19 /27

1.

Arena y madera, un tándem perfecto

00486937 Salón en tonos arena con vistas

Si acompañas el color arena con el suelo y las vigas de madera el espacio parece uno gracias a que sus tonalidades son muy parecidas. En este comedor con vistas las interioristas Begoña y Berta Garrido han sumado, además, las persianas, las sillas de fibra y textiles en tonos tierra. 

Butaca de lino, de Sosters Studio con telas de La Maison, en Calma House. Mesa de centro, en Sosters Studio. Sillas del comedor, en Azul Tierra. 

2.

Colores tierra en el porche

00516935 Porche en tonos arena

La interiorista Meritxell Ribé ha diseñado este comedor exterior situado en el porche para que muestre su versión más natural: los suelos de barro recuperados, el banco de obra o el color arena de la pared. Todo te conecta con la tierra, te relaja y desconecta.

Mesa y sillas, de Kettal. Lámparas, de Marset. Cojines, de India & Pacific. 

3.

Acentúa el color arena con fibra

00531366 Salón con mesa de madera y cortinas de esparto

Junto con la madera, la fibra es otro buen aliado del color arena. Y para muestra, valga este salón decorado por la interiorista Marta Tobella. El suave tono de los muebles se funde con la alfombra y las cortinas de yute, los cestos y los textiles más tostados.

Sofá y puf, de Grassoler, en Sacum. Alfombra de yute, de Hamid. Mesa de centro, diseño de la decoradora. Alfombra de lana, de Papiol. Cortinas, en Ombra. Plaid y cojines, de Filocolore y Home Design.

4.

Adapta la decoración al color arena

0490

¿Cómo puedes llevar este color a tu salón? Con buenas ideas. Por ejemplo, pinta las paredes de color arena, retapiza los sofás y laca la mesita de centro en un tono topo. Es lo que hizo en este de la imagen la interiorista Gloria Borrás quién, además, conservó el papel pintado tostado, colocó unos estores y unas butacas que le van de maravilla.

Sofá tapizado por Tapicería Díaz. Mesa de centro, de Ebanistería Manzanares. Butacas, de Merc & Cía. Estores con telas de Yutes.

5.

Con un revestimiento de piedra natural

00530527

Si tu casa de campo conserva detalles de su construcción original ¡manténlos! Fue lo que hizo la interiorista Belén Ferrándiz en este salón en el que predominan vigas y una pared de piedra natural cuyo tono arena le da ese punto acogedor que tanto nos gusta. Lo acompañó con detalles de fibra y mobiliario neutro.

Sofá gris, de La Redoute. Mesas redondas, de Tiendas Pardo. Alfombra, de Ikea. 

6.

Acogedor y luminoso: pinta el salón en color arena

00437003b

El color arena es el protagonista de este otro salón, donde lo envuelve prácticamente todo con su equilibrio perfecto entre calidez y luz. Presente en techo, paredes y suelo, la sensación es que te arropa para que te sientas a gusto.

Sofás y mesa de centro, de India & Pacific. 

 

7.

El color arena armoniza con verdes y azules

00531417 Salón en tonos arena

Si quieres pintar tu salón en un color arena, opta por un blanco roto o crema con ligeros matices terrosos. Es lo que hicieron en este salón las interioristas Marta Jáudenes y Olivia Reina quienes lo acentuaron con el uso de madera, fibra y algunos detalles. Fíjate en las cortinas de lino, los cerramientos de las ventanas o los marcos de los cuadros. Complementos en verdes y azules equilibran y refrescan el ambiente.

Sofás modelo Albert, de Atemporal. Mesa de centro y escritorio, de Tot Interiors. Taburete, de Let's Pause. Butacas de ratán, en MIV Interiores. 

8.

También te transporta a la playa

00505570 O

Decir color arena y pensar en una playa es todo uno. Pero ¿sabías que este color está lleno de variantes? Las sensaciones que te transmiten las arenas blancas de El Hierro o las más tostadas de Cambrills o Salou son muy diferentes. La interiorista Clara Masllorens nos transporta en este salón comedor a la mismísima Costa Dorada. Su aspecto rústico, acogedor con las vigas, la chimenea... y sus cambios de tonalidades con la luz te hacen sentir tan cómoda en su interior como en una playa.

Sofá, de Casual Solutions. Mesas de centro, de Coco-Mat. Puf, de Calma House. Cortinas, de Filocolore. Alfombra, de Cado. 

9.

Un comedor en sutiles tonos arena

00518457 Comedor en color arena

Pintar las paredes en un tono beis te traslada de inmediato a una playa de fina arena, pero a veces la elección de un mobiliario determinado es suficiente. Mira qué forma tan sutil de decorar un comedor en tonos arena. Las sillas de roble, la consola, el mural del fondo junto al suelo de madera transmiten una sensación de relax muy placentera.

10.

Paredes de color tierra

Decorar-con-fotos. Fotos-de-árboles-en-b/n-00490775

Si te gustan los tonos más anaranjados del color arena, esos que te invitan a soñar con los desiertos de Jordania, Australia o con el mismísimo planeta Marte, puedes llevarlos a tu salón a través de la pintura pero también ayudándote de los textiles: fundas de sofás, cojines... ¡Mira lo bien que armoniza con grises y toda la gama tierra!

11.

Una librería muy soft

salon-con-estantería-en-madera-a-medida-00503923

¿Más formas de llevar el color arena a tu salón? ¿Qué te parece con un mueble XL de madera clara? Puede ser una vitrina o, como aquí, una generosa librería de roble macizo que ocupa toda la pared. Va arropada con textiles en lino, fibra y un banco con almacenamiento.

Librería y banco, de Fustería Sais. Puf de lino, de Lo de Manuela. Mesas, de India & Pacific. Butaca, de Crearte. Alfombra, de Cado. 

12.

Textiles en color arena

00495595 Cojines en color arena

Si tu sofá es blanco o gris claro, llénalo de cojines en color arena mezclando diseños lisos y estampados. Si son de lino, mucho mejor. Verás cómo de inmediato la estancia adquiere una presencia mucho más cálida y acogedora. Enfatiza esa sensación con plaids del mismo tono.

13.

Pavimentos para zonificar

00492079 Suelo en tonos arena

Si quieres actualizar tu suelo, fíjate en este porque reúne dos tendencias súper actuales: los motivos geométricos y el color arena. Lo ha elegido la interiorista Miriam Barrio en esta cocina: una baldosa cerámica en tonos blanco y arena que enmarca el comedor y lo delimita de las zonas de paso revestidas de madera de roble. "Si combinas suelos, zonificas" — asegura Miriam.

Parqué de roble y baldosa de cerámica, de Azul Acocsa. Silla Henriksdal, de Ikea.

14.

Papel pintado en arena tostado

00518497 Salón con papel pintado en tonos arena

Revestir las paredes con papel pintado en un tono arena tostado llamará poderosamente la atención, allí donde lo pongas. Este, ubicado en el salón, focaliza la zona de lectura. El resto de paredes se han pintado en un tono arena suave. ¡La mezcla de pintura y papel funciona!

15.

Sensación de unidad

00525487 Comedor en tonos tierra

Si quieres lograr homogeneidad en tu salón comedor, lo mejor es aunar suelo y paredes con un mismo material o tonalidad. Es lo que ha hecho la interiorista Júlia Casals en este de la imagen con pintura a la cal en las paredes y suelo de microcemento. Ha unificado ambos materiales en un suave tono beis arena que proporciona una atmósfera súper agradable.

Mesa de fresno diseño de la decoradora. Sillas naturales tejidas a mano, de Casamitjana, Lámparas de techo, en Punto de Luz. Cortinas de lino, de La Maison. Suelo de microcemento, de Tropcret.

 

 

16.

El suelo se sube por las paredes

00437007b

En esta cocina, obra de Damián Ribas, el color arena va del suelo a la isla llegando a las paredes sin una sola junta gracias al microcemento. La parte superior se ha rematado con pintura utilizando también un tono beis.

Mobiliario, de Deulonder Arquitectura Domèstica. 

 

17.

Un comedor para relajarse

00508679

En este salón donde predomina el blanco, la interiorista Mireia Pla ha querido destacar el comedor utilizando ese suave tono arena siempre infalible: en la madera recuperada de la mesa y los bancos, en la fibra de la lámpara suspendida, en el lino del mantel y en el cemento pulido del suelo. Alfombras y cojines prolongan su presencia en distintas tonalidades hasta la zona de estar.

Mesa y bancos, realizados a medida por Mercantic. 

18.

Una cocina súper cálida

00531411 Cocina en tonos tierra

¿Te gustaría pintar tu cocina en color arena pero no te imaginas el resultado? A lo mejor te ayuda esta propuesta de la interiorista Marta Tobella, quien no solo lo ha utilizado en paredes y techo sino que lo ha elegido en el mobiliario de cocina. Estantes de madera, piezas de fibra ¡y hasta pequeños electrodomésticos! lo subrayan. 

Mobiliario, de Qcuina. Alfombra de yute, de Carolina Blue. Sillas, de Misterwills. 

19.

Cocina panelada en color arena

00531335

Ahora que tanto se llevan las cocinas paneladas que ocultan los electrodomésticos para dar una mayor sensación de orden, te encantará esta propuesta de la interiorista María Just: emplear frentes de madera en un color arena que le de esa sensación de calidez. Con pequeños contrastes de blanco —en el techo y antepecho, por ejemplo— el éxito está asegurado.

Mobiliario diseño de la decoradora, realizado por Fustería Ramón Cornellá. Encimera, de Neolith. Alfombra de yute, de Calma House. 

20.

Cuando el color arena se sofistica

00464749 Dormitorio en ocre

Si te gustan los colores fuertes, te encandilará este dormitorio cuyas paredes se han pintado en un tono arena potente llegando a alcanzar el grado de ocre. Eso sí, si lo utilizas rebaja las tonalidades de la ropa de cama, elige blancos y beis claritos ¡y darás en el clavo!

21.

Un dormitorio ideal para relajarse

PANO-566-567

¿Para dormir y relajarte prefieres tonos suaves? El tono beis perlado que Gloria Borrás ha empleado en las paredes de este dormitorio te hará conciliar el sueño ipso facto. En este caso, se ha dinamizado la cama con colchas y plaids en tonos contundentes, como mostazas combinados con grises azulados.

Lamparitas, de Little House. Cuadros, de Coton et Bois. Ropa de cama, de Filocolore. Cojín de rayas, de Gancedo. Cojín y plaid azul, de La Maison.

 

22.

Busca el contraste

00501702

Una cama vestida en blanco y arena invita al descanso. Es perfecta en invierno, ya que crea una atmósfera acogedora, y en verano, porque el blanco da el matiz fresco al conjunto. La interiorista Natalia Gómez Angelats, además, ha revestido la pared del cabecero con un papel pintado en un tono arena tostado jugando a los contrastes.

Cabecero, mesita de noche y lámpara de techo, diseño de la decoradora. 

23.

Casi casi sobre la arena

00437014b

Dormir en esta habitación color arena es como hacerlo en la playa: por la presencia de esa tonalidad y la base de obra de la cama. El rosa le da un delicado toque femenino.  

Lámparas aplique, de Cottage Little House. 

24.

Un baño sencillo en color arena

00523142 Baño en tonos tierra con espejo negro

Y para el baño, ¿también se puede usar el color arena? Si te gustan los espacios naturales, sencillos y cálidos es una buena apuesta. En este de la imagen, la interiorista Elba Danel consigue darle ese aspecto gracias al microcemento que se extiende por suelo y paredes. Y ha utilizado detalles en negro —grifería, espejo, toallero, alfombra— para contrarrestar tanta claridad. 

Mueble de madera maciza a medida y espejo en hierro, de Nordal. Lavamanos de piedra, de Mosavit. Grifería monomando, de Bathco. Revestimiento de microcemento Micro-Stuck de Butech, en Porcelanosa.

25.

Un baño de diseño continuo

orden-banos-00497697 O

¡Mira qué buena idea! Aprovechando las paredes de microcemento, a las interioristas Chari Manzano y Marta Herrera se les ocurrió hacer una estantería de obra del mismo material. Gracias a ellas y a los muebles en color arena este baño presume de uniformidad. 

Mobiliario, de Chari Manzano Interiorismo.

26.

A juego

00471081b

Arcilla, tierra, piedra... Los colores de la misma gama congenian. Con maderas de tonos intermedios, como el color miel de este mueble bajolavabo, resultan cálidos y a la vez luminosos.   

27.

Arena y blanco, un dúo ganador

00366573b

Ambos colores viven un eterno idilio por lo que juntarlos es un acierto seguro. La calidez del arena queda matizada por el frescor y la sensación de higiene del blanco, siendo una opción perfecta para las toallas del baño, como estas de la imagen. 

El color arena es un todoterreno. Su pátina es atemporal y, en función de con qué colores y materiales lo combines, tiende más a beis o a tostado. Es un color que destaca por su vínculo con la naturaleza, de ahí que armonice a las mil maravillas con los muebles de madera —especialmente de roble, por su tonalidad intermedia—, suelos de barro, fibras vegetales o tejidos naturales. Pero no solo le sienta bien a las decoraciones de corte rústico o campestre, sino también a las más urbanas o contemporáneas que buscan atmósferas armónicas y relajadas visualmente.

Además, en opinión del interiorista Pepe Llaudet, el color arena está "lleno de matices, mantiene el equilibrio entre los grises y los ocres en su punto justo y eso le otorga la neutralidad necesaria para combinarse con colores más llamativos como el rojo, el verde o el azul. Además, es especialmente sensible a la claridad y se transforma de forma radical, según la fuerza y el tipo de luz que incida sobre su superficie, cogiendo tonos verdosos, azulados y violáceos dependiendo de su entorno”.

Todo esto le convierten en un color que queda bien en cualquier espacio. ¿Te animas a ponerlo en tu casa?

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.