12 /16

1.

Un salón regio pensado para compartir

Salón regio con grandes ventanales y decoración moderna

Cuando la decoradora Sandra Vergara vio por primera vez este piso supo que su belleza clásica merecía la pena conservarse. Aun así, una de las primeras intervenciones que se hizo fue derribar tabiques, sobre todo en la zona de día, para disfrutar de un salón amplio. "Era básico para los propietarios, una pareja joven con una niña pequeña, tener una zona de día generosa donde reunirse cómodamente con amigos y familiares, cuando vienen de visita a Bilbao", explica la decoradora Sandra Vergara, responsable de la reforma. 

Sofás a medida de Decolur y mesa de centro de Taller de las Indias. Butaca de &Tradition. Banco, de Export Junk. Pufs, de Leroy Merlin. 

2.

Una belleza a conservar

00528729 Mesa de centro madera maciza

Pero no todo fue tirar tabiques. Las preciosas molduras de paredes y techos y la librería del salón fueran las dos únicas cosas que se pudieron conservar de este céntrico piso señorial de Bilbao.

Librería, restaurada y lacada en blanco. Sofá, realizado a medida por Decolur Sofá. Mesa de centro, de Taller de las Indias. Pufs, de Leroy Merlin. Alfombra, de KP.

3.

De tres habitaciones, una sola y diáfana

salón regio con grandes ventanales y decoración moderna

Para ganar un salón comedor lo más amplio posible, en la zona de día se prescindió de tres habitaciones, creando un espacio diáfano de casi 80 m2 en el que conviven salón, comedor y despacho. 

Pufs de Leroy Merlin y lámpara de pie de Santa & Cole. 

4.

Una base regia y una decoración moderna

Salón regio con muebles modernos

El mix de estilos está presente en toda la casa. De hecho, la decoradora destaca que a la hora de elegir el mobiliario tuvieron muy presente equilibrar las dos almas de la vivienda. Y como ejemplo nos menciona la butaca del salón, "porque aunque es un diseño actual, el terciopelo le da esa elegancia clásica", resume. 

Mesas nido de HK Living y la redonda de Ethnicraft, ambas en La Maison. Alfombra de KP.

5.

Una escultórica lámpara que enmarca el comedor

Salón comedor regio con una gran lámpara que divide espacios

"Es un gran acierto, porque contrarresta la esencia clásica del piso. Es una lámpara que no puedes poner en cualquier espacio, porque puede resultar invasiva, pero aquí le iba perfecto. Además, nos ayuda a separar y delimitar un poco el comedor, no queríamos que pareciera una continuación del salón o del estudio", recuerda la decoradora. 

Mesa, de Ethnicraft. Lámpara de Petite Friture, mod. Vértigo. 

6.

Con personalidad propia

comedor abierto a zona de estudio 00528756 O

Aunque el comedor se encuentra entre el salón y la zona de trabajo, presume de carácter y esencia propia. Como comentábamos, la gran lámpara escultórica, que acoge todo el conjunto, es la responsable. Pero también las alfombras ayudan a dotar al espacio de esa unidad e independencia. 

Mesa, de Ethnicraft. Sillas, de Ton. Alfombra, de Farma Living. Escritorio, de Zara Home. Silla, en Bazar DecoraciónESA, DE ETHNICRAFT. SILLAS, DE TON. ALFOMBRA, DE FARMA LIVING. ESCRITORIO, DE ZARA HOME. SILLA, EN BAZAR DECORACIÓN. LÁMPARA BLANCA, DE AROMAS DEL CAMPO. ALFOMBRA DEL ESTUDIO, DE ZARA HOME.

7.

Un suelo como el original

zona de paso con suelos de parquet de madera 00528766 O

"Había un precioso suelo de espiga, pero estaba muy deteriorado y no pudimos conservarlo. Así que buscamos uno que se asemejara lo más posible al de origen y dimos con este que es una auténtica preciosidad. Es de roble envejecido y tiene todas las juntas como envejecidas, como con golpes. Da la sensación que lleva años aquí a pesar de ser nuevo. Te diré que es el suelo más bonito que he visto nunca", se sincera Sandra. 

Consola, de Crisal.

8.

La decoradora Sandra Vergara en la zona de estudio del piso

Decoradora Sandra Vergara

La decoradora Sandra Vergara en el despacho del piso, que se ha integrado finalmente en la zona de día. "Donde lo ves, debía ir cerrado con un acristalamiento, pero al final lo dejamos abierto. Y precisamente para separarlo del salón comedor, lo enmarqué con esa pared verde. Así, logras un doble efecto: amplias más el espacio y le das entidad propia al despacho, que queda separado visualmente del resto", explica.

Escritorio de Zara Home y silla de Bazar Decoración.

9.

Un aseo "invisible" en el recibidor

Recibidor con pared plafonada que oculta un aseo

El aseo está, pero cuando la puerta está cerrada, ¡ni se ve! "Fue un reto, porque los propietarios querían sí o sí un aseo para dar servicio a la habitación de invitados. Pero no queríamos romper el precioso juego de molduras del techo. Al final ideamos un tabique que no llega hasta el techo, así no afecta las molduras originales, y para ocultar la puerta, la revestimos con las mismas molduras decorativas con las que plafonamos la pared", resume Sandra. 

Molduras de Orac Decor. Consola de Ethnicraft, en La Maison. Pavimento de roble francés de ArteDeco Parke, en Maderas Importación.

10.

Una cocina con sabor tradicional muy acogedora

Cocina con zona de office

La cocina se proyectó en la línea del resto del piso, mezclando lo clásico y lo moderno. Así, Sandra apostó por una encimera de piedra natural y un mobiliario con cuarterones y un punto clásico que conecta muy bien con las molduras del salón, y le dio al office un aire más actual. Y para darle un extra de calidez, "porque las cocinas hay que tratarlas con mucha delicadeza para que no parezcan laboratorios", Sandra ha revestido las paredes con un papel pintado con efecto textil.

Muebles de Santos con manillas de Formani. Pavimento porcelánico que imita la piedra de Himmabisa. Papel pintado de Arte Wallcovering.

11.

Un office coqueto y con mucha luz natural

Office con mesa rectangular y lámpara con pantalla de tela

Aunque la cocina es amplia, Sandra destaca que "picaron mucho" para poder aprovechar todos los huecos posibles. Prueba de ello son las baldas empotradas (que vemos en la imagen anterior) que sirven de apoyo a la mesa, ya sea como "mueble desayunero" o para tener a mano la vajilla de uso diario. 

Mesa de Ondarreta y sillas de Crisal. Lámpara de Another Lamps. 

12.

Un completo vestidor en el acceso a la suite

Vestidor con armarios en blanco con molduras y hasta el techo

Sandra aprovechó el pasillo de acceso al baño y a la suite para habilitar un completísimo vestidor de suelo a techo. Y, como en el resto de la casa, juegó con el mix de estilos: optó por unos armarios con molduras, "pero esta vez son modernas".

Los armarios son un diseño realizado a medida por Desuka. Los frentes se han decorado con molduras y lacado en blanco.

13.

Un dormitorio sobrio y elegante

Dormitorio con pared del cabecero panelada

Para el dormitorio se optó por una decoración más bien minimalista, con pocas piezas. Pero para darle un extra deco, se creó un panelado en la pared del cabecero con las mismas molduras empleadas en el recibidor. 

Cabecero de Decolur y butaca de Tabu. El blanco con flecos, de Olive Store.

14.

Detalles que marcan la diferencia

00528743

Aunque con una decoración basada en básicos, el dormitorio cuenta también con una pequeña butaca y un banco que sirven para dejar la ropa y calzarse y descalzarse. Hechos en madera y cuero ayudan a subir la temperatura del espacio.

Butaca, de Tabu. Lámpara de pie, en Bazar Decoración. Alfombra, de Gancedo.

15.

Un baño moderno

00528739

Actual, moderno y con un mueble actual y ligero fueron las máximas al planificar este baño. Aquí, la interiorista Sandra Vergara aplicó el mismo recurso que en la zona de trabajo: una pared pintada de un color vibrante ayuda a dar profundidad y enmarcar la pared donde va colocada la zona de aseo. 

16.

No falta la bañera exenta

baño moderno con bañera exenta 00528740

Para culminar este baño moderno, se colocó una bañera exenta de líneas sencillas y modernas. Para que sea más cómodo, se han instalado también un grifo de ducha en la pared y un rociador efecto lluvia. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.