7 /9

1.

Piso para tres.

Esther y su pareja vivían en un piso más pequeño, perfecto para dos. Cuando se decidieron a 'encargar' un bebé, se mudaron a este, más grande y luminoso. Ahora preparan las primeras Navidades de la pequeña Valentina.

2.

En el salón.

Sofás de Pilma, mesitas de MIV Interiores y cojines de Boho Deco Chic, Decokids, Maison du Monde, Mr Wonderful y Hhhaus.

3.

Un cálido recibidor.

 "Quitamos la puerta del recibidor al comedor y la pared del fondo del salón la hicimos con placas de imitación de ladrillo en blanco".  

4.

Home, sweet home

. Cómoda y espejo de Kenay Home. Alfombra y velones de PentHouse.

5.

La sala de juegos de Valentina.

"¡La alfombra es como nuestro segundo sofá! Pasamos tantas horas aquí que, con unos cojines, estamos todos cómodos. Pusimos un espejo y una barra de cortina para que Valentina pueda levantarse. Y los cuentos están en vertical para que los vea y coja bien".

6.

El cuarto de Valentina.

"La pared de papel pintado la compramos en Noruega cuando aún estaba embarazada y no sabíamos si era niño o niña. Los muebles son muy básicos, funcionales y económicos, aunque les doy un toque con un detalle o una tela. Cuando crezca y pase a una habitación de niña, la redecoraremos".

7.

El rincón creativo.

"Hasta que nació la niña, ¡pasaba muchas horas aquí! En mi taller tengo mi panel de inspiración, donde voy guardando ideas que me gustan y de las que pienso 'esto ya lo haré'. Me coloco frases inspiradoras y láminas bonitas".

8.

Sencillez al poder.

"Me gusta poner pocos muebles. Siempre he sido de blancos, incluso romántica. Mi pareja me ha enseñado a equilibrar con la calidez de la madera. En el dormitorio queríamos algo sencillo y relajante, tengo dos trozos de madera como mesitas y un cabezal de pino sin tratar. Las mantas ponen el color".

9.

La bloguera Esther @estoreta, y su hijita, la pequeña Valentina.

La bloguera Esther @estoreta, y su hijita, la pequeña Valentina.

"Esta Navidad es la primera de nuestra hija y hemos buscado luz y tonos cálidos, que den calma", nos cuenta Esther, fundadora del blog Estoreta, donde muestra todas sus bonitas creaciones que también pone en su casa. ¡Sobre todo ahora que preparan unos días tan especiales junto a la pequeña Valentina!

"Vivíamos en un piso de alquiler muy pequeñito, perfecto para dos. Cuando pensamos en ampliar la familia decidimos mudarnos a un sitio con más metros. De esta casa nos gustó el comedor, con un ventanal grande, que lo hace muy luminoso y que es lo que a todo el mundo cuando viene le llama más la atención. ¡Guau cuánta luz! nos dicen los amigos", se ríe Esther, al recordar cómo llegó a esta casa, donde la peque recibirá sus primeros regalitos de Reyes.

Estas fiestas, han decidido decorar con mucho handmade. El básico de esta bloguera es el tono gris (por algo vivió en Noruega y allí se enamoró del rollo nórdico). "Hago las coronas, un calendario de adviento, los pompones, ¡hasta renos!".

"La casa es la fusión de lo que era antes mi estilo y el de mi pareja. Porque yo era muy de blancos, muy romántico incluso, y él era más industrial, de acero, maderas... Intentamos encontrar el equilibrio del blanco introduciendo la madera, que yo antes era super reticente y ahora me encanta, y con algunas cositas en negro que rompen y dan un toque, como las lámparas, las patas de la mesa de acero, el ribete de la estantería...", cuenta.

Imaginación al poder

“Me gusta poner pocos muebles. Siempre he sido de blancos, incluso romántica. Mi pareja me ha enseñado a equilibrar con la calidez de la madera. En el dormitorio queríamos algo sencillo y relajante, tengo dos trozos de madera como mesitas y un cabezal de pino sin tratar. Las mantas ponen el color", cuenta Esther, que se ha volcado, además de en las fiestas, en el cuarto de su hijita.

"El papel pintado lo compramos en Noruega cuando aún estaba embarazada y no sabíamos si era niño o niña. Los muebles son muy básicos, funcionales y económicos, aunque les doy un toque con un detalle o una tela. Cuando crezca y pase a una habitación de niña, la redecoraremos". Los cojines, claro, ¡los ha hecho ella! No en vano, tiene su taller en casa: "En mi taller tengo mi panel de inspiración, donde voy guardando ideas que me gustan y de las que pienso 'esto ya lo haré'. Me coloco frases inspiradoras y láminas bonitas".

Aunque si tienen un lugar favorito ese es el cuarto de juegos de Valentina. "¡La alfombra es como nuestro segundo sofá! Pasamos tantas horas aquí que, con unos cojines, estamos todos cómodos. Pusimos un espejo y una barra de cortina para que Valentina pueda levantarse. Y los cuentos están en vertical para que los vea y coja bien". ¿Te has quedado con ganas de más? Pues no te pierdas este vídeo.