¡Límpialo, por favor!

El rincón secreto del baño que nunca limpias y que más bacterias acumula: deberías empezar a limpiarlo ya

¿Te es familiar el agujero que hay en el lavabo? Quizás ni te has fijado en él. Pues deberías hacerlo y aún hay más: deberías limpiarlo con regularidad, ¡se ensucia muchísimo!

El embellecedor del lavabo, el gran olvidado en la limpieza del cuarto de baño

El embellecedor del lavabo, el gran olvidado en la limpieza del cuarto de baño

El Mueble

La limpieza de la casa no es importante, es importantísima. Vale, sabemos que es difícil sacar un hueco en la agenda para ponernos a limpiar pero, ¡hay que hacerlo sí o sí! El placer de vivir en un espacio limpio, ordenado y con buen olor no lo cambiamos por nada. Y seguro que te pasa que, cuando te pones manos a la obra con la limpieza, hay zonas de la casa que limpias más rápido y otras en las que necesitas emplear más tiempo, como en la cocina o en el cuarto de baño.

Y es normal, estas son las dos estancias de la casa que se ensucian con más facilidad y, además, con una suciedad que se queda incrustada y que cuesta más eliminar. Y hablando del cuarto de baño, ¿estás segura que lo limpias todo? En El Mueble creemos que no, hemos descubierto que hay un rincón oculto del lavabo que, muy posiblemente, pases por alto: ¡el embellecedor!

El baño, la zona más sucia de la casa

Todas estaremos de acuerdo que el cuarto de baño es una de las zonas de la casa más sucias, y con razón. Es el espacio del que usamos para nuestra propia limpieza e higiene: nos duchamos, nos lavamos las manos, nos cepillamos los dientes, nos peinamos el pelo. Los restos de jabón, champú, acondicionador y hasta del propio agua, ensucian todo muy rápidamente, incluso, todo se llena de pelos, pelos que, como no los quitemos rápidamente, pueden producir un atasco en los desagües.

Para limpiar el cuarto de baño en profundidad no basta con limpiar el inodoro, el lavabo, la mampara, los cristales o la placa de la ducha. Claro que hay que limpiar estas zonas, y retirar los pelitos del desagüe como te acabamos de comentar, pero hay también otro mini rincón en el lavabo que pasa totalmente desapercibido porque, como tal, no lo usamos en nuestro día a día pero sí que está ahí y le cae agua continuamente, de ahí que debamos incluirlo en nuestra rutina de limpieza. Se trata del embellecedor.

¿Limpias el embellecedor del lavabo del cuarto de baño?

¿Limpias el embellecedor del lavabo del cuarto de baño?

El Mueble

¿Cuál es la función del embellecedor en el lavabo del baño?

Antes de explicarte cómo debes limpiar el embellecedor del lavabo del baño te vamos a contar cuál es su función y por qué está ahí, justo debajo del grifo. Y es que esta pequeña pieza, además de cumplir una función estética ya que complementa el diseño del lavabo, también tiene una función práctica, la de cubrir el agujero de desbordamiento, el encargado de evitar que el lavabo rebose agua. Por eso, como al embellecedor le está cayendo agua continuamente, es normal que se ensucie y que acumule bacterias, de ahí la importancia de limpiarlo con frecuencia.

Cómo limpiar el embellecedor del lavabo

Limpiar el embellecedor del lavabo del cuarto de baño es muy fácil, no necesitas tampoco emplear mucho tiempo en ello ni productos caros. Bastaría con pasar un cepillo de cerdas duras por todos sus bordes, haciendo un poco de presión para que se elimine bien la suciedad que en él se haya quedado incrustada. 

Por último, también te recomendamos que limpies otro de los grandes olvidados en la limpieza del cuarto de baño, el tapón. Y es que al tapón le pasa lo mismo que al embellecedor, se ensucia muchísimo y puede acumular bacterias por estar en contacto directo con el agua. Para limpiarlo, también puedes ayudarte de un cepillo de cerdas gruesas, o, incluso, si la suciedad está muy pegada, puedes usar un estropajo de metal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?