Concurso

Las mejores cocinas de las lectoras: la acogedora cocina rústica con barra y office de Ana en Albacete

La lectora Ana B. Rodríguez compró un terreno en el pueblecito de sus abuelos con su hermana, para construir dos casas con grandes cocinas pensadas para recibir. Un sueño cumplido ¡y compartido!

ana albacete lectora

La cocina rústica de la lectora Ana Belén fue una de las preseleccionadas de nuestro concurso. Mide 14 m2, es de obra nueva y se encuentra en su segunda residencia de Solanilla, una pequeña aldea de la Sierra de Alcaraz (Albacete). "Gracias a leer y releer revistas y más revistas de El Mueble, encontré la inspiración para diseñarla", confiesa.

ana belen albacete
Ana B. Rodríguez

"Mi sueño era tener mi propia casa, un sueño compartido con mi marido, mis hijas Carla y Alba y mi hermana. Compramos un terreno con ella y hemos construido cada una nuestra casa, con diseños muy similares. Un sueño cumplido ¡y compartido! Lo hemos hecho todo juntas y ha sido una experiencia fantástica en tiempos difíciles. En este lugar vivían mis abuelos y siempre quiero volver con mi familia a desconectar y pasar veranos maravillosos", explica orgullosa nuestra anfitriona.

ana albacete cocina
Ana B. Rodríguez

Buscaba un estilo rústico y le dio el toque con la madera, las fibras y la iluminación. "Elegí los muebles de color beige y madera en cocinas.com con la intención de integrar la cocina con el resto de la casa. También quería vitrinas y alacenas, ¡me encantan!", cuenta.

Como es abierta, es perfecta para cocinar y compartir una copa de vino con amigos. "Nos encanta desayunar y comer en la barra. Es amplia y muy cómoda y se ha convertido en el centro de la casa", admite.

ana belen albacete
Ana B. Rodríguez

El acero inoxidable tenía la entrada vetada en esta casa. Así que se decantó por electrodomésticos blancos, lisos y sin tiradores. La campana es de obra y madera y el microondas tiene unos botones que imitan a la madera. ¿El horno? Lo tiene fuera de la cocina, junto a la barbacoa. Y la grifería es color dorado envejecido, como los tiradores de los muebles.

ana albacete office
Ana B. Rodríguez

Los taburetes de la barra, las sillas, la mesa y la alacena del comedor son de Muebles Atienzar, unos artesanos de La Gineta que "le dieron el toque justo de color blanco envejecido y el diseño que yo quería. Opté por quedarme con el producto nacional. También lo necesitaban y, desde luego, estoy encantada con la calidad y el diseño. ¡Un acierto!", concluye.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?