"El edificio lo construyó una familia y vivían todos en varias plantas. Eran pisos grandes que pasaron a ser oficinas, hasta que llegó a manos de una pareja joven", nos cuenta Isabel Otero, de Ramisa Projects, autores de esta espectacular reforma. 

1 /10

1.

Toda una declaración de intenciones

 MG 6877

Nos sentamos para charlar en un salón que ya es toda una declaración de intenciones: tiene dos grandes sofás en lino crudo, una mesa diseñada por ellos y dos butacas de piel traídas de sus viajes. Eso sí, "no hay ni un solo elemento conservado de la vivienda original". 

EN EL SALÓN. Sofás y puf de Elisa Megía Interiores. Mesa de centro hecha a medida por Ramisa Projects. Alfombra de Zara Home. Butacas Safari de Carl Hansen. Lámparas compradas en Portugal. 

2.

Con las ideas muy claras

 MG 6917

"No hay ni un solo elemento conservado de la vivienda natural, el interior quedó desnudo en hormigón cuando hicimos la reforma", nos explica. Resulta que Marga, la propietaria, guardaba fotos de Pinterest desde hace años. "Así llegó hasta nosotros, con las ideas claras", nos cuenta Isabel. 

3.

Tres en uno: salón, comedor y cocina

 MG 6905

El piso es grande y sabían lo que buscaban: "Queríamos conexión entre el salón, el comedor y la cocina. El hilo conductor es un blanco cálido. La casa es monocolor, con el suelo de roble natural. Incluso las piedras y mármoles tienen esos tonos cálidos y tranquilos. Los linos naturales y las telas blancas dan actualidad y, sobre todo, atemporalidad", apunta la decoradora. 

SOBRE LA MESA. Mesa de Ramisa. Plantas de Madreselva Flores. Cerámicas de Nomad Home. 

4.

Sensación de naturaleza por toda la casa

 MG 6945

El comedor es "como comer en un jardín. Desde la ventana ves la alameda de Vigo, y dentro tienes sillas y lámparas de fibras, plantas, y mucha madera", añade. 

EN EL COMEDOR. Mesa a medida de Ramisa Projects. Alfombra de Zara Home. Sillas trenzadas de Sika-Design. Vajilla artesana portuguesa, similar en Mateus. Alacea de madera de Mestizo Store. Alfombra tipo bereber de Zara Home. Lámpara de fibras similar en Let's Pause. 

5.

Un tesoro de cocina

 MG 7025-1

La cocina es uno de los tesoros de este piso: "Originalmente, era interior. Para ganar luz y relación visual con el resto de la vivienda, hicimos un gran cerramiento en L. Aunque no solo el cerramiento delimita el espacio, también lo hace el techo, con sus molduras, puestas estratégicamente para ello. Dentro, todo es blanco y eso nos da conexión con el salón y el comedor, aunque no perdemos la intimidad", nos cuenta Isabel. "Las lámparas son de fibras, como las del comedor, y el suelo también nos ayuda a delimitar. Los azulejos, por cierto, son artesanos".  

EN LA COCINA. Diseñada por Ramisa Projects, fabricada por Arias Nadela. Campana de Faber, comprada en Laguardia & Moreira. Suelo hidráulico de Mosaic del Sur. 

6.

El espacio por excelencia de la casa

 MG 6996

"¿Que si nos falta algo? Para el office, haremos un banco y una mesa a medida, porque hemos buscado y no encontramos el ideal, pero no pasa nada. ¡No creemos que una casa entera se pueda hacer en seis meses! Al revés, la ilusión de la propietaria es ir completando con el paso del tiempo. Y te cuento otro secreto: para ella el punto de partida de lo que imaginó como su futuro hogar fue la cocina de nuestra casa. La vio en un blog donde la gente preguntaba ¡si era inglesa! Y la quiso copiar, ja ja", comenta Isabel. 

HACIA EL COMEDOR. Alacena blanca diseñada por Ramisa Projets. Los mármoles de la isla son recuperados de una casa antigua. EN EL OFFICE. Sillas antiguas, en La Victoriana. Mantel de Filocolore. Lámparas cónicas de Mestizo Store. Taburetes de Hk Living. 

7.

Luz en todos los rincones

 MG 7093

Mientras avanzamos por el pasillo hacia la zona de noche, nos damos cuenta de cómo este piso resulta muy luminoso. "Uno de nuestros objetivos es que fluya la luz. Ahí la distribución de la vivienda juega un gran papel, el fluir de las zonas comunes, intentar eliminar los pasillos ciegos... Son detalles muy importantes para conseguir que la luz circule y genere esos juegos de luz tan agradables", explica la decoradora. Buena prueba de ello es el pasillo, con sus lámparas colgantes de Art Decó blancas y dorado. "Son muy sutiles y casi se confunden con el techo. Son un elemento clásico que nunca pasará de moda, en los hoteles parisinos las verás siempre", añade la decoradora. 

EL PASILLO. Cerramiento a medida diseñado por Ramisa Projects. L´amparas de Luz Vintage. 

8.

¿Y el dormitorio?

 MG 6669

De nuevo, aquí respiramos calma y sosiego. "Pusimos molduras para mantener el aire clásico, como en el salón. Junto al cabecero, donde está puesto el aplique, hay azulejos artesanos, que ponen un toque delicado y hasta chic con su brillo", nos cuenta Isabel. 

EN EL DORMITORIO. Lámpara de bambú y algodón de Ay Illuminate. Ropa de cama de Zara Home. Plaid de Maison de Vacances, en Filocolore.  RINCÓN DE LECTURA. Estores de lino de Elisa Megía. Alfombra de Zara Home. Lámpara de Ayu Iluminate. Mesa auxiliar similar en Vilmupa. 

9.

Con mucha elegancia

 MG 6721

Tanto los apliques como las mesitas son elementos sutiles, con la elegancia de una suite de hotel. ¡Una maravilla! El cabecero está enmarcado por molduras y azulejos artesanos. 

EN LA CAMA. Ropa de cama y alfombra de Zara Home. Cojines de rayas de Maison de Vacances. Aplique de Serge Mouille.  Cómoda en Rue Vintage 74. Sábana de lino de Filocololore. 

10.

El baño: nuevo pero de aire antiguo

 MG 6809

El baño, por cierto, tiene un mueble a medida que, de nuevo, repite la fórmula de este especial piso: es nuevo, pero parece antiguo. 

EL BAÑO. Mueble de Ramisa Project. Espejos similares en Kenay Home. Lavamoanos de Duravit. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.