9 /10

1.

Un piso pequeño, pero con muchas posibilidades

Este piso se encontraba en mal estado, pero tenía muchas posibilidades: se halla en un chaflán y sin edificios cercanos, por lo que su luz es infinita. Incorporamos la terraza al salón y así abrazamos la luz de los grandes ventanales del chaflán", nos explica la arquitecta Ana Escribano Fernández, autora de la reforma.

2.

Las columnas sirven como estanterías

"La luz era lo mejor de la casa, había que sacarle el máximo partido sin perder espacio, por este motivo ganar la terraza fue clave. Cambiamos las columnas estructurales que pasaban por la mitad del salón y las convertimos en la estantería. Ahora se puede usar desde la zona de lectura y desde el salón. Tiene paneles metálicos correderos, que la hacen más versátil", explica Ana.

Sofá y chaise longue de Studio Bañon. Butacas, pufs y alfombras, de Rue Vintage 74.

3.

El piso tiene forma triangular

"Por esta forma triangular, la obra se complicó mucho, ¡todo estaba en medio!, los pilares, las columnas de calefacción, las bajantes...", cuenta la arquitecta Ana Escribano.

Mesa y lámpara de piña de Mestizo Store. Sillas, alfombra, lámpara verde y lámpara de comedor de Rue Vintage 74.

4.

La cómoda es la estrella del salón

El piso es pequeño pero muy resultón, también por los contrastes de estilo que vemos: "Para que el contraste funcione, hay que elegir una pieza principal y que el resto gire alrededor de ella. En el salón la cómoda es el mueble central.

La cómoda, el espejo y el cuadro encima de la cómoda proceden de Rue Vintage 74.

5.

La autora de la reforma

La arquitecta Ana Escribano Fernández de Santaella.

6.

La cocina está en la entrada

"Conseguimos aprovechar mejor la forma triangular del piso dejando en la parte estrecha de la vivienda el baño y la cocina", comenta Ana, que diseñó los muebles. La cocina es pequeña y blanca, un color estrella para que parezca más grande.

7.

El dormitorio azul petróleo y mostaza

En el dormitorio, el cabecero, con su azul petróleo es la pieza estrella. 

El cabecero, los apliques, el puf y la mesilla son de Rue Vintage 74.

8.

Detalles negros

"El piso es sobre todo blanco. Reservamos el negro exclusivamente para piezas metálicas, como las manillas, la grifería o la estantería", apunta Ana. En esta mesilla, el negro se compensa con cajones de fibras.

9.

Un mini baño muy chic

El gresite es de Hisbalit, de la colección Unicolor. La ducha es de obra, con el mismo material del suelo. El mueble fue hecho a medida por un carpintero.

10.

El piso mide 80 metros y tiene forma triangular

Movieron la cocina (desde donde está ahora la habitación) y el baño hasta la zona más estrecha.

Este piso tiene un pro y un contra: el contra es su forma triangular, poco convencional. ¿El pro? La luz que le entra porque está ubicado en una esquina y tiene un chaflán. Con este cóctel, los dueños sabían que querían una distribución ordenaday que les resultara muy muy práctica. La arquitecta Ana Escribano Fernández de Santaella lo consiguió.

¿Alguna clave, además de todas las que hemos visto? "Usamos materiales, colores y acabados similares en todo el piso para que se vea más grande y con espacios continuos. El blanco es el color base. Lo pusimos en las puertas de suelo a techo diseñadas a medida, en las paredes, en el rodapié...". El reto no era fácil ¡pero es toda una prueba superada!