. Si es más alcalina, saldrán flores blancas; si es más ácida, azul y si el ph es neutro, rosadas. Pero también puedes manipular su color con compuestos químicos que encontrarás en floristerías.

4. Paniculata y... ommmmmm

¡Qué curioso! Está en toooodos los ramos de novia y sin embargo la llaman "pillanovios". En cualquier caso, hoy no la queremos para ninguna boda sino para darle a nuestra casa mucho encanto. La encontrarás todo el año y a un precio muy asequible, y quedará perfecta en cualquier ambiente aunque donde encaja como anillo en dedo es en espacios rústicos y vintage.

¿Sabes qué?

Tiene poderes curativos. Dicen que los ambientes decorados con paniculata transmiten calma emocional.

5. Lavanda, el ambientador natural

Puedes disfrutar de ella todo el año. Decora y perfuma tus rincones con ramos frescos y cuando la flor esté madura, corta los tallos por encima de las hojas lo más largos posible. Apriétalos bien con un cordel y cuélgalos boca abajo en un lugar seco y oscuro durante 3 semanas.

¿Sabes qué?

Un ramito de lavanda en tu dormitorio y dormirás como un niño porque actúa como sedante natural.

Durarán más si...

  • Las alimentas: echando en el agua del jarrón dos cucharadas de vinagre de manzana y dos de azúcar.
  • Les das de beber: cortando los tallos en diagonal –en un ángulo de 45º– para que absorban mejor el agua.
  • Las proteges: del sol directo o de las corrientes de aire, y ponlas en un lugar fresco.
  • Les das aire limpio: para ello, debes evitar colocarlas cerca de recipientes con fruta porque emiten gas etileno y este acelera el envejecimiento de las flores.

6. Ranúnculos: un color para cada estancia

Hay infinidad de colores para que elijas el que quede mejor en cada espacio de tu casa. La abundancia de sus pétalos rizados les dan un aire delicado y combinan perfectamente con cualquier otra flor.

¿Sabes qué?

Para que te aguanten más tiempo en jarrón, no pongas demasiada agua y retira las hojas que salgan en la parte inferior del tallo.

7. Narcisos, solos mejor

Si los compras en floristerías, elige los ejemplares de flor más cerrada para que te duren más tiempo aunque, realmente, son flores muy duraderas: hasta 20 días puedes tenerlas en ramo si no hace demasiado calor. ¿Un consejo? Sácalas de noche al exterior; el fresco mantendrá las flores bonitas.

¿Sabés qué?

Si quieres combinarlos con otras flores, que sea en jarrones distintos, como aquí, porque los tallos de los narcisos (en el jarrón pequeño) emiten una sustancia que acorta la vida de las otras flores.

8. Peonía, la novia de las flores

Y es que entre las flores del "sí, quiero", las peonías triunfan. Porque son bellas, románticas y por su significado: prosperidad, buena salud y matrimonio feliz. La podrás encontrar todo el año en las floristerías pero su momento es en mayo y junio.

¿Sabes qué?

En Japón resguardan las floraciones tempranas de la nieve con un caparazón decorado porque cada flor es un tesoro. Compruébalo colocándola en un simple jarrón de cristal. ¡Estilazo!

9. Tulipanes con estilo nórdico

Son elegantes por su porte estilizado, resistentes y se adaptan a cualquier tipo de decoración, desde las más sofisticadas a las más naturales. Cualquier estancia será buena para colocarlos. En el salón, los tulipanes blancos quedarán perfectos; en el dormitorio, en tonos pastel; en cocina y baño, si tienes colores oscuros, en claro, y si son claros, verdes, amarillos, etc.

¿Sabes qué?

Puedes conseguirlos incluso de color negro. Hay menos de 10 variedades pero son de las más llamativas y apreciadas. Para decoraciones realmente atrevidas.

10. Mimosa para el frío más cálido

Cuando llega el invierno no pienses que empieza la sequía floral. Es el momentazo de la flor más cálida: la mimosa. De amarillo intenso iluminará el espacio.

¿Sabes qué?

En recipientes vintage y espacios retro y rústicos, dará un toque nostálgico.

Disfruta de estos bellezones naturales en la galería de fotos e inspírate para elegir el ramo perfecto para tu casa. Esta primavera ¡que no falten las flores! Y si quieres ver más flores no te pierdas los preciosos ramos para esta primavera de los estilistas florales que más triunfan en las redes.