8 /15

1.

Cambia su color

estanteria 00474709

La pintura es un recurso magnífico para cambiar el aspecto de cualquier mueble. Es versátil, fácil de aplicar y ofrece resultados al gusto. Elige un color que encaje con el resto de la decoración, lija suavemente el mueble, aplica la imprimación y pinta con cuidado la estantería. Con este paso a paso para pintar muebles conseguirás un resultado de diez.

2.

O pinta solo el fondo

salon con fondo libreria verde 00503833 O

Gracias al contraste de tonalidades, la pieza ganará protagonismo. Además la combinación de un color oscuro del fondo con el blanco de los entrepaños y los laterales ayudará a que aumente la sensación de profundidad.

Librería, diseño de la interiorista Paz de Tord. Butaca, en Taimo. Alfombra, de India&Pacific.

3.

Pon papel adhesivo o papel pintado

00483304

¡Nos encanta el papel pintado! Es una alternativa a la pintura muy fácil de colocar y que ofrece resultados increíbles. Si, además, las baldas de la estantería pueden sacarse, facilitará muchísimo el proceso. ¿Sabes que hay muchísimas cosas que pueden hacerse con papel adhesivo

4.

Convierte un armario en una estantería

salon con mesa de centro y estanteria de madera y butaca blanca 00306919

Eliminando las puertas, un viejo armario o vitrina puede convertirse en una cómoda y renovada estantería. Si al quitar las puertas, quedan los agujeros de los tornillos de las bisagras, rellénalos con masilla para madera de un acabado similar al del mueble. Si es de DMF y vas a pintarla después, con una blanca o incolora servirá. 

Lámpara de pie, en NF Asian, en Velafusta. Sillón orejero, de NF Asian. Mesa de centro de madera natural y patas de hierro, en Velafusta. Cortinas con telas de Lin Patine e Invernes, de Les Créations de la Maison. Alfombra de cáñamo, de BSB.

5.

O viceversa

at.home.with.missb_ikea hack
Instagram: vía @at.home.with.missb

Adapta una vieja estantería a tus nuevas necesidades. Este es uno de los modelos de la mítica serie Kallax, de IKEA, ahora reconvertido en un moderno armario a la última. Para hacerlo tan solo tienes que hacerte con unos listones y unas bisagras y tela de saco o arpillera. Un mueble de diseño a un precio económico. Hay muchas ideas para transformar un mueble de IKEA.  

6.

Túmbala y será… ¡un banco!

00499071

¡Voilà! De estantería vieja a resultón banco en tan solo un movimiento. Coloca cajas que encajen en los diversos huecos y una colchoneta encima. Conseguirás mantener el almacenaje que ofrece la estantería y también más asientos. Después, ¡llénalo de cojines! Parecerá un ‘sofá’ más.   

Mesa de centro, en Better&Best. Alfombra, de IKEA.

7.

Un nuevo mueble para la cocina

the.place.next.door_ikea hack
Instagram: vía @the.place.next.door

Lo mismo, pero colgado de la pared. Hazte con un nuevo mueble para la cocina o la zona del lavadero con una estantería colgada de la pared. Con unos anclajes –que van en el mueble–, un taladro, unos buenos tacos y unas alcayatas que aguanten el peso lo tendrás. Resultón, ¿verdad? 

8.

Si eres manitas, ponle unas puertas

banco con puertas abatibles 00435767

Con unos tableros y unas bisagras neumáticas, puedes transformar la estantería en un banco con puertas abatibles. Perfecto para guardar los zapatos en el recibidor –y además usarlo a modo de banco–, para los juguetes en el cuarto de los niños o en el salón para plaids y cojines.  

9.

Una estantería que ahora es una casita de muñecas

estanteria convertida en casa de muñecas pinterest
Pinterest

Un papel adhesivo distinto en cada hueco y una estantería que ya no quieres será la mayor atracción de tus hijos. Pinta en la pared un tejado con chimenea y el efecto será total. 

10.

Para bricoladores pro

limmaland_ikea hack
Instagram: vía @limmaland

Tus hijos alucinarán cuando vean cómo transformar una estantería cuadrada de 4 huecos en una coqueta cocinita de juguete. Vale que hace falta algo de maña, imaginación y dedicarle un poco de tiempo. ¡El esfuerzo merece la pena!  

11.

Elévala y gana en almacenaje

estanterias blancas sobre tabla de madera con cajas debajo 00503767

Adapta dos estanterías y un tablón anclándolos en una pared y convirtiéndolos en una librería con estilo y almacenaje. La parte inferior la puedes utilizar para colocar cajas o guardar los puffs cuando no los utilizáis. Esta idea vale para paredes con ventana, como en la imagen, o sin ella. 

12.

¡Ponle patas!

nossa.casa.antiga_ikea hack
Instagram: vía @nossa.casa.antiga

Y gana un aparador o un mueble para la televisión. Hay tiendas de bricolaje que venden sets de 4 patas por precios muy asequibles. Después, puedes pintarlo o añadirle extras como baldas de cristal, cajones, unas cajas, una lámpara…

13.

El efecto camaleón

playwoodstudio_ikea hack
Instagram: vía @playwoodstudio

Si tienes varias estanterías de diferente acabado puedes pintadas todas iguales y, además, del mismo color que la pared. Luego pon las baldas a distintas alturas en cada una. Es una idea genial para transformar una estantería y darle una segunda vida. ¡En este caso varias! La de la imagen es el modelo Billy, de IKEA. 

14.

Un refugio para los gatos

newswedishdesign_ikea hack
Instagram: vía @newswedishdesign

Si tienes mascotas, seguro que forman una parte importante en tu vida y, algunas veces, condicionan la decoración de tu casa. ¡Pero no quita para que lo hagas con estilo! Unas cestas para gatos de mimbre o tela lograrán un cálido resultado. ¡Ya sabes cómo les gustan los recovecos!

15.

Un aparador para los vinilos

toujourspaloma_ikea hack
Instagram: vía @toujourspaloma

Con unas patas aún más altas puedes hacer que una estantería normal y corriente se convierta en un aparador perfecto para guardar los vinilos o ponerle unos cajones.