Publicidad



DIRECCIONES

Todas las direcciones, marcas y profesionales de esta casa Ver

Entrada a casa con decoración navideña desde el jardín

Una casa blanca como la nieve

El blanco llenó de luz esta casa. Con lazos de tul, toques de oro y motivos de inspiración nórdica se ha creado un romántico escenario donde vivir una Navidad inolvidable.

La Navidad, aunque no nieve, siempre es blanca en esta casa. Tules y adornos de inspiración nórdica se despliegan entre paredes y muebles níveos. Detalles dorados y ramas verdes redondean un ambiente mágico, como si el Hada de las Nieves fuera a aparecer... “Hasta compro poinsetias blancas. Y visto la mesa con las sábanas blancas bordadas de mi madre”, cuenta la propietaria.

Pintada para atrapar la luz

El blanco también obró la magia de iluminar esta casa de indianos de la costa del Maresme, que data de 1865. “Era oscura, con muchas habitaciones. Tiré tabiques, construí apeos y lo blanqueé todo. ¡Mi marido asegura que si se hubiera dejado, también lo habría blanqueado a él!”. Para darle un aire provenzal y realzar su antiguo carácter, ideó la chimenea, el armario del dormitorio y las librerías del salón, aprovechando antiguas puertas y dos alacenas originales. “Los armarios de la cocina, que quería de estilo tradicional, los encargué con la misma moldura, y los pinté con una mezcla de pigmentos, cal y cola blanca de carpintero”. Todos ellos, cuando llega la Navidad, cobran aún más protagonismo con hojas y estrellas doradas, guirnaldas de abeto con luces blancas y doradas, lazos de tul... El fotogénico resultado se puede disfrutar en las páginas de este reportaje... Y en un anuncio navideño que rodaron en esta misma casa. ¿La reconoceremos?

 

Publicidad


¡Me encanta! ¡Quiero compartir!

0 Comentarios

Para opinar, debes identificarte o registrarte ¡Gracias!

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble!¡Regístrate!.


¡Ups! Para participar, debes estar registrado

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble! ¡Regístrate!

Otros artículos que te interesarán