Si tienes un salón pequeño sabes que hacerlo crecer es el objetivo principal de cualquier reforma o cambio que hagas en casa. El salón es la estancia en la que pasan más cosas y necesitas cuantos más metros, mejor. Tus armas para ampliarlo son: decorar con blanco, apostar por separaciones de cristal y planificar muebles a medida, para aprovechar al máximo cada cm.

¿Otros aspectos que debes tener en cuenta? Elegir muebles proporcionales con el espacio y no llenarlo en exceso de pequeños auxiliares; apostar por piezas versátiles; arrimar los muebles más pesados a las paredes; potenciar la entrada de luz natural; y optar por muebles cerrados en lugar de abiertos, ya que te darán más sensación de orden. No te pierdas el resto de claves de estos salones pequeños que ya no lo parecen. 

1 /10

1.

Un salón pequeño con una gran mueble a medida con sitio para todo

Salón con sofá blanco y librería a medida proyecto de Pia Capdevila

Librería diseñada por Pia Capdevila. Sofá de Miki Beumala y chaise longue de Crearte.

Jordi Canosa

La interiorista Pia Capdevila ha sacado partido a la planta alargada de este salón concentrando todo el almacenaje en una sola pared en la que ha creado una gran mueble a medida. "El mueble tiene mucha capacidad. Incluye una librería abierta con espacios cerrados en la zona inferior, un hueco amplio para el televisor y, junto al gran ventanal, un escritorio como zona de trabajo" cuenta ella misma. En paralelo la decoradora ha ubicado el gran sofá blanco de seis plazas y, junto al ventanal, una chaise longue de aire clásico. De este modo, la decoración no interfiere el paso dela luz. Mira el vídeo de este piso alargado que encontró solución a sus problemas de espacio y luz

2.

Blanco y cristal han hecho crecer este salón

cocinas-blancas-abiertas-diseno-santos-natalia-zubizarreta

Sofa gris de Bazar. Mesa de centro de Original Country y butacas de Hanbel.

Natalia Zubizarreta

La interiorista Natalia Zubizarreta ha convertido un salón anticuado y oscuro, en su salón actual y lleno de luz. Para conseguirlo ha ampliado el ventanal del salón y ha abierto una ventana de cristal en el tabique que comunica el salón con la cocina. Esta intervención junto con la presencia de tonos claros, como blanco, beige o gris claro, llenan el salón de claridad y amplían el espacio visualmente. La decoradora, además, ha aprovecha al máximo los metros con una librería a medida que saca partido al espacio junto a la chimenea. No te pierdas el antes y después de este piso que ahora presume de moderno y luminoso. 

3.

Con muebles a medida, un sofá cama y piezas ligeras

Salón con sofá modular, mesas de centro ligeras y butacas de fibras.

Sofá cama y mesitas de Ikea. Butacas de Natura Casa.

El Mueble

El salón de este mini piso de 40 m2, decorado por Cosma Musacchio, es cómodo y práctico en pocos metros. ¿El secreto de su éxito? El gran mueble a medida que recorre la pared tras el sofá que reúne el almacenaje de salón y comedor y, al ser cerrado, transmite sensación de orden. Los muebles versátiles, como el sofá cama, y ligeros, como las butacas de fibras o las mesas auxiliares permiten cambiar la distribución y los usos del salón fácilmente. No te pierdas todas las soluciones de este mini piso lleno de buenas ideas

4.

Un salón mini abierto a la cocina y al comedor por una pared acristalada

Salón abierto al comedor y a la cocina decorado por Pia Capdevila.

Salón abierto al comedor y a la cocina decorado por Pia Capdevila.

Pia Capdevila Interiorismo

La pared acristalada en forma de biombo que abre la cocina al salón transforma por completo este espacio decorado por la interiorista Pia Capdevila. No solo porque deja pasar la luz entre ambos espacios, sino porque su forma de biombo lo llena de estilo y es muy decorativa. Del mismo tabique sale la mesa del comedor, que hace de separación entre ambas zonas y da calidez, junto con las sillas, a un espacio decorado en blanco. Y en el salón, el gran sofá de 4 plazas se arrima a la pared para no interferir las vistas. Sigue inspirándote en este piso moderno y pequeño lleno de soluciones de almacenaje

5.

Con mucha luz y un pilar convertido en librería

Salón con sofá blanco, librería abierta y cómoda de madera

Sofá y chaise longue de Estudio Bañon. Cómoda, alfombra y puf de Rue Vintage 74.

Ana Escribano Ferna´ndez de Santaella

El reto en este piso reformado por la arquitecta Ana Escribano Fernández de Santaella era sumar metros sin perder un ápice de claridad. Para conseguirlo, incorporó los metros de la terraza y convirtió un pilar estructura en medio de la planta en una librería abierta llena de estilo que deja pasar la luz. Los muebles que decoran el salón apuestan por una cuidada mezcla de estilos con un sofá de lino blanco, una robusta cómoda de madera que atrapa todas las miradas y auxiliares con toques de color. No te pierdas el resto de rincones de este piso pequeño y chic que lo tiene todo para triunfar

6.

Un salón pequeño decorado con ingenio que crece hacia la terraza

Salón con sofás blancos en L y mesa de centro de hierro y madera

Salón son sofás de herencia y mesa de centro de Mercantic. Baldas y alfombra de Ikea.

El Mueble

Los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar, de Mengíbar Blanco Estudio, han hecho crecer este salón y lo han llenado de luz. Para lograrlo el primer paso ha sido ampliar la ventana del salón a lo alto y a lo ancho:  "Antes medía apenas 1 metro y la llevamos casi de pared a pared y así conseguimos que el piso se inundara de luz. Eso, y pintar la terraza de clarito, porque antes estaba oscura". explica la propia Ana. El color blanco también está ominipresente en este salón blanco que tiene una última curiosidad: el escalón que lleva hacia la terraza se ha aprovechado con unos cajones. Paséate por el resto de estancias de este ático de 58 m2 con una bonita terraza

7.

Los armarios son los aliados del espacio en este salón pequeño

salon blanco-de-primavera-00490667-728dbc42-2000x1322 5322d41f 2000x1322

Librería lacada y cerrada por Marta Prats. Sofá de Ikea. Puf de Sacum y alfombra de KP.

El Mueble

El orden es sinónimo del espacio y la decoradora Marta Prats lo sabe bien. Por eso en el proyecto de este piso de 70 m2 en Barcelona transformó la librería que ya existía para ganar ambas cosas. "La librería fue lo único que conservamos del piso de origen, pero la laqué en blanco y cerré con puertas horizontales la parte baja, que suele llenarse de polvo" explica ella misma. El blanco reduce su presencia y las puertas lisas y sin tiradores, resultan mucho más limpias que ver estantes llenos de objetos. El resto de muebles son proporcionados al espacio: un sofá modular que da color; la mini mesa de centro de madera; y pequeños auxiliares ligeros y fáciles de mover. Mira el resto de soluciones de este piso pequeño lleno de armarios empotrados

 

 

8.

Un salón que ha crecido hacia el techo y se ha llenado de luz

Salón con tabique acristalado, techo de vigas y librería a medida.

Librería diseñada por el arquitecto. Sofá del Centro de Liquidación Manacor y mesa de Aston Living.

El Mueble

Este salón forma parte de una buhardilla de 32 m2 que se usaba como dormitorio y que la reformar del arquitecto Rafael Fullana ha convertido en un mini piso práctico, acogedor y luminoso. El espacio creció al derribar el falso techo y dejar las vigas vistas, pintadas de blanco. Al ganar altura el espacio se ve ahora mucho más desahogado y lleno de luz. ¿Sus otros aciertos? Crear separaciones de cristal entre las distintas zonas, decorar en blanco y aprovechar cada recoveco con muebles a medida, como la librería de Pladur del salón. Visita este piso en Palma de 32 m2 y todas las comodidades

9.

Un salón, comedor y dormitorio en blanco con el sello de IKEA

Mini apartamento creado por Ikea para el Primavera Sound

Sofá Färlöv y mesas de centro Svalsta de Ikea, como todo el mobiliario.

Ikea

Este salón forma parte de un proyecto de Ikea en el que creó unos mini apartamentos para el Festival Primavera Sound de hace unos años. ¿Sus trucos para maximizar los metros? Apostar por un único espacio sin zonas de paso ni rincones muertos; elegir el total look blanco para ganar sensación de espacio y mucha luz; y no llenar en exceso el espacio ni las paredes de muebles para no abigarrarlo. Puedes ver el resto de rincones del apartamento de Ikea para el Primavera Sound

10.

Un mini salón abierto que parece de casa de campo pero no lo es

Salón  abierto al comedor y la cocina con sofá cama, mesa de centro redonda y butacas tapizadas.

Sofá cama de Ikea y mesa de centro de Bruka. El cuadro es de Kenay Home.

El Mueble

Este piso de 43 m2 parece una casita amplia y acogedora gracias a su reforma. La clave para conseguirlo ha sido tirar tabiques y crear un gran espacio único diáfano en el que salón, comedor y cocina están juntos. Cada espacio tiene su personalidad gracias a que la decoración que los zonifica: el salón con un sofá y dos butacas queda enmarcado por la alfombra; el comedor de aire provenzal lo delimitan sus lámparas de techo y a la alacena; y la cocina en blanco, y arrimada a la pared, reúne todas sus funciones en un solo frente. ¿Quién da más en tan poco espacio? Y todo respira un aire de casa de campo que nadie diría que se trata de un piso.