PLANTAS

Rosal mini o pitiminí: cuáles son los cuidados de esta variedad de rosal ideal para tener dentro de casa

Elegante, colorida y perfumada. Así es el rosal mini perfecto para decorar en el interior de tu casa y darle un toque alegre a algunas de tus estancias favoritas. ¡Mira!

rosal-mini-colvin

Los rosales son las plantas de exterior más bonitas. Es una flor que levanta pasiones por su espectacular belleza, su aroma y la variedad de colores. Sin duda, el rosal es toda una joya dentro de las plantas. Si aprendes a cultivar los rosales, podrás disfrutar de ellos durante mucho tiempo. La buena noticia es que también hay versiones mini de estos rosales.

En el caso de que prefieras una variedad pequeña, tienes que acudir a los rosales mini. Es un tipo de variedad del rosal que te fascinará por su tamaño y su amplia variedad de tonalidades. Se pueden cultivar tanto en jardines, como dentro de casa, y aportan un toque muy decorativo.

Características de los rosales mini

Los rosales mini o también conocidos como rosa de pitiminí, son perfectos para tenerlos como planta de interior. Sus hojas son similares a las de las variedades de jardín, pero sus flores son más pequeñas. Reciben el nombre de pitiminí porque sus capullos están agrupados.

Los rosales mini requieren de un buen mantenimiento: no deben recibir luz directa y hay que mantener estas plantas húmedas, pero evitando encharcamientos.

Cómo cuidar un rosal mini.
Colvin

El secreto de su buena floración es mantener una humedad ambiental alta y evitar el contacto directo con el agua en la base. Si cuentas con calefacción, intenta apostar por un humidificador que regule la calidad del aire en las estancias. Así podrás tener controlado que esta variedad de rosales mini crezcan de forma correcta.

Tipos de rosales mini

Existen diferentes variedades bastante interesantes de rosales mini. Estas son algunas de las más populares:

  • Café ole. Un rosal mini de color naranja y muy perfumado.
  • Candle Light. Un rosal mini con flores en color amarillo.
  • Chilly Clementine. Una de rosales en multitud de colores.
  • Orange Meillandina. Una variedad de rosales en naranja.
  • Perla de montserrat. Una variedad de rosales en color rosa.

¿Cómo cuidar un rosal mini en maceta?

¿Cómo cuidar un rosal enano? Los cuidados de los rosales mini son sencillos, pero necesitan constancia. Esto es lo que debes tener en cuenta para que crezca en buenas condiciones.

Cómo cuidar un rosal mini.

¿Cómo se riega un rosal mini?

Cuando riegues los rosales mini, evita siempre el encharcamiento. En invierno, riega lo justo para una humedad mínima. Espera siempre a que la capa superior de la tierra este seca antes de regarla. En plena floración, mímalo con más agua. Si el ambiente interior de tu casa es seco, sitúa la maceta sobre un plato con agua y piedras, sin que la maceta toque el agua. También puedes pulverizar sus hojas si el ambiente es muy seco. El rosal mini adora que haya una humedad ambiental alta. Y, al regarla, evita siempre mojar las hojas y las flores.

¿Cuánta luz necesita un rosal mini?

El rosal mini, a diferencia de otras variedades más grandes, se puede tener en el interior, puesto que sus necesidades lumínicas no son tan exigentes. Si lo tienes en el exterior y vives en un clima cálido, colócalo en una zona de semisombra donde no reciba los rayos del sol directo.

Asimismo, si en tu zona hay heladas, es recomendable trasladarlo al interior para protegerlo de las bajas temperaturas, colocándolo en una habitación con mucha luz y lejos de las corrientes de aire y fuentes de calor. Lo ideal es que ubiques los rosales cerca de las ventanas, pero evitando la luz directa. La falta de luz puede provocar que la floración sea escasa, o incluso que el rosal se llegue a marchitar.

Temperatura

Ten cuidado con las temperaturas altas. Los rosales mini no soportan temperaturas superiores a 21 °C, ni tampoco el frío intenso.

El mejor sustrato para un rosal mini

El rosal mini necesita un sustrato turboso y fertilizado. Puedes utilizar cualquier tipo de sustrato espefícifo para plantas de exterior.

Qué abono necesita un rosal mini

En cuanto al abonado debe ser cada semana y con un fertilizante rico en potasio. En el caso de que quieras trasplantar tu rosal a una maceta mayor, debes buscar un tipo de sustrato adecuado.

¿Cuándo podar los rosales mini?

La poda de los rosales mini se realiza eliminando las flores ya marchitas. Puedes podar el rosal para darle la forma deseada. También para estimular el crecimiento de nuevas raíces, rejuveneciendo la planta. Lo más recomendable es hacerlo al final del invierno.

Cómo cuidar un rosal mini.
Be.Green

¿Cómo decorar con un rosal mini?

La ventaja de los rosales mini es que se pueden añadir en multitud de estancias. Puedes decorar con cestas de fibras naturales o bambú para un aire más natural; esmaltados del mismo color que la flor para crear un ambiente más romántico o de aluminio con pátina de color para un efecto vintage.

Una recomendación: si cuentas con un espacio muy vacío, añade un carrito con ruedas y varios estantes. Incorpora tus rosales mini con maceta favoritos y otras plantas de interior que te gusten.

Si quieres estar al día de todo lo que se publica en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?