1 /10

1.

Se queda: colores suaves y relajados

00516926

La paleta que dominará los salones de hoy estará protagonizada por los colores suaves y relajados, con el verde a la cabeza. Una combinación cromática que transmitirá paz y serenidad. El verde es el color de la naturalza por excelencia y propone tantos tonos y matices para elegir que es casi imposible que no encuentres ninguno que te apasione. Puedes emplearlo en superficies amplias como las paredes o en pequeños elementos que aporten toques de color. Otros colores que también serán tendencia en 2022 son los rosas empolvados y los azules serenos.  

Sofá realizado a medida. Mesa de centro y lámpara de pie de Meritxell Ribé, en The Room Studio. Estores de Upholstery.

2.

Se queda: mesas redondas en el comedor

salon-comedor-mesa-redonda-00531341

Las mesas redondas se llevan la palma en los comedores que triunfan hoy. Y no es extraño, ya que ofrecen muchas ventajas. Además de ocupar menos y organizar mejor el espacio, los comensales tienen una buena visión de todos los que se sientan a la mesa, por lo que se favorece la interacción entre ellos.

Salón con mesa de comedor y sillas de Orquídea. Puf de Acevedo. Sofá con tapicería de Visual.

3.

Se queda: papel pintado de diseño floral

00483021 Flores en papel pintado grandes y pequeñas

A pesar de que lleva décadas acompañándonos, al papel pintado le queda todavía un largo recorrido en nuestras casas. Y también para decorar el salón, donde evoluciona para adaptarse a las tendencias del momento. En este 2022 triunfarán las paredes empapeladas con diseños florales, que aportarán una nota fresca y romántica a este espacio de la casa.

Sofá Stocksund de Ikea. Cojines estampados y papel pintado Magnolia Grove de Laura Ashley. Mesitas auxiliares, consola y lámpara, de Coton et Bois. Espejo de Cottage Little House.

4.

Se queda: materiales sostenibles

00526558

Dado que la sostenibilidad en la decoración de nuestra casa es un valor en alza, una de las tendencias que estará cada vez más presente en los salones de 2022 es el uso de materiales naturales y respetuosos con el medioambiente. Fibras vegetales, madera recuperada, revestimientos orgánicos y naturales cuya producción tenga un menor impacto en el ecosistema serán los materiales favoritos.

Sofás de Atemporal. Mesa de Brucs.

5.

Se queda: acabados en mármol

00497473 Triunfo del mármol y dorado (en mesas, estanterías, consolas...)

En los salones actuales, con tendencia a la decoración serena y un tanto minimalista, también hay espacio para poner toques de glamour a través de materiales tan elegantes como el mármol y los acabados en dorado. La clave del éxito es incorporarlos en pequeñas dosis como, por ejemplo, para una mesa auxiliar como la de la fotografía.

Mesas doradas con sobre de mármol y alfombra de pelo Goa, todo de El Corte Inglés. 

6.

Se va: ambientes recargados

00493545

El triunfo de los colores neutros y el fin de los ambientes demasiado recargados auguran para el 2022 una recuperación del interés por el minimalismo como concepto decorativo: espacios monocromáticos, ausencia de objetos superficiales y el gusto por la sencillez y la moderación serán algunas de las pautas con las que conviviremos en los salones a partir de este momento.

Sofá Vallentuna de Ikea. Cuadro de Merc&Cía. Estante de Leroy Merlin. Lámparas de fieltro de La Maison. Cojines de Gastón y Daniela, Matèria, Iddesign, La Maison y Calma House.

7.

Se va: alfombras estampadas

00456780-56cf2950-1893x2000 83423c18 1893x2000

Las alfombras seguirán siendo un clásico atemporal a la hora de decorar el salón por lo mucho que nos aportan. Sin embargo, sí que cambian las preferencias en cuanto a diseño o colorido. Los salones de 2022 abandonan los estampados para apostar por modelos en liso, esenciales y más versátiles. Ofrecen calidez y textura al ambiente sin recargarlo.

Mesa de centro en Matèria. Lámpara de pie de Superstudio. Silla de La Maison.

8.

Se va: paredes lisas y homogéneas

00482150

Transformar las paredes y dotarlas de encanto propio es el objetivo que se persigue en el salón de la fotografía, en el que la pared principal hace gala de un acabado en cemento de lo más decorativo. El resultado es interesante y original, gracias a la textura irregular de la superficie y a su color gris suave.

Sofás de Miki Beumala. Mesa de centro diseño de Marta de Carreras.

9.

Se va: muebles de líneas rectas

9-00449143 845730cf 1500x1052

Sobre todo en los muebles tapizados como los sofás, las butacas y los sillones. También en los pufs y en las mesas de centro. A partir de ahora los salones exhiben formas sinuosas y líneas curvas, en busca de un mayor confort y de ambientes más versátiles, menos duros, alejados de los esquemas decorativos cuadriculados. 

Sofá y puf de Arflex en BD Barcelona Design. Mesa de centro de Lares decoración. Baúl de Becara.

10.

Se va: cerramientos en negro

00449671

Aunque los elementos que separan el salón de otros espacios como la cocina o el comedor continúan estando de plena actualidad, en 2022 veremos cómo los cerramientos acristalados en negro van desapareciendo para dar paso a otros colores más luminosos. Como el blanco, por ejemplo, que se integra mejor con el tono de las paredes y crea un contraste menos radical. 

Sofá de Sancal tapizado con tela Sahara de Romo. Mesas de centro y auxiliar en Mercader de Venecia.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.