Es el templo de la calma y del descanso. El dormitorio es un espacio que debe resultar perfecto. Y tiene mucho que decir la pareja formada por el cabecero y la mesita de noche. No siempre es fácil encontrar la combinación perfecta. Es cuestión de armonía y equilibrio en acabados, tamaños y formas.

Pero lo de buscar el equilibrio en el dormitorio no implica que las mesitas de noche tengan que ser idénticas a ambos lados de la cama. O que solo pensemos en un mueble tradicional. Y lo mismo ocurre con el cabecero. Ahora las reglas han cambiado y se pueden colocar mesitas auxiliares como pieza de noche, cestas, una lámpara de pie, un baúl… y cabeceros que no lo parecen, pero lo son como un tapiz, una alfombra de fibra o listones de madera.

Hemos preguntado a Rebeca Campo, arquitecta e interiorista del estudio R de Room, cómo debe ser la pareja perfecta de cabecero y mesita y la respuesta es clara “cada caso es un mundo. En el cabecero hay menos limitaciones; sea como sea tu cama y tu dormitorio puedes encontrar uno que se adapte a tu estilo. En las mesillas, sin embargo, hay que valorar más aspectos que los meramente estéticos: si necesitas o no almacenamiento, qué espacio tienes para colocarlas, para qué la necesitas realmente, qué sacrificas si insistes en colocar una a cada lado, etc. Encontrar el equilibrio entre función y estética es la clave.”

Te damos varias ideas para combinar la mesita de noche y el cabecero en el dormitorio. ¡Son pura inspiración!

16 /28

1.

Así deben ser los tamaños de mesita y cabecero

Dormitorio con pared de cabecero porcelánico imitación a madera.

Pared del cabecero con baldosas de Porcelanosa. Cabecero, de Kenay Home. Cama, de Emma. Mesitas de noche, de Crisal. Ropa de cama, de Filocolore.

El Mueble

La cama es la que manda. Debes elegir mesitas de noche en función del tamaño de la cama y no al revés. “Si necesitas 180 cm para dormir feliz y a gusto y eso no te deja hueco para unas mesillas de tamaño proporcional, no pasa nada; no hay por qué renunciar a la comodidad”, aclaran desde R de Room.

2.

Ten en cuenta las dimensiones del dormitorio

Dormitorio con cabecero blanco y mesita de noche negra.

Cama y mesitas de Maisons du Monde, ropa de cama de Filocolore, colcha de Catalina House, apliques de House Doctor en Nordic Nest y alfombra de Carolina Blue.

El Mueble

“Si tienes una habitación estrecha no podrás instalar un cabecero con almacenamiento, de obra o muy profundo (por mucho que te guste) porque reducirás la zona de paso a los pies de la cama”, comenta Rebeca Campo. Y tampoco una mesita de noche muy grande. Elige un modelo funcional y versátil, como el de esta propuesta.

3.

Mesitas iguales, cabecero distinto

Dormitorio con cabecero gris y mesita de noche de maera y metal.

Cabecero de algodón diseño de Space Stage. Mesita de Maisons du Monde.

El Mueble

Una manera fácil de encontrar el equilibrio al combinar estos elementos es poniendo dos mesitas de noche iguales y un cabecero en otro material, acabado y color, como en esta propuesta. Aquí el clásico cabecero tapizado en terciopelo gris contrasta con el estilo industrial de las mesitas al mismo tiempo que garantiza el equilibrio. 

4.

Unifica con las lámparas

Dormitorio con cabecero blanco y mesitas de madera.

Cabecero de Becara. Lámpara de sobremesa. de Light&Living. Alfombra, de Calma House.

El Mueble

Si quieres poner mesitas de noche diferentes entre ellas y un cabecero también distinto, puedes unificar la decoración del dormitorio con lámparas de noche iguales a cada lado. El resultado será equilibrado y muy personal

5.

Diferentes lámparas

Dormitorio blanco con cabecero gris y ropa de cama en tonos ocres.

Dormitorio con cabecero, de Collection. Lámpara, de Eichholtz.

El Mueble

Si tanto mesitas como cabecero sean del mismo estilo y tonalidad, entonces las lámparas pueden ser diferentes y la ropa de cama debería ser más llamativa, como en este dormitorio. 

6.

El punto clásico

Dormitorio con cabecero cla´sico con marco de madera.

Cabecero, banco, alfombra, mesita de noche, lámpara y ropa de cama, de El Corte Inglés.

El Mueble

Aunque los dormitorios con todo conjuntado no son tan decorativos como nos creemos, con una acertada elección de piezas puedes lograr un espacio muy acogedor y estiloso. En este dormitorio, tanto el cabecero como la mesita, el banco y hasta la lámpara lucen el mismo acabado de madera lavada y con unas marcadas líneas clásicas. Una opción que no falla. 

7.

Un toque moderno

Dormitorio con cabecero tapizado y mesita de noche negra.

Cabecero con tela de Casamance. Pantalla de la lámpara, en Sandra Vergara Studio. Mesitas, de H&M Home. Ropa de cama, de Aiguavista. Cojines, de Filocolore.

El Mueble

La combinación de elementos clásicos y modernos es toda una tendencia. Y combinar un cabecero más clásico con una mesita de noche más moderna será todo un acierto para lograr una imagen equilibrada en el dormitorio. De hecho, aquí la lámpara de sobremesa actúa como nexo entre ambos elementos gracias a sus detalles negros y en fibra natural. 

8.

Mesitas mini para dormitorios mini

mesa auxiliar madera como mesita de noche pequena 00560158

Cabecero, de Rue Vintage 74. Molduras, de Orac Decor. Lámparas, de Louis Poulsen, en Mosel, Mesitas, de Gubi.

El Mueble

Cuando esñ espacip escasea, es probanle que tengas que elegir una mesita de noche más ornamental que práctica. Fíjate en este dormitorio: la mesita es mini de manera que no impide la apertura de los armarios empotrados con puertas abatibles. ¿La clave para el equilibrio? El color del cabecero y la moldura que se dan la mano con la mesita de madera. 

9.

Cabecero de obra y mesita en fibra

Cabecero de obra y mesita en fibra

Lámpara de techo de Catalina House y espejo en India & Pacific.

El Mueble

Una combinación de mesita de noche y cabecero fresca y ligera. Un cabecero de obra o zócalo en blanco animado por un puf de fibra que hace las veces de mesita. El remate 10: la lámpara de techo también en fibra.

10.

¿Dormitorio pequeño? Cabecero y mesitas ligeras

Dormitorio con cabecero tapizado y medita de madera.

Cabecero y mesita de noche de El Corte Inglés.

El Mueble

“Si te queda poco hueco, evita modelos muy macizos. Las piezas livianas aligerarán el espacio”, recomienda Rebeca Campo, arquitecta e interiorista de R de Room. Opta por un cabecero que no llame la atención como este tapizado en tono tierra y una mesita auxiliar mini (30-40 cm de diámetro) y con patas altas.

11.

Una pareja funcional

Dormitorio de lino y mesita cin cajones.

Cabecero de La Redoute Interieurs.

El Mueble

Si eres de las que no puede vivir sin cajones en la mesita de noche, elige un diseño ad hoc como este multicajones y combínalo con un cabecero en el mismo tono, de diseño menos pesado. Aquí, en blanco y tapizado. 

12.

Cabecero y mesita coordinados en madera

Cabecero y mesita con el mismo acabdo en madera.

Mesita de noche y cabecero de Carpintería Rocas.

El Mueble

Elegir el cabecero y la mesita de noche en el mismo estilo y acabado nunca falla. Aquí, una combinación perfecta para dormitorios dormitorios pequeños: con espacio de almacén en la mesita y en el mismo acabado en madera clara.

13.

Estilos diferentes para cabecero y mesita

Dormitorio con cabecero de lino y mesita de noche.

Cabecero, mesita de noche y lámparas de Coton et Bois, alfombra de Gra y espejo de Home Design International.

El Mueble

Puedes decorar con piezas de diferente estilo. Eso sí “han de llevarse bien. La mezcla es plena tendencia”, dice Rebeca. Una mesita en metal negro -de línea entre contemporánea e industrial- rompe el clasicismo de un cabecero alto tapizado.

14.

En madera y blanco

Dormitorio con cabecero cerámico y mesita de noche blanca.

Aplique de Marset en Susaeta Iluminación.

El Mueble

Esta pareja cromática es perfecta para lograr una atmósfera sosegada en el dormitorio. Úsala en el acabado tanto de la mesita como del cabecero. Los cabeceros en madera clara (ya sea una pieza exenta o el revestimiento que decora la pared principal) encajan con mesitas en blanco de cualquier estilo.

15.

Cabeceros tapizados, los más versátiles

Dormitorio con cabecero tapizado.

Cabecero y colcha de La Maison y mesita de noche de mercader de Venecia.

El Mueble

Quizá son los más fáciles de encajar ya que la tela que elijas harás que coordine con la mesita. En tonos neutros o color, tejido liso o con trama. Copia esta pareja: cabecero en tela tono tierra y diseño horizontal y una mesita auxiliar de línea escultórica.

16.

Mesitas de noche de color, cabecero neutro

Dormitorio con cabecero blanco y mesita verde.

Dormitorio con cabecero blanco y mesita verde.

El Mueble

Lacadas, con toques dorados, en color… las mesitas de noche son un elemento con el que poner una nota diferente en el dormitorio. Para cederles el protagonismo, el cabecero sencillo, recto y en tono neutro. Aquí, cabecero blanco sobre el blanco de la pared y verde en la mesita.

17.

¡Cabecero a la vista!

Dormitorio con cabecero de puertas antiguas.

Mesita de noche en La Maison y lámparas en Coton et Bois.

El Mueble

¿Es el cabecero la estrella del dormitorio? Entonces elige unas mesitas de noche sencillas y discretas. Si te gusta el riesgo y la originalidad, copia el cabecero de este dormitorio, realizado con una puerta de anticuario, restaurada y pintada en un color llamativo. A su lado, mesitas en madera natural.

18.

De diseño ligero

Dormitorio con cabecero y mesita de noche de madera.

Armarios y cabecero diseño de la decoradora Meritxell-Ribé, banco en Sacum y lámparas de sobremesa de Vibia.

El Mueble

Puede que busques una pareja liviana de cabecero y mesita de noche porque el dormitorio es pequeño o porque lo exige su distribución. Entonces las mesitas voladas aligeran el conjunto: puedes instalarlas en la pared o, como aquí, en un cabecero rectilíneo que separa zona de descanso y vestidor.

19.

Maxi cabecero, mini mesita

Dormitorio con cabecero gris hasta el techo y mesita de noche pequeña.

Dormitorio con cabecero gris hasta el techo y mesita de noche pequeña.

El Mueble

Como en este dormitorio, el cabecero se lleva la atención por ser una composición de obra en la pared con listones y en un tono intenso. ¿La mesita de noche? Mini y discreta (ssshhh pero con personalidad).

20.

Cabecero de obra con hornacina

Cabecero de obra con hornacina.

Cabecero y vestidor diseño de Glow Rehabilita.

El Mueble

Cuando en el dormitorio se ha optado por una solución de obra con una hornacina que hace de apoyo no son necesarias las mesitas de noche, pero si "la necesitas" a tu lado de la cama, basta con un taburete o mesa auxiliar pequeña.

 

21.

Todo al neutro: opción segura

Dormitorio con cabecero tapizado y mesita de noche.

Cama y banqueta en Coton et Bois, mesita de noche en India & Pacific y alfombra en Papiol.

El Mueble

Un cabecero tapizado en tono tierra y mesita de líneas rectas en madera. ¡Encajan! Aquí lo importante es elegir ropa de cama adecuada con alguna nota que aporte color y tejidos con trama o textura.

22.

Cabecero de rafia y mesita de madera

Cabecero de rafia y mesita de madera.

Cabecero de Nice Home Barcelona y mesita de noche de Cottage Little House.

El Mueble

En este caso se trata de un cabecero realizado a medida. La rafia admite mesitas de noche en madera para lograr un ambiente natural, pero también unas metálicas para darle actualidad.

23.

Cabecero tapizado con tachas

Dormitorio con cabecero tapizado con tachuelas y mesita de noche.

Cabecero diseño de Bárbara Siegfried, mesita de noche en B&B y lámpara en Kenay Home.

El Mueble

Las tachuelas o tachas sirven para darle un toque clásico al cabecero pero también para personalizar un modelo rectilíneo. Olvídate de la idea de que usarlas aporten siempre clasicismo. A su lado un tronco o una mesita en bloque de madera.

24.

Cabecero de obra y mesita auxiliar

Cabecero de obra y mesita auxiliar.

Mesita de noche de La Maison y banqueta y lámpara de Sacum.

El Mueble

Porque las mesas auxiliares son perfectas para colocarse como apoyo junto a la cama cuando no se necesita espacio de almacén. ¡No son solo para el salón! Remata el cabecero de obra con un estante de madera y escoge mesita de noche en el mismo acabado.

25.

Mesita antigua y papel pintado

Mesita antigua y pared del cabecero con papel pintado.

Mesita de El Rastro, lámpara de sobremesa de Ristori y papel pintado de Lara Costafreda en Coordonné.

El Mueble

Porque aunque no haya un cabecero como tal, la pared en la que apoya la cama cumple su función y su decoración es fundamental. Funciona un papel pintado fresco y colorido con una mesita en madera de diseño antiguo. Truco: haz que una colorida lámpara de mesa acapare miradas.

26.

Mismo acabado, diseño moderno

Dormitorio con cabecero y mesita de noche de madera.

Cabecero de roble natural diseño de Estudio Sosters realizado por Fusteria Mínguez y apliques en Let's Pause.

El Mueble

Ya sean mesitas de noche exentas o de las que se integran en el cabecero, que ambas piezas tengan el mismo acabado no es sinónimo de aburrimiento. ¿Buscas una combinación moderna pero elegante? Mantén un diseño de líneas horizontales en ambas piezas y, además, conseguirás que el frente parezca más ancho.

27.

Cabecero 'fondo de armario' y mesita clásica

Dormitorio gris con mesita clásica.

Mesita de noche y lámpara en Coton et Bois y cuadros en Cottage Little House.

El Mueble

Un cabecero realizado con listones a modo de zócalo es la base perfecta en la que encajar cualquier estilo de mesita de noche. Aquí, la más clásica o rústica. Acertarás si pintas el zócalo en el mismo color que las mesitas.

28.

Cabeceros altos para techos elevados

Dormitorio con cabecero alto.

Cabecero de Miki Beumala, mesita de noche y lámpara de Kave Home.

El Mueble

Cuanto la altura del techo del dormitorio es excepcional, entonces “viste” la pared con un cabecero vertical, como este en capitoné que se acompaña de una mesita de noche en madera teñida en el mismo tono claro.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.