Reformar

1 /476

1.

Una hornacina de apenas 15 cm de fondo para los geles

Gran ducha de obra con rociador de techo y hornacina para geles

Baño diseñado por Esther Sánchez Lastra. Revestimiento de piedra natural de basalto de Canteras Ortiz.

RBA

Abierta por ambos lados, esta ducha necesitaba un lugar para dejar los geles que no rompiera la estética natural de su revestimiento de piedra de basalto con tratamiento envejecido. La solución ha sido planificar una hornacina de 15 cm de fondo por debajo de la ventana. De este modo los geles están a mano, sin necesidad de recurrir a otro tipo de accesorio de baño. 

2.

Una casa en la montaña con mucho encanto

Una casa en la montaña con mucho encanto

¡Haz clic en el vídeo y descubre este proyecto de Ana Blanco y Fran Mengibar con estilismo de Mónica Klamburg!

3.

Dí sí a las griferías murales

Baño reformado con mueble de madera y espejo rectangular.

Baño con armario bajolavabo Veri con encimera y lavamanos de Solid Decor. Revestimimento, de Colorker. Apliques, de Astro Iluminación. Pavimento, de Gespania. 

El Mueble

Una pregunta habitual cuando vamos a dar una nueva imagen al baño es el tipo de grifería que vamos a colocar. ¿Encastrada en el mueble? ¿Tipo mural? ¿Y con qué acabado? Ahora se llevan las griferías negras de pared: son una opción moderna, más limpia y que, además, despeja la encimera. 

4.

Todo espacio es bueno par aguardar

Baño reformado con cisterna empotrada y armario encima.

Baño reformado con cisterna empotrada y armario encima.

El Mueble

Actualmente, es habitual apostar por las cisternas empotradas en las reformas de baños. Pero piensa que esa pared regala también un espacio estupendo en el que colocar un mueble a medida donde puedas guardar el papel higiénico o las toallas. 

5.

Planifica bien la iluminación

Baño reformado con mueble de baño a medida con cajones y puertas.

Encimeras Dekton en Cosentino. Espejo de Maisons du Monde. Apliques de Ikea.

El Mueble

Planificar la iluminación del baño es fundamental para que sea segura y efectiva. Así que, además de la iluminación general del techo, que aquí se ha llevado mediante dos focos empotrados, recuerda que debes también iluminar bien la zona del lavamanos para ver bien al maquillarse, afeitarse...

6.

Apuesta por muebles versátiles

Baño reformado con mueble de madera volado y armarios con frentes de espejo 00550661

Encimera de piedra caliza con cajón de roble de Tino Marbella. Mueble-espejo diseño de Beatriz Lario.

El Mueblwe

Al elegir el almacenaje del baño, no te limites solo al mueble de baño. ¡Hay muchas más opciones! Puedes colocar un mueble tipo vitrina, por ejemplo. Pero un elemento que pasará desapercibido y no ocupará espacio es un espejo tipo camerino, como el de este baño. Regala espacio para guardar al tiempo que llena de estilo el espacio gracias a sus modernos perfiles negros.

7.

Ideas que amplian el espacio

Baño reformado con mueble de madera y espejo grande

Baldosas, de Azulejos Peña. Toallas, de Zara Home. Taburete, de Mestizo Store. Flores, de Blumental.

El Mueble

¿Buscas ideas para reformar un baño mini? Inspírate con las de este baño pequeño. Por un lado, el gran espejo de pared a pared sin marco se encarga de ampliar el espacio, por el otro, el mueble suspendido de madera aporta calidez y al mismo tiempo resulta ligero sin renunciar al almacenaje. 

8.

Revestimientos actuales y atemporales

Baño reformado moderno con mueble blanco y paredes de mármol.

Revestimiento de mármol. Bajolavabo, realizado a medida por Calmita. Bañera y grifos, modelo Sens Oro, de Calamita. Toallas, de Zara Home. 

El Mueble

Entre las ideas de baños reformados que más nos gustan está este en el que las paredes lucen un bonito revestimiento en mármol. Este clásico material vuelve a estar en tendencia y no solo en su forma natural, sino que hay otros materiales que lo imitan a la perfección. La piedra sinterizada es uno de ellos. Pero si buscas ideas baratas para reformar el baño, recuerda que también hay revestimientos de PVC de fácil instalación y que son aptos para zonas húmedas.

9.

Con la ducha tras un murete

Baño reformado con la ducha separada por un murete.

Baño con paredes con baldosas tipo metro. Armario bajolavabo, a medida, en Fontgas. Suelo cerámico imitación madera, de Carrocasa. Grifería, de Roca. Cuadro en Sacum. Toalla, de Tine K Home.

El Mueble

Si estás pensando en reformar el baño y quieres prescindir de la mampara, ¡puedes hacerlo! Atenta a esta idea. La ducha se ubica tras un murete que separa la zona del lavamanos y la protege de las salpicaduras. Lo mejor es que este baño cuenta también con bañera, separada de la ducha con un muro a media altura. 

10.

Separa zonas

Baño reformado con las paredes como protagonistas.

Baño reformado con las paredes como protagonistas.

El Mueble

Si tu baño es grande y puedes separar la zona del lavamanos de otras más íntimas, como la de la ducha y la bañera, ¡hazlo! Para diferenciar los espacios puedes emplear los revestimientos de las paredes. Aquí, en la zona del lavamanos, se ha colocado un llamativo papel pintado que contrasta con el moderno mueble de baño en azul. Mientras, en la zona de la bañera y la ducha, los azulejos en espiga en color aguamarina y acabado brillo llevan el color y el estilo. Un baño reformado acorde con las tendencias.

11.

Despedirse de una puerta que entorpece

Paso desde el pasillo a la cocina

Taburetes de Zara Home, interruptores de Fontini, butaca de Carl Hansen & Son en Domesticoshop y suelo de Azul Acocsa.

El Mueble

En un pasillo que es ineludible y que desemboca en un espacio que se abre, ¿aporta la colocación de una puerta? Si se elimina y se crea un vano decorativo el espacio de paso gana valor estético. Este cambio solo implica retirar la puerta antigua y su embocadura, rematar las paredes y crear un arco a imagen de este proyecto y pintar de nuevo. Por un presupuesto de 400-500 € lo tendrás.

12.

Unir dos habitaciones

Zona de trabajo detrás del cabecero de la cama

Silla de Gubi y alfombra a medida de KP.

El Mueble

Un piso pequeño gana en sensación de amplitud al eliminar algunos tabiques. Y eso no es solo aplicable a la cocina para integrarla en el salón-comedor. Una buena reforma que llevar a cabo es la de unir dos habitaciones para ganar un vestidor en el dormitorio principal o una zona de despacho detrás de la cama. Derribar un tabique tiene un precio de 6-8 €/m2 y hay que sumar el alisado del techo y paredes, pintura y suelo. Alisar paredes y pintar tiene un precio de 17-18 €/m2, dependiendo de lo laborioso que resulte el trabajo.

13.

Una escalera más decorativa

Salón conectado con la cocina y el comedor

Sofá de Maisons du Monde, mesa de centro de Mister Wils, alfombra de Rug Vista, pared acristalada diseñada por NI2 y suelo de Vintage Line

El Mueble

De igual manera que derribar un tabique concede amplitud en un piso pequeño, cuando se trata de una escalera también es posible integrarla más, de manera que resulte más decorativa y más abierta e integrada. Desde el estudio Mac 3 Studio & Design, abrir un hueco en la escalera, con la demolición de tabiquería en esa zona, igualado y pintura, tiene un precio de 1.098 €. La barandilla de tubo 275 €. Si prefieres una moderna barandilla de cristal, el precio sería de 392,50 €.

Y tomando como referencia esta obra, la arquitecta Marta Sánchez nos indica que abrir un hueco de 2,5 m de ancho x máximo 3 m de altura, con el fijo de vidrio, costaría 2.250 €. Todo en precio aproximados.

14.

Abrir e integrar la cocina

Cocina abiebrta con isla con barra

Muebles de Alfredo Sanz diseñados por Dorotea Estudio, taburetes de Maisons du Monde, bandeja de Ikea y electrodomésticos de Balay.

El Mueble

Sin tabiques que la delimiten. Un piso pequeño con continuidad entre salón-comedor y cocina. Incluso, con esta obra es posible prescindir de comedor con una isla con barra que haga la función o con una mesa entre ambientes que se suceden. El presupuesto para derribar un tabique de 3 m de ancho x 250 de alto y retirada del escombro puede estar en 500 €. El falso techo nuevo para dar continuidad y tabique, tendrá un precio de 450 €. Si hay que modificar tomas de luz y agua para la nueva distribución del mobiliario, añade 600 €. Total (sin el nuevo mobiliario ni el suelo): 1500-1600 €.

15.

Cambiar ducha por bañera

Baño pequeño con ducha

Revestimiento de Living Ceramics, griferías de Imex, bajolavabo de roble realizado a medida, espejo de Zara Home y flores de Goya Floristas.

El Mueble

En función de las características del cambio, el precio de instalar un plato de ducha en el lugar de la bañera tiene un precio de entre 1.100 y 1.800 €. Depende de si entra un plato a medida, de si hay que adaptarlo y de si hay que cubrir toda la pared de nuevos azulejos o solo una franja y desplazar las tomas de agua desde la altura de grifería de bañera a la de ducha. Pero se gana mucha sensación de espacio en un baño. Así como instalar un inodoro suspendido compacto de cisterna empotrada (900-1.200 €).

16.

Reforma de un piso pequeño que parece multiplicarse

Salón, comedor y cocina abierta

Salón, comedor y cocina abierta

El Mueble

Mucho blanco, carpintería en el mismo tono, suelo continuo, sin tabiques divisorios y el mobiliario adecuado, más la conexión con el exterior que amplía el interior. Este es un proyecto de reforma integral de una misma planta de 21 m2 con salón, comedor y cocina de distribución lineal. El precio de una reforma integral está en 400 €/m2 sin calefacción ni aire acondicionado y 500 €/m2 con elementos de acondicionamiento (en función de ciudades, calidad de materiales e intervenciones). Impuestos no incluidos.

17.

Antes de la reforma de un piso pequeño

Salón antes de la reforma

Salón antes de la reforma

El Mueble

Las reformas aportan mucho. Permiten revalorizar una casa, actualizarla estéticamente, acomodarla a las nuevas necesidades, ampliarla, ganar zonas de almacenaje, hacerla más funcional… Aunque los precios siempre depende de las intervenciones exactas y de otras características concretas del espacio, estas son obras especialmente pensadas para pisos pequeños. ¡Asómbrate con este espacio antes y ahora mira el después!

18.

El mueble al detalle

Pared a media altura para separar salón y comedor.

Sillas, de Sacum. Lámpara de pie, de Cottage Little House.

El Mueble

Crea simetrías, pon los libros pequeños en vertical y los voluminosos en horizontal, añade cestos y algún detalle decorativo más.  Y mantenlo en orden, porque ya se sabe: ¡el caos empequeñece! Para que te sirva de orientación, este mueble de pladur mide 200 x 190 x 25 cm y su precio puede situarse a partir de los 1.000 €.

19.

Ganar luminosidad en recibidores pequeños

Recibidor con pared acristalada decorado con un aparador antiguo.

Aparador de Acomodo.

El Mueble

En casas unifamiliares, una idea estupenda para que la luz natural inunde el recibidor es sustituir un muro por una espectacular superficie acristalada como hizo en esta casa la decoradora Catalina Alós. Esa conexión con el exterior también te ayudará que se se vea más grande y lleno de vida.

20.

Tabiques acristalados para mini recibidores

Recibidor con un cerramiento acristalado para independizarlo de la cocina.

Proyecto de Egue y Seta. Consola modelos Tidder y espejo, de La Redoute Interieurs.

El Mueble

Una solución para crear un efecto visual de amplitud es sustituir los tabiques tradicionales por un cerramiento acristalado. Y si buscas potenciar su valor decorativo, opta por un diseño con cuarterones. En el caso de que la estancia contigua sea la cocina, piensa en un cerramiento que combine una parte inferior opaca para poder apoyar el mobiliario sin que la trasera quede a la vista.

 

21.

Ayudas para la rehabilitación de las viviendas

Salón reformado

Sofá de Miki Beumala, butacas de Crearte en Coton et Bois, mesas de centro de Cado, alfombra de Benuta y librería a medida realizada por Renova Solucions

El Mueble

22.

Sustituye los tabiques por muros de cristal

Cocina con cerramiento de cristal

Proyecto de la interiorista Marta Prats, muebles de Cubic, encimera de Silestone y taburetes en La Maison.

El Mueble

Son muchas las razones por las que te animamos a tirar los tabiques de la cocina y sustituirlos por muros de cristal. Primero porque tu cocina ganará luz natural y, segundo, porque, al unificar los espacios, también conseguirás amplitud visual. Además, esta solución es perfecta para todos los reacios a abrir completamente la cocina al salón por miedo a que humos y olores inunden el salón, algo que, por otra parte, se soluciona con una buena campana extractora. Mira cómo lo hizo Marta Prats en esta cocina.

23.

¡Gana metros!

Cocina con muebles en dos frentes y zona de comedor al fondo

Mobiliario de la serie Line de Santos, encimera de Silestone y pavimento de gres porcelánico que imita madera, de Himabisa.

El Mueble

Puede que tu cocina sea pequeña, pero quizás tengas la suerte de contar con una pequeña terraza anexa que utilices como tendedero con zona de lavado. ¿Has pensado integrarla en el interior de la vivienda? De este modo, tu cocina ganaría luminosidad y metros útiles donde situar, por ejemplo, un comedor de diario. Eso fue lo que hizo Natalia Zubizarreta en esta cocina. Si te animas a hacer esta obra, recuerda que deberás acondicionar el nuevo espacio: unificar suelo, paredes y techo.

24.

Mandamiento número 10: da a la grifería la importancia que merece

Detalle de grifería de cocina.

Otro de los elementos que no debes descuidar en ese nuevo look de tu cocina es la grifería. A lo mejor piensas que es fácil, pero cuando llegue el momento de elegir un grifo, te darás cuenta de la enorme variedad de diseños que existen en el mercado. Distintos materiales y acabados, bimandos, monomandos, de caño alto, extraíbles… te explicamos cómo elegir el grifo de tu cocina.

25.

Una colección de geles en la zona de ducha

Gran ducha de obra con rociador de techo y hornacina para geles.

Baño con gran ducha de obra con rociador de techo y hornacina para geles.

El Mueble

¿De verdad necesitas todos esos geles y champús en tu zona de ducha? Ten en cuenta que muchos botes a la vista dan sensación de desorden. Y si, además, son distintos producen ruido visual. Para solucionarlo no solo debes reducir el número de botes también unificarlos. Elige botes iguales y rellénalos con el gel y champú que estés usando en este momento. Como mucho ten dos de cada. Puedes elegir estos botes y etiquetas súper decorativos. 

26.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

cocina-abierta-00538302

27.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

detalle-mueble-bano-obra-00531410

28.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

dormitorio madera techo abuhardillado 00519484

29.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

banco-en-terraza-00527615 O

30.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

cocina-estrecha-muebles-de-obra-00522841

31.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

salon y cocina abierta 00536012

32.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

dormitorio-y-bano-sin-puerta-00543534

33.

Y una ducha para desconectar del resto del mundo

reforma-despues-bano.jpg
D'Aussy Interiors

"En la planta primera, buscaba darle un cambio absoluto a los baños, donde la ducha o la bañera invitan a olvidarse del reloj. Todo queda integrado y forma parte de la arquitectura, relajando y aligerando el espacio al máximo", explica la interiorista.

34.

Plano con la distribución actual del primer piso

reforma-despues-distribucion-primera-planta.jpg
D'Aussy Interiors

Los dormitorios están en la primera planta. La habitación principal se agrandó anexando un dormitorio contiguo que tenía la distribución original y además se le integró un cuarto de baño.

35.

Plano con la distribución actual de la planta baja

reforma-despues-distribucion-planta-baja.jpg
D'Aussy Interiors

La reforma integral dio lugar a una distribución abierta con la cocina en el centro de la planta y dos salones: uno de verano, ubicado junto a las puertas que conducen a la terraza, y otro más recogidito, de invierno, (con una pequeña estufa de leña), que se puede utilizar también como sala de televisión.

36.

6. Antes: puertas de armario en madera oscura

reforma-antes-armarios-madera-oscura-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

Las puertas de toda la casa –tanto las de paso como las de los armarios– eran de madera de cedro en un tono intermedio que no encajaba con los ambientes luminosos y sosegados que los dueños deseaban para su casa en la Costa Brava.

37.

5. Antes: habitaciones pequeñas en el primer piso

reforma-antes-suite-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

En el primer piso se encontraban los cuatro dormitorios de la casa, además de dos cuartos de baño, a los que, en ambos casos, se accedía desde el pasillo.

38.

2. Antes: la cocina se encontraba al fondo de la casa

reforma-antes-cocina-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

"El cambio de distribución radical de la planta baja que les propuse al principio, les chocó e incluso lo rechazaron en un primer momento. La cocina, que quedaba en la parte trasera de la casa, casi arrinconada, pasaría a ser el centro del espacio", explica Clara. Estaba decorada con armarios blancos, azulejos del mismo color y una encimera de granito gris oscuro.

39.

Después: ganó en encanto y riqueza visual

reforma-despues-recibidor-escalera-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

En la reforma, el suelo de toda la casa se cubrió baldosas de toba catalana, que se colocaron en espiga para dotarlo de cierto dinamismo y riqueza visual. "El nuevo pavimento,  además de dar un cambio radical a la vivienda, hace sentir que estamos en una casa catalana", cuenta Clara.

La iluminación es otro aspecto que Clara siempre escoge muy meticulosamente: "Es tenue y cálida, siempre en puntos bajos, nunca empotrada. Incluso en la escalera, donde utilizamos las tejas de casas antiguas de alrededor a modo de apliques", explica la interiorista.

40.

4. Antes: el suelo era de baldosas efecto mármol

reforma-antes-escalera-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

En la escalera que comunica las dos alturas de la vivienda, se puede apreciar el tipo de pavimento que cubría todo el suelo. Eran unas losetas efecto mármol que alternaban distintos acabados según la estancia.

41.

Un baño con un diseño muy limpio

reforma-despues-bano-zona-de-lavabo-D'Aussy-Interiors.jpg
D'Aussy Interiors

El baño del dormitorio principal se aprovechó al máximo con soluciones a medida. Desde la zona de lavabo, con una repisa inferior para guardar los productos de aseo organizados en cestas, hasta la ducha, separada por un tabique que no llega al techo. 

42.

Ahora: dormitorio principal en suite

reforma-despues-dormitorio-con-bano-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

El dormitorio principal tiene cuarto de baño integrado. Ambos espacios se comunican a través de una puerta corredera.

43.

Entre ellos, un segundo salón

reforma-despues-zona-de-estar-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

Justo en el otro extremo de la planta, se creó un segundo saloncito; una zona de estar con un sofá de madera clara con colchonetas blancas en asiento y respaldo. El resultado es un ambiente agradable y muy acogedor que invita a desconectar, relajarse y dormir la siesta. 

44.

Despues: un nuevo acabado en verde grisáceo

reforma-despues-suite-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

"Las puertas se hicieron nuevas en un tono verde grisáceo al agua que deja pasar la textura de la madera. En la suite, optamos por unas puertas librillo que aportan esta esencia de vacaciones mediterráneas", nos cuenta Clara.

 

45.

Con una zona de descanso en blanco y azul

reforma-dormitorio-despues-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

La ubicación de la ventana y de la puerta que conduce a una terraza (en el mismo frente) fue el punto de partida para distribuir el dormitorio. En cuanto a la decoración, Clara apostó por un estilo mediterráneo con una base de color blanco y pinceladas azules a través de los complementos textiles. "Las camas con tonos azules mediterráneo, inspiran frescor y descanso", cuenta Clara, quien escogió una alfombra étnica para vestir el suelo.

46.

Después: pasó a ser el centro neurálgico de la planta baja

despues-reforma-cocina-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

La interiorista diseñó una cocina abierta, en torno a la cual se organizaron distintos ambientes. Para su decoración, optó por muebles de obra con un acabado en cemento pulido que, combinado con detalles en madera clara, contribuye a crear un aire muy natural y fresco, muy mediterráneo.

47.

Después: se crearon distintos ambientes

reforma-despues-salon-clara-Joly-d-Aussy.jpg
D'Aussy Interiors

La zona que queda justo delante de las puertas de acceso a la terraza se reservó para ubicar un saloncito de verano, con un sofá blanco y una butaca en torno a una mesa de centro. "Decidimos dejar la carpintería exterior, aunque rebajando un poco ese tono miel, para conservar elementos originales que dotan de un encanto especial a la casa", nos cuenta Clara.

48.

Y llenos de luz

despues-reforma-clara-Joly-d'Aussy-comedor.jpg
D'Aussy Interiors

Gracias a la nueva distribución basada en espacios abiertos y comunicados, la luz natural fluye por toda la casa. Junto a la cocina, la interiorista creó una zona de comedor con una mesa redonda (está hecha con antiguas maderas de las vías del tren recicladas, diseñada por Dominique, del estudio d’Aussy Interiors) y sillas con asiento del enea, propias del estilo mediterráneo.

49.

1. Antes: una distribución antigua

antes-reforma-clara-Joly-d'Aussy-02.jpg
D'Aussy Interiors

La interiorista Clara Joly d’Aussy, de D’Aussy Interieurs, se encontró una vivienda típica de los años 80, muy compartimentada, con carpintería de pino acabado en color miel en las ventanas, y de cedro, en puertas de paso y armarios. El suelo original era de baldosas efecto mármol en distintos acabados.

50.

3. Antes: la planta baja se distribuía en un baño, la cocina y el salón

antes-reforma-clara-Joly-d'Aussy-01.jpg
D'Aussy Interiors

En la planta baja, el primer paso consistió en tirar tabiques para concebir un espacio abierto y diáfano.