2 /14

1.

Crea un rincón de trabajo en el salón

Espacio polivalente 00519694

El salón es la estancia que nos puede resultar más cómoda si debemos montar un rincón de teletrabajo en casa, porque suele reunir las mejores condiciones de espacio y luz. A la hora de buscar la mejor ubicación, lo ideal es estar cerca de la luz natural. Pero evita darle la espalda, porque los reflejos en la pantalla te molestarían. Comprueba que tienes cerca enchufes y evita las zonas de mucho paso o cerca de la tele.

Sillas del comedor, de Crearte. Escritorio de roble realizado a medida. Lámpara flexo, de Catalina House.

2.

Como tener un despacho que invite a la concentración

Salón con zona de estudio 00531758

Si pegas el escritorio a la pared, como en este salón decorado por Paula Duarte, favorecerás la concentración, porque no te distraes mirando a lo demás. Además, tiene otra ventaja, y es que puedes aprovechar cualquier rincón 'muerto' del salón. 

Sofá, diseño de Paula Duarte, realizado a medida. Mesa de centro, modelo Alpes, de Brucs. Lámpara flexo, de Jieldé, y lámpara te techo, en Naluz. 

3.

Acierta con la mesa para que sea cómoda

Salón comedor con zona de trabajo 00528756

Lo ideal es que el mueble que uses como mesa mida entre 70 -75 cm de alto, al menos 45 cm de fondo y un mínimo de 90 cm de largo para que sea cómodo. Para poder sentarte sin problemas, entre la mesa y el siguiente obstáculo debe haber al menos 90 cm libres. 

Mesa, de Ethnicraft. Sillas, de Ton. Alfombra, de Farma Living. Escritorio, de Zara Home. Silla, en Bazar Decoración. Escritorio, de Zara Home. Silla, en Bazar Decoración. Lámpara blanca, de Aromas del Campo. Alfombra del estudio, de Zara Home. 

4.

Cambia la distribución y crea espacio para todos

Salón con dos sofás enfrentados 00464726

Hoy en día, más que nunca, necesitamos que el salón sea un espacio flexible. Cambiar la ubicación de algunos muebles nos ayudará a lograr que todas las actividades de cada día y de cada miembro de la familia convivan en armonía.¿Tienes el sofá arrimado a la pared? Valora reubicarlo y usar su trasera de separación de la zona de ocio y trabajo, por ejemplo.

Sofá modular Vallentuna, de Ikea. Mesas de centro, de Zara Home. Mesas auxiliares Lucas, y aparador Alma, todo de Brucs, en Sacum. También de Sacum, la mesa velador y la lámpara de sobremesa. Alfombra, de B&B y cortinas, de Zara Home.

5.

Una distribución que favorece la zona de tertulia

Plano de salón 00464730

Con esta distribución, con los dos sofás enfrentados, se favorece la tertulia o los momentos de relax para leer, descansar...

6.

Una distribución para una sesión de cine en familia

Plano salón 00464729

Al unir el sofá modular creando un gran sofá rinconero frente el televisor, se ha ganado una distribución perfecta para las sesiones de cine en familia.

7.

Aprovecha la luz e inventa una zona de relax

Mesas-de-centro-pequeñas 00511417

Deja que la luz natural te inunde de energía. Puedes quitar las cortinas o poner visillos, más ligeros, para que pase la luz. Para este agradable rincón de lectura, solo necesitas una colchoneta que te guste o unos cojines bonitos.

Sofá y mesa de centro, de Coton et Bois. 

8.

Habilita tu propia sala de cine en el salón

Salón con librería y chimenea que integra el televisor 0412648

Para ello, es básico ubicar bien los sofás. Lo ideal es ver la tele de frente: se evitan reflejos y el ángulo de 90º es el menos dañino para la vista. De hecho, la pantalla no debería salir del campo de visión de 120º. Por lo que, si cuentas con varios sofás, coloca el principal en paralelo al televisor.

Sofás, chimenea, mesa de centro, lámpara de pie y librería lacada, de Jeanette Trensig. Alfombra de Cotlin. Pavimento, de cerámica que imita la madera.

9.

Respeta la distancia entre el sofá y la tele

Salón con mueble de tele y gran sofá 00522739

Para evitar la fatiga visual, es básico respetar las medidas entre el sofá y el televisor: calcula separar el sofá 50 cm por cada 10 pulgadas del televisor. En el caso de los televisores 4K puedes reducir unos cm esta distancia porque la resolución es mayor.

Sofá y pufs, en Tapicería Deco Lur. Mesas de centro de madera de roble, de Ethnicraft. Alfombra de lana, de KP.

10.

Apuesta por piezas versátiles que te den más juego

Salón pequeño con mueble bajo de tele con dos puffs que quedan ocultos 00507387

Usa muebles que se abran y se cierren o que tengan varios usos para ponértelo fácil y no llenar el salón. Estos pufs, por ejemplo, sirven de asiento extra, de reposapiés y de mesa de centro. ¿Y lo mejor? Cuando no los necesitas, los guardas debajo del estante y el estar queda totalmente despejado.

Aparador realizado a medida según diseño de la Lory Hansen. Sofá con tapicería Hot Madison. Puffs, de Alonso Mercader. Alfombra, de Sika Design, en Home Design International.

11.

Alíate con mesas nido

Salón con mesas de centro redondas tipo nido 00516870

Su principal ventaja salta a la vista: tienes dos mesas en el espacio de una. Pero, además, dan mucho juego en el salón y flexibilizan el espacio según las necesidades. Una mesa puede servirte de centro y la otra de auxiliar, o incluso como zona de juegos de los niños.

Sofás, diseño de Pia Capdevila. Butaca, de Sacum. Mesa auxiliar, de Notremonde. Visillos, de Yute's y cortinas, de Gancedo. Mesas de centro metálicas, de Última Parada. Alfombra, de El Papiol. 

12.

Gana más zonas de asiento con un puff mullido

Detalle de puff mullido mostaza 00483121

Clases de pufs hay muchos. Pero si optas por uno mullido, como este, podrá servirte, además, de asiento extra o de improvisada colchoneta chill out para tumbarse. Además, al no ser rígidos puedes guardarlos bajo la mesa de centro o en un cesto. Si es desenfudable y con un tratamiento antimachas, mejor.

13.

Busca un sitio en el salón, también, para los niños

Salón con niño y librería 00300614

¿Tus hijos juegan y hacen deberes en el salón? Busca un sitio para sus juguetes, sus carpetas y sus libros favoritos. Los cestos y las cajas son un gran aliado y te servirán para que no esté todo a la vista. Resérvales una mesa pequeña y, eso sí, enséñales a mantener el orden y a dejar cada noche el salón recogido.

14.

Juega con las alfombras para crear su zona de juegos

Detalle de niño tumbado en el salón sobre alfombra y con puffs 00376714

Las alfombras son geniales en la zona de juegos de los niños. Normalmente, les gusta estar en el suelo y la alfombra te ayudará a delimitar el espacio. Puedes decirle que sus juguetes se quedan "dentro de la alfombra". Además, así los peques no se enfrían. Las de poliamida, algodón o lana son muy blanditas.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.