10 /10

1.

Se queda: cocinas diáfanas y abiertas al salón

00510106 Cocina panelada en blanco

A pesar de que este tipo de cocinas abiertas no son habituales en las casas españolas (o no lo eran), en 2021 ya vimos como esta tendencia se abría paso en el panorama decorativo del momento. En 2022 continuará aumentando el interés por proyectar cocinas conectadas con el salón o el comedor, o con cerramientos ligeros de cristal. Cuando el espacio es reducido dejarlo abierto resulta una buena opción. Pavimentos continuos en toda la casa y un mobiliario de cocina elegante y decorativo, con frentes lisos y sin tiradores como en la imagen, son dos claves para plantear cocinas abiertas.

Mobiliario diseño de Kökdeco fabricado por Ébano. 

2.

Se queda: Cocinas de espíritu sostenible

00489082

La sostenibilidad es un aspecto esencial en la decoración de nuestras casas y muy particularmente en la cocina. Se buscan materiales naturales y ecológicos, cuyo proceso productivo sea respetuoso con el medio ambiente. Además, se incorporan a la cocina tecnologías para lograr rentabilizar al máximo los recursos y consumir menos: griferías que ahorran agua, electrodomésticos eficientes, etc.

Cocina proyectada por la decoradora Asun Antó.

3.

Se queda: Los espacios de office para comer a diario

50 trucos de limpieza cocina papel pintado 00451954

Una de las tendencias que permanecerán durante los próximos meses en lo que a la planificación de la cocina se refiere son los espacios de office. No se necesitan grandes mesas de comedor ni muchos asientos, basta con un rincón con una mesa adosada a la pared, con una barra de desayunos con taburetes o un pequeño espacio con una mesa redonda. Lo importante es contar con este rincón que nos permita comer a diario de manera informal. Para delimitarlo visualmente del resto de la cocina se pueden emplear recursos como el papel pintado, tal y como ves en la fotografía. Opta por un papel vinílico, fácil de limpiar, y no temas a las manchas.

Mesa, taburetes y lámpara de techo, en Mardalba Interiors. Papel pintado, de Nina Campbell.

4.

Se queda: Encimeras y salpicaderos con efecto mármol

00527432

De todos los materiales y acabados presentes en esta cocina moderna y luminosa destaca, sin duda, el porcelánico de gran formato con efecto mármol de la encimera, el salpicadero y la mesa central. Y es que, tanto si es auténtico como si se trata de una imitación realista, las vetas de esta piedra natural aportan a la cocina una buena dosis de elegancia, glamour y modernidad. Si bien no es una tendencia nueva, esta pasión por los revestimientos de efecto mármol no parece que vaya a desaparecer por el momento. Más bien al contrario, está de plena actualidad.

Muebles diseñados y realizados por Del Pino Del Valle, de donde también proceden mesa, sillas y lámparas.

5.

Se queda: Griferías de color negro

cocina blanca con grifo y lámparas en negro 00527512-O

Llegaron con fuerza hace tiempo y no piensan marcharse, al menos por el momento. Las griferías de color negro continúan siendo una tendencia de lo más actual en la decoración de la cocina. Resultan más originales que las tradicionales de acero inoxidable y son perfectas para las cocinas más contemporáneas. En la cocina de la imagen, diseñada por la interiorista Paula Duarte, la grifería, los tiradores y las lámparas negras contrastan con el blanco de los muebles y del revestimiento efecto mármol de la encimera y la pared.

Mobiliario de cocinas Gala. Encimera de Silestone. Lámparas de IKEA. Grifería de Franke.

6.

Se va: frentes de armario en alto brillo

Cocina y comedor todo en uno - 522508

Las cocinas de hoy prefieren los acabados en mate, al menos para los frentes de muebles y armarios. Atrás quedaron los acabados en alto brillo, mucho más difíciles de mantener limpios, ya que en ellos es más evidente cualquier rastro de suciedad o las huellas de los dedos. Tanto en colores oscuros como en el infalible blanco, los acabados en mate se llevarán la palma en 2022. En la foto, una cocina con muebles de color gris decorativos y versátiles.

Mobiliario de Eggersmann. Vitrocerámica con campana de Bora. Grifería de Dornbracht. 

7.

Se va: Los azulejos de tipo metro

00507305

Los azulejos en la cocina no son cosa del pasado, sino que hoy continúan siendo un elemento importante a la hora de revestir las paredes. Sin embargo, van perdiendo cierta vigencia desplazados por otros revestimientos muy decorativos y prácticos, capaces de resistir la actividad frenética de espacios como la cocina: la pintura, el mármol, el cemento pulido, incluso, el porcelánico de gran formato. Parece lógico que los azulejos biselados tipo metro, que tan presentes han estado (y están) en las paredes de la cocina, dejen paso a otras piezas más originales: hexagonales, triangulares, onduladas, con relieve, con forma de rombo, de pentágono, etc. Destacan también los azulejos de formato cuadrado y pequeño tamaño. Si están esmaltados o presentan un acabado rugoso o irregular resultan muy atractivos ya que aportan texturas diferentes.

Muebles y azulejos de Creixell. Taburetes de India&Pacific.

8.

Se va: Electrodomésticos a la vista

00513208

La idea de mostrar los electrodomésticos de la cocina también va desapareciendo. Ahora la tendencia consiste en integrarlos para que pasen lo más inadvertidos posible. Esta tendencia está en la línea de otras antes mencionadas, como las cocinas minimalistas decoradas en un solo color. El resultado son espacios sobrios pero elegantes, abiertos al salón, de líneas serenas y concepto minimalista.

Mobiliario de Ikea. Encimera de Silestone. Taburetes de Maisons du Monde.

9.

Se va: combinar varios colores (ahora se lleva el monocolor)

cocina-gris-con-campana-empotrada-en-techo-00533436

Si antes se combinaban dos o más colores en la decoración de la cocina para dotarla de dinamismo y matices variados, esta tendencia no continuará en 2022. O, al menos, no con demasiada fuerza, ya que van ganando terreno las cocinas monocromáticas, decoradas en un solo color. Esto que hace tiempo se consideraba aburrido y algo anodino es hoy una muestra de estilo que añade carácter al espacio. Además del total white, una alternativa que sigue imbatible, se imponen cada vez con más fuerza las cocinas en colores oscuros: negro, gris antracita, azul petróleo, etc. La de esta foto es el mejor ejemplo de una cocina ¡súper estilosa!

Cocina diseñada por Jeanette Trensig con muebles y paneles de pared pintados en gris antracita VG021 de Valentine.

10.

Se va: adiós decoración recargada, hola cocinas lisas y mínimas

cocinas-blancas-con-office-diseno-santos-natalia-zubizarreta-chiqui-saron-4

Las cocinas clásicas y más barrocas irán perdiendo cierto interés a favor de cocinas minimalistas, en las que se imponen los elementos esenciales y las líneas limpias y puras. Los colores neutros, las formas rectas y las superficies homogéneas serán la norma. Como en la cocina de la foto, en la que se imponen los muebles blancos de frentes lisos y las superficies homogéneas entre las que se intercalan las vetas del mármol de la encimera y el antepecho.

Muebles de cocina de Santos. Encimera de Neolith.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.