6 /12

1.

Un salón de estilo rústico modernizado y con toques industriales

Cómo decorar un salón rústico moderno con chimenea.

Este salón no deja a nadie indiferente. El equipo de Dadà Interiors ideó una planta diáfana bajo un impresionante techo a dos aguas que integra el salón, junto a la terraza, el comedor y la cocina. Y es un original mueble hecho de hierro que reúne la chimenea y un banco, el que separa el estar del resto de estancias. La pared de piedra, el techo envigado pintado en blanco y la robusta mesa de centro de madera, dan calidez a un salón moderno pero con toques rústicos. 

Sofás, mesa de centro, butaca y lámpara de Dadà Interiors.

2.

Más acogedor y personal gracias a un papel pintado textil

Ideas para decorar un salón rústico moderno.

La base de este salón era rústica, con mucha madera que marcaba sobremanera el estilo. Por eso la decoradora Marta Tobella, de Sacum, respetando que se trataba de un salón rústico, lo aligeró y le dio una pátina actual tan práctica como acogedora. Prueba de ello es el original papel pintado de yute que reviste la pared del salón y que parece arropar si recargar este espacio que se abre al paisaje con ese mirador de lujo. 

 Sofás de Atemporal y mesa de centro y auxiliar de Sacum. 

3.

Un salón que presume de un equilibrado mix de estilos

Ideas para decorar un salón rústico moderno.

Un poco rústico, un poco moderno, un poco british, un poco industrial... Este salón, decorado por Cuca Arraut, presume de un equilibrado y personalísimo mix de estilos. Lo primero que llama la atención es el original papel pintado a cuadros que "tapiza" la pared del salón. La chimenea, revestida de madera, y el techo de vigas, pintado en blanco, suman calidez y luz a un salón tan moderno como rústico. 

Los sofás son de La Maison. La mesa de centro y el puf son de Sacum. Chimenea forrada de madera de Chimeneas Pio.

4.

Con un espectacular techo de vigas centenarias

Cómo decorar un salón rústico moderno.

En este salón la mirada se va al techo. ¡Y no es para menos! Este espectacular envigado es el original –pero reforzado– del antiguo pajar de 1750 que era esta casa antes de que el estudio Space Stage lo sacara de su olvido. La madera de roble claro, el lino, el algodón y el ratán de la decoración acentúan su espíritu rústico, mientras que la decoración, como el gran sofá de líneas rectas o las mesas de centro aportan el toque moderno. 

Sofá confeccionado según diseño de Space Stage. 

5.

Un salón atrevido con una base rústica y toques modernos

Ideas de decoración para salones rústico modernos.

No hay duda de que este es un salón rústico, de casa de montaña. Pero eso no quita que, también, sea muy moderno, con toques de vanguardia, incluso, como el del original papel pintado con su diseño de rayas y la realista cabeza de reno. Un papel que las decoradoras de Marina & Co diseñaron ex profeso para esta casa. Todo sin renunciar a su esencia de casa de montaña, con elementos 100% rústicos, como las vigas, una mesa de centro robusta y la leña a la vista.

El papel es de Wall&decò. Mesa de Brucs y sofá de Joquer.

6.

De sabor alpino con toques muy modernos

Ideas de decoración para salones rústico modernos.

Es imposible no caer rendido a este salón, de hecho, es uno de nuestros preferidos... ¡y de los vuestros! La madera, de alerce en los revestimiento y de roble envejecido en el pavimento, regala calidez y abriga un espacio a dos alturas. Mientras que el negro y el gris, de la chimenea metálica, los sofás o las escultóricas lámparas, ponen el acento moderno. 

Sofás de Home Spirit y lámparas de Sophie Bataglia.

7.

Un salón rústico y moderno en blanco

Ideas para decorar un salón rústico moderno.

Este salón es rústico, pero no especialmente. ¿Moderno? La elección del mobiliario así lo atesora. Pero con una clara vocación de atemporalidad y de calidez. Para ello, la decoradora Carla Catalán, de Alto Interiorismo, apostó por teñir el salón de blanco, desde las paredes hasta las vigas o la chimenea, y reservó la madera para el pavimento y algunas piezas escogidas, como las originales mesas de centro, cuatro bloques de madera que nos recuerdan que, aunque moderno, este es un salón de base rústica. 

Sofá y mesa de centro de Alto Interiorismo. 

8.

Un salón rústico moderno con una escultural chimenea de hierro

Cómo decorar un salón rústico moderno.

La escultórica chimenea de chapa metálica es la gran protagonista de este salón rústico moderno, con permiso de las maravillosas vistas de los Pirineos. Y también la que nos da una pista de que este salón no es el típico de una casa de montaña, ya que las decoradoras Laia y Marina Reguant, de Marina & Co, partieron de una base rústica, con las vigas de madera y, la pared de piedra, y le dieron un giro con muebles modernos, como las estilosas butacas de Crearte o las cúbicas mesas de centro.

Butacas de Crearte con lino de Güell- Lamadrid, igual que los estores. Mesas de centro diseño de las interioristas. Mesa auxiliar de Brucs.

9.

Revestido de madera y con espíritu de cabaña

Ideas para decorar un salón de estilo rústico moderno.

La madera es la gran protagonista de este salón: la vemos en el techo, con sus robustas vigas de madera, el frontal de la chimenea, la carpintería y el pavimento. Precisamente, para aligerar su presencia, las mesas de centro se han elegido metálicas y muy ligeras, y el sofá, una estilosa pieza rinconera tapizada en terciopelo morado da un contrapunto moderno y chic a un salón rústico y moderno, también. 

10.

Un salón centenario de esencia rural y look contemporáneo

Ideas de decoración para salones rústico modernos.

La arquitectura de este salón, con sus arcadas, volta catalana y detalles de piedra, es de una belleza tal que la decoración no podía eclipsarla. De hecho, se trata de una masía del s. XVI rehabilitada con mucha delicadeza por la constructora Somnisamida. Su esencia rústica y rural se ha conservado pero se le ha dado una pátina de modernidad con la elección del mobiliario, como los sofás de cuero de líneas rectas o la gran chimenea de hierro.  

Sofás de Timothy Oulton, en Londres. Mesa de Decobruc y chimenea diseñada por Somnisamida.

11.

Un salón rústico bañado en blanco y con piezas de diseño

Ideas para la decoración de un salón rústico moderno.

Un blanco viejo unifica paredes, techo y suelo de este salón, tan rústico como contemporáneo. De hecho, las paredes de piedra originales de esta masía centenaria se han pintado con efecto arena para ganar así un aspecto envejecido. Los sofás de lino, las mesas de centro de madera y las butacas de cuerda suman calidez a un espacio de gran belleza arquitectónico pero de base neutra. Las lámparas, dos piezas metálicas en negro de diseño, contrastan y le dan un aire contemporáneo y atemporal. 

Proyecto del estudio de arquitectura Lizarriturry Tuneu. Sofás de Miki Beumala y butacas, mesitas y puf de Coco-Mat.

12.

Recuperar la tradición y actualizarla con la decoración

Ideas para decorar un salón de estilo rústico moderno.

Lo nuevo y lo recuperado se dan la mano con total armonía en este salón. Las paredes de piedra son las originales de 1750, mientras que las vigas y el suelo de toba artesanal son nuevos, pero respetando la tradición. Es la decoración la encargada de recordarnos que estamos en una casa del s. XXI, con dos sofás de líneas rectas, unas mesas de centro de sabor industrial y unas butacas de borreguillo, de tendencia

Sofá de Miki Beumala. Butacas de Zara Home y mesas de Taller de las Indias.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.