35 /50

1.

Las cestas, grandes aliadas del orden

En el salón, una cesta de fibra o textil es decorativa y te ayudará a organizar las mantas y algunos cojines. También, las revistas o los mandos de los aparatos audiovisuales. Son multiusos. ¡Tienes que tenerlas ya!

Sofá de MC Sofás, mesa de centro de Bloomingville y butacas de caña de Valentia Shop.

2.

La decoración de la mesa de centro

Suele ocupar un lugar central, como su nombre indica, y la vista se va hacia ella. Si lo que coloques encima está bien ordenado, te ayudará a que esa sensación se transmita a la estancia en general. Dos trucos para una mesa de revista: agrupar en montones y usar cajas bonitas.

Sofá a medida diseño de Pepe Llaudet y mesa de centro de India & Pacific.

3.

Televisor fuera de la vista

Ocultar este elemento detrás de un panel corredero liso funciona. Cuantos menos objetos haya a la vista, mayor es la sensación de orden.

Mesas de centro de Ikea y Maisons du Monde, butaca tapizada con tela Romo Shara Driftwood y Kravet Denman y alfombra de Francisco Cumellas.

4.

¡Debajo hay sitio!

Varias cestas bonitas te darán un respiro. Colócalas debajo de un banco y protegerás del polvo lo que guardes dentro de ellas.

Mesas auxiliares de Maisons du Monde, taburete de bambú en Deco & Living y alfombra de Kenay Home.

5.

El diseño de la librería

¡Apuesta por una librería que fomente el orden! Lo mejor es optar líneas simétricas, un diseño muy cuadriculado y compartimentos del mismo tamaño o similar.

Librería de DM lacado y sofá de The Room & Co, alfombra en Alterra y pavimento de Jatoba.

6.

Más orden si todo está a la vista

Las vitrinas son muebles perfectos para almacenar el menaje, pero si va a estar a la vista, deberás prestar especial atención al oden. Así que si no te ves capaz, mejor opta por armarios de frentes opacos.

Butacas y mesa de centro de Oficios de Ayer.

7.

Librerías del mismo color que la pared

Si la librería de obra está pintada en el mismo tono que la pared en la que se ubica, dará unidad. Cuantos más cambios de color, más sensación de desorden.

Mesa en Maisons du Monde, sillas, alfombra y librería de Pladur de Natalia Zubizarreta, butaca de Bazar y lámpara de pie de Pratka.

8.

Cuantos menos trastos por medio, mejor

Se trata de que las zonas de paso queden desejadas para potenciar la sensación de orden. Y para esto hay que planificar. Por ejemplo, ¿que vas a colocar un par de pufs junto a la mesa de centro? Piensa en soluciones de obra para que queden recogidos cuando no los uses.

Mesa de centro y cómoda en Coton et Bois y lámpara en Sacum.

9.

Soluciones de obra

Es la mejor manera de aprovechar el espacio y crear espacios extra de almacén, como aquí. Un banco que oculta bajo el asiento un valioso hueco.

Sofá de Cuirs, mesa de centro de Sacum y lámpara de pie en Coton et Bois.

10.

Este salón presume de orden

La librería a medida de la pared, en cuadrícula, ayuda a tener libros y objetos decorativos bien organizados. Pero además, se integra un rincón de trabajo en ella.

Sofá de Miki Beumala, mesa auxiliar de La Maison, sillas y lámpara flexo en Sacum y librería y escritorio diseño de Marta de Carreras.

11.

Los mandos, en una caja

Tienen que estar a mano pero eso no significa que tirados en el sofá. Guárdalos en una caja, todos juntos, o dentro de un cajón. Y esto sirve también para otros dispositivos electrónicos.

12.

Despeja y vencerás al caos

Si te cuesta mantener el orden o tiendes a acumular, con más razón mantén las superficies de los muebles despejadas. Solo con los adornos justos.

Aparador de Antic Rocamora y lámparas de techo de Pomax.

13.

Mantén el orden lógico en los cajones

Porque aunque no se vea el interior del cajón más que cuando lo abres, te ayudará a localizar a la primera lo que buscas. Guarda las velas con las velas y los cables con sus gemelos.

14.

Mesas con almacenaje debajo

Cuando escojas la mesa de centro o alguna auxiliar ten en cuenta que los modelos con baldas bajo el sobre ofrecen un espacio extra para guardar.

Sofás de Miki Beumala, mesa de centro diseño de Marta de Carreras, alfombra de B&B y mesa auxiliar de La Maison.

15.

Debajo hay hueco, ¡aprovéchalo!

Y en el caso de que la mesa de centro o la auxiliar sea un diseño ligero con espacio entre el suelo y el sobre, coloca un cesto y guarda dentro lo que necesites. Quedará muy disimulado.

Mesa de centro y auxiliar de Bois et Fer, sofá en Tellechea, alfombra Geometrika de KP y butacas y puf tapizados en Deco Lur Sofá.

16.

Mesas auxiliares que fomentan el orden

Desde luego que puedes escoger un modelo de mesa que sea dos en uno: decorativa y funcional. Suelen ser diseños que al levantar la tapa te permiten guardar tesoros en su interior. Esta tipo cesta deja ver lo que guardas.

17.

Y como mesa, un baúl

Es una solución genial para mantener el orden en el salón. Mete dentro lo que no quieras que se vea pero que te da pena tirar. Un baúl es una mesa de centro perfecta, también auxiliar.

Sofás tapizados por Manuel Igeño, baúl en Fronda, lámpara de sobremesa en El Globo y de pie en Lámparas Potosí.

18.

Frentes lisos, más orden visual

Los colores y las texturas que más favorecen la sensación visual de orden son los claros y lisas, respectivamente. Así que si no eres un adalid del orden, hazte fiel a ellos. Es un truco que la vista agradece.

Sofá a medida de Tapicería Gavá y mesas de centro en Tierra Extraña.

19.

Alíate con las cajas

Hay diseños tan bonitos que no hace falta que las guardes en un armario. ¡Lúcelas! Lo mejor es apilarlas de mayor a menor tamaño y organizar en ellas esos pequeños objetos que nunca sabes dónde poner (pilas, instrucciones, garantías…)

20.

Más objetos de gran tamaño

Es otra de esas ideas que debes anotar: un objeto decorativo de gran tamaño, llena más y evitará que pongas otros varios pequeños que ocupan las superficies y hacen que la sensación de orden disminuya.

Mueble bajo de Treku, cuadro de Joana Santamans, sillón de ratán y alfombra de Meritxell Ribé-The Room Studio.

21.

Agrupa en bandejas

Cualquier superficie parecerá más organizada si agrupas varios objetos sobre una bandeja o plato. Visualmente, es como si se convirtieran en un único elemento.

22.

Cojines bien colocados y fundas estiradas

Se acabó el levantarse del sofá y dejarlo de aquella manera… el orden visual pasa por ordenar los cojines y estirar las fundas de los asientos.

Sofás de Ikea, mesa de centro de Coton et Bois y alfombra en Gra.

23.

Ventanas bien vestidas y cortinas colocadas

Como en el caso de los cojines del sofá y de las fundas de los asientos, presta atención a las ventanas. Los estores deben estar levantados a la misma altura y las caídas recogidas de igual manera a cada lado de la ventana.

Sofá de Casadesús con tapicería de Froca, mesa de centro diseño de Pía Capdevilla y alfombra en Gra.

24.

Muebles con capacidad de almacén

Si necesitas ordenar, en lugar de una mesa auxiliar convencional junto al sofá, coloca un mueble tipo estantería mini que te permita organizar algunos libros y tener la lámpara y el teléfono a mano.

25.

Busca la simetría

En este salón, dos librerías idénticas a cada lado de la chimenea y dos sofás enfrentados.

Sofás en Merc&Cía, mesa de centro de Taller de las Indias en India & Pacific, estantería de madera, espejo, puf y mesa auxiliar de NF Asian, lámpara de sobremesa en India & Pacific, estor de lino de Güell-Lamadrid y alfombra en Francisco Cumellas.

26.

Los números pares ponen orden

Así que mejor dos que tres. Aplícalo tanto en los muebles auxiliares como en los objetos deco.

Sofás diseñados por el interiorista Abel Pérez Gabucio de Àbag Studio, butacas de Heerenhuis Manufactuur, mesa de centro de Versmissen Furniture & Decoration, cojines de La Maison y Matèria y lámpara de sobremesa de Thai Natura.

27.

Composiciones de cuadros ordenadas

Para que las paredes también reflejen orden, busca crear una cuadrícula con los marcos y usa las mismas molduras.

Mesa de centro, aparador y alfombra de ID Design, butaca de Sacum y cuadros de ID Design, Kenay Home, Sacum e Ikea.

28.

El hueco de debajo de la escalera

Es una ubicación perfecta para ganar espacio de almacén y no pasa inevitablemente por un mueble a medida. Cuando la escalera se encuentra en el salón, coloca debajo un mueble de cajones.

Cómoda y lámpara en Coton et Bois y alfombra en Gra.

29.

Aprovecha la zona superior de las paredes

Por ejemplo con baldas o estantes corridos. En la zona superior no llenan demasiado y te ayudarán a organizar libros.

Sofá realizado a medida de Sancal, mesas de centro de Brucs en Sacum, lámpara de pie de Marset, alfombra en Gra, mesa de comedor en Brucs, sillas de Vergés y lámparas de techo en Pia Caldevilla Interiorismo.

30.

Guardar la leña

Si tienes una chimenea y almacenas algunos troncos en casa, esto puede generar mucho desorden. Diseña un espacio a medida junto a la chimenea para organizar la leña.

Sofá en La Casa de la Abuela, mesa de centro importada de China, alfombra en La Tartana, estores en Tapiluz, lámpara de pie de Etno Design y suelo en Gesmacon.

31.

Todo un frente de armarios

Como si se tratara de una pared mágica con muchas puertas que abren un mundo de posibilidades al orden. Al crear módulos de almacén en toda una pared y al mismo nivel se integran perfectamente en la decoración.

Lámpara de sobremesa en Cottage Little House y sillas en India & Pacific.

32.

Los muebles de cajones también son para el salón

Porque te ayudan con el orden con sus múltiples compartimentos, eso sí, para que sea efectiva su capacidad debes elegir el tamaño de los cajones en función de lo que quieras guardar. No ocupan los mismo algunos papeles que los manteles.

Butacas tapizadas en Anmoder, lámpara de El Chinero y taburete de Pomax.

33.

Falso: los muebles de gran capacidad son muy pesados

Si la línea es recta, sencilla, casi minimalista y de frentes lisos y sin tiradores, puedes tener capacidad para ordenar y que el salón no se llene.

Mesa de centro y alfombra en El Mercader de Venecia, mueble bajo y apliques diseño de Laura Masiques de Mardalba Interiors y butaca en India & Pacific.

34.

Cajones con mucho fondo

Aquí hay un riesgo: llenarlos demasiado o desperdiciar espacio. Más que nunca, debes ordenar su interior por capas, lo más pesado en la base y ayudarte de cajas para compartimentar.

35.

Los muebles cerrados son perfectos para el orden

Porque puedes guardar lo que se te ocurra y no se ve. Es como quitar el caos de la vista. Además, si planificas bien el interior se adaptará perfectamente a las necesidades de almacén, como este diseño a modo de mueble bar.

Sofá de Flexform, puf de Matèria en ID Design, librería diseño de Àbag Studio y cortinas de lino en Gancedo.

36.

Banco y módulo de almacén

Esta casa ha sido reformada por la arquitecta Mar Marcos con ideas perfectas para ordenar en el salón. ¿Banco o mueble de los audiovisuales? Ambos. El banco aprovecha la zona inferior con puertas para que ordenes rápidamente el salón, guardando lo que está fuera de su sitio.

Mesas de centro en Matèria y silla de loneta en La Maison.

37.

Las revistas bien organizadas

Puede que los últimos números de tus revistas preferidas los tengas a mano en el revistero, pero los anteriores que guardas porque te encanta releer, preferiblemente en archivadores. No acumules por acumular en el revistero.

38.

Librerías con cajones o puertas

Siempre resultan más prácticas y dan más opciones de almacén. Es una buena opción que la zona baja o la alta queden cerradas con cajones o puertas. Te ayudará a mantener el orden.

Chaise-longue de Maisons du Monde.

39.

En el salón también hay armarios

Y de suelo a techo. Si es el lugar de la casa donde puedes ganar espacio de almacén, haz un armario en la pared con unas bonitas puertas, incluso a modo de vitrina. Los cristales translúcidos no dejan tan a la vista el contenido interior del mueble.

Sofá de MC Sofás, butacas de caña de Valentina Shop y pieles de Taimo.

40.

No guardes menaje en módulos bajos

Porque te costará acceder a él cuando vayas a cogerlo y corres el riesgo de que se rompa una pieza ya que tendrás que agacharte. Y es que no se trata de ordenar sin más, sino de pensar cuál es el sitio más adecuado y lógico para cada cosa.

41.

Sofá con doble fondo

Bien debajo del asiento en sí o con gavetas que se extraen. Los asientos te ayudan a ordenar el salón, ya sean sofás, butacas, bancos o pufs.

42.

Una vitrina en el salón

Que deja a la vista parte del contenido interior. Alterna en tu vitrina o alacena, menaje y cestas. Y si no quieres que se vea, forra los cristales con papel pintado.

Lámpara de pie en Sacum y alacena del estudio de Meritxell Ribé.

43.

Respeta los espacios vacíos

Te parecerá mentira pero llenarlo todo no te ayuda con el orden. Mantén zonas vacías en la librería, huecos sobre la mesa, etc.

Librería lacada realizada por Jorma Design, butaca de lino de Paola Navone, espejo de Culdesac y pufs de Jaime Beriestain.

44.

¿Cómo ordenar los libros?

Si están a la vista en la librería, que mantengan un orden. Puedes hacerlo por autor, por estilo o por tamaños. Quizá está última forma de organizar volúmenes es la más vistosa y estética.

Sofá y cesto en Mïnities, alfombra de Ikea y mesa de centro de Sika Design.

45.

Un nuevo uso para las maletas vintage

De las que guardan muchas historias en su interior. Tú puedes usarlas para poner orden en el salón de una manera muy estética. Si apilas varias, tendrás una mesa auxiliar perfecta junto al sofá.

46.

Menos es más

No atiborres el salón de objetos y complementos. Esto solo hará que te sea más difícil la tarea de ordenar y de encontrar un sitio para cada cosa.

Butaca Butterfly diseño de Bonet, Kurchan y Ferrari, sofá de Miki Beumala, mesas de centro, alfombra y lámparas de Bárbara Aurell y mesas auxiliares en Matèria.

47.

Baldas, el truco para cuando todo queda a la vista

Es necesario que tanto los libros como los cuadros que vayas a colocar en los estantes queden rectos y bien apilados.

Sofás de Tapizados Formas y cojines en Matèria.

48.

Cestas en la librería

Y también en la vitrina. El caso es usarlas para guardar dentro lo que no quieres que se vea. A falta de cajones o muebles con puertas… ¡bienvenidas sean las cestas!

Vitrina Malsjö de Ikea.

49.

Mucho que ordenar en el salón

Ten en cuenta que no solo hay que guardar en esta estancia algunas mantas y algo de menaje sino también películas, discos de música, puede que la cámara de fotos, la tablet… Todo mejor dentro de un mueble o cajón.

50.

Deja que corra el aire dentro de los cajones

Si quieres, por un lado, alargar la vida del mueble y, por otro, que los manteles no salgan plisados cuando los vayas a usar, no llenes los cajones hasta arriba. Se trata de ordenar según la capacidad del mueble, ni más ni menos.

¿Tu salón acaba pareciendo siempre una leonera? ¿Crees que lo ordenas y a la semana como mucho vuelve a estar todo por medio? Tienes que encontrar la solución y eso pasa por ganar sitios para ordenar y tener las claves para hacerlo.

Tan importante como tener espacio es saber usarlo. Cierto es que los muebles con puertas ocultan en su interior el desorden, pero es mucho más agradable abrir un armario y que dentro todo tenga su lugar. En el caso de las vitrinas, alacenas o librerías no hay excusas. Todo queda a la vista. Y es aquí donde debes ayudarte de cajas y cestas para guardar objetos pequeños. Además, las cajas son unos sujeta libros perfectos, por ejemplo, en estantes. Así que son una pareja muy bien avenida para mantener el orden en el salón.

Por supuesto, las soluciones a medida o los muebles de obra te permiten aprovechar el espacio y ganar módulos. Un banco corrido con almacén en la parte inferior, por ejemplo, es una gran idea. Pero el no tenerlo no es una excusa para que te dejes llevar por el desorden. Puedes colocar cestos de fibra o textiles debajo de cualquier banco, una mesa de centro o auxiliar y aprovechar ese valioso espacio.

Y luego están los trucos para ganar sensación de orden que no están tan ligados a la capacidad de los muebles en sí. Se trata de esos aspectos, generalmente relacionados con el sentido de la vista, que influyen en la percepción de organización. Es el orden visual.

¿Qué trucos hay para conseguir
orden visual?

  • Mantener las superficies despejadas de cosas
  • Decorar con menos objetos de gran tamaño en lugar de muchos detalles más pequeños
  • Jugar con las simetrías o las repeticiones. Da equilibrio y sensación de orden
  • Las líneas rectas resultan más equilibradas y ordenadas
  • Respectar las zonas de paso