Casas de influencers

El ático de 140 m2 de estilo nórdico y muy acogedor de Alicia, la influencer deco @aly_deco_home

Alicia Martínez se compró un piso en 2017 y desde entonces lo ha estado reformando a su gusto. Le encanta la decoración y tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle. ¡Compruébalo!

Alicia, de @aly deco home

Alicia Martínez vive en Lorca (Murcia). "Con el terremoto del año 2011, muchos edificios fueron derrumbados y vueltos a construir, por su mala situación, donde estoy ahora fue uno de ellos y, gracias a eso, hicieron áticos", cuenta la propietaria del perfil de Instagram @aly_deco_home, que tiene casi 30.000 seguidores en dicha red social. "Vivo en un ático de 140 m2, 102 de piso, de los cuales útiles son 90 y 40 metros de terraza. Consta de 3 habitaciones, dos baños, cocina, salón, terraza y lavadero en la propia terraza", detalla.

"Lo compré en noviembre de 2016 nuevo, desde esa fecha he ido poco a poco reformándolo a mi gusto, con mucha ilusión. El suelo original es porcelánico, pero yo tenía claro que quería calidez y aposte por poner encima tarima, me encanta ir descalza por casa. Mi estilo es más bien nórdico, me encantan los colores neutros, el rosa, las fibras y la rafia… Enamorada de los textiles con pompones, borlas, flecos, etc.", añade.

Y sigue explicando: "Mis paredes son todas blancas, tengo pocos muebles y los pocos que tengo son de madera o madera combinada con el blanco. Las puertas de toda la casa, incluidos los armarios, eran de pino y las laqué de blanco, los rodapiés también los puse blancos, siento que dan más amplitud a la estancia, y me encanta ver como se pierde la tarima en el rodapié", confiesa Alicia.

El salón

"Tiene 30 m2, tenía claro que quería un sofá grande, con los respaldos reclinables para que no le quitase visibilidad a la televisión desde la mesa donde comemos. Tengo una pared de piedra color crema, me encanta el toque que le da a las estancias la piedra, y la última incorporación ha sido en una pared del salón grande y vacía la baldita donde he colocado la lámina de Frida que me encanta. Las baldas son un acierto para paredes grandes y frías, ideales para colocarle alguna plantita y algo de decoración", cuenta.

La cocina

"No es muy grande, unos 11 metros, pero es muy práctica, tiene mucho almacenaje y la barra la usamos muchísimo. Quería una cocina donde predominase la madera y el blanco. Tengo una barra justo en medio que a penas se nota que está gracias a su pata de cristal, estoy acostumbrada a ver las patas de las barras en el mismo material que la propia barra o el material de la encimera, pero me gusto la idea de ponerla de cristal, dando más amplitud a la cocina, lo recomiendo 100%", describe la influencer.

Y dice que quiso "panelar una pared con muebles hasta el techo, donde tengo el frigorífico americano, el horno y el microondas en columna y distintos armarios despensa, que sirven para almacenar y mantener el orden".

"Para darle más luminosidad, ventilación y un mejor acceso, abrí un marco en la pared que linda con el salón. En ese marco he puesto una puerta japonesa de cuadros, corredera con guías al techo, de un cristal translúcido. Ha sido todo un acierto, puedo cerrarla en cualquier momento dando más intimidad a la cocina y si está abierta parece que la cocina se integra con el salón", explica Alicia.

Y sobre la cocina, añade: "Decidí poner una placa para cocinar mitad inducción y mitad fuegos. La campana la elegí empotrada en vez de vista y el tubo está escondido detrás de un cuadro de madera del mismo material que la barra. Los azulejos de la cocina son blancos y tipo metro, me encantan, pienso que quedan genial en cualquier estancia. La mesa de la cocina es la mesa del salón, está ubicada justo al salir de la cocina".

El lavadero

"De los 40 m2 de terraza, decidí cerrar 8 y aquí se encuentra la estancia que más quebraderos de cabeza me dio, pero sin duda la que más paz me transmite y con la que me siento muy identificada: el lavadero. Mi lavadero combina la madera, el blanco y el negro. Tiene una encimera de lado a lado y un lavabo con dos pozas con frente visto, ideal para lavar ropa", revela Alicia.

"En este espacio, tengo la caldera disimulada con una puerta, y un zapatero al techo que es superpráctico, un banco para relajarte mientras termina la lavadora y que tiene almacenaje", añade la influencer.

El pasillo

"Cuando compre la casa, el acceso a la cocina era desde ese pasillo, tenías que entrar para acceder a la misma, no lo veía práctico, ya que sabía que la cocina es una estancia de mucho tránsito. Por eso, decidí darle acceso desde el salón y tapiar la puerta, creando una estancia más íntima, donde se encuentran las otras dos habitaciones (estudio y la de mi hijo), y el baño más grande", explica Alicia.

Y añade: "En esa pared que tapié, donde estaba la puerta de la cocina, está el zapatero de IKEA, al que le cambié los pomos y le puse una baldita a medida justo encima de madera. Es sencillo, práctico y muy bonito".

El dormitorio principal

"No es una habitación muy grande, pero tiene un armario empotrado de 3 metros, un aseo pequeño y lo que más puedo destacar de ella es, la pared del cabecero de mi cama. Para hacerlo, empleé la misma tarima del propio suelo, subiéndola por toda la pared. Creo que es algo muy poco visto y que hace la estancia muy acogedora", cuenta la influencer.

"Para ganar espacio, aposté por un canapé amplio con bastante capacidad de almacenaje. No soy de tener mesitas convencionales, me encanta tener algo distinto al lado de la cama, actualmente tengo una escalera con baldas y en el otro lado un banquito pequeño. En vez de una cómoda tengo un banco a los pies de la cama. En mi habitación no podía faltar el toque que da una planta natural, tengo un poto colgando, me encanta el toque de las plantas en mi hogar", confiesa.

"Mi vestidor es un armario empotrado de unos 3 metros, está justo al entrar a la habitación haciendo un mini pasillo y justo enfrente del armario, está el aseo pequeño. Para acceder al aseo, quité la puerta que tenía que al abrirla reducía el espacio y opte por una puerta corredera sujeta con guías al techo, la cara que da al armario es un espejo, va genial para vestirte y mirarte y la cara que da al aseo es un cristal blanco opaco, ideal para que no se empañe si te duchas. Cuando esta puerta está cerrada se oculta el aseo por completo, no parece que esté justo ahí, solo se ve el espejo", detalla.

La habitación para el bebé

"Estoy llenando esta estancia de mucha ilusión y amor, me encanta ver caer del techo el dosel, la cuna es una combinación de blanco y madera y la cama futura es la Montessori, a ras del suelo, haciendo que el peque a futuro tenga más independencia", afirma Alicia.

"Tengo la cómoda de HEMNES de IKEA, con muchos cajones para almacenar, súperpractica para la organización de los peques si tienes como yo un armario empotrado no tan grande", añade.

La terraza

"Aún me queda esta estancia por llenar de detalles decoriles que espero hacer este verano, el año pasado me centré en comprar el conjunto de jardín y en poner toldos, en total hay 4 toldos, dos en el techo y dos en los laterales, opacos, para mantener la intimidad con los edificios de enfrente, los toldos pérgola cubren los 32 metros libres de terraza", cuenta.

El baño grande

"Lo hemos reformado entero, ladeamos el inodoro encastrado con duplo, ubicándolo donde estaba el bidé, para poder poner el mueble con dos pozas y darle más utilidad. Al ser un baño sin ventilación natural ni mucha luz, he apostado por azulejos blancos, con flores grises y madera porcelánica. Cambiamos el suelo, dejando el mismo en toda la estancia, y dentro de la ducha hicimos un hueco para poner los geles y champús y no tenerlos en el suelo", descubre la protagonista de este reportaje.

"Me encantan los espejos y grifos dorados, las pozas son redondas y están justo encima de una balda hecha de un material que se puede mojar e imita a la madera", describe.

El aseo

"Puse suelo porcelánico, imitación a madera, y lo subí también por la pared. El resto del aseo decidí tapar los azulejos blancos que había y no me gustaba como quedaban y, en vez de quitarlos, el pintor me dio un tratamiento alisando las paredes y dejándolas genial. Esa pintura es anti humedad y puede ponerse en los baños. En este aseo he apostado por un espejo redondo negro, grifo negro y oro rosa, siendo la poza cuadrada", concluye Alicia.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?