Hace unos años, hice reforma en mi cuarto de baño. Básicamente, quité la bañera, coloqué una placa de ducha e instalé una mampara, y vaya mejoría he notado en mi día a día. No solo conseguí subir el nivel estético de mi baño, ahora luce con un estilo más moderno y actual, sino que ya no cae ni una gotita de agua hacia fuera cuando me ducho. Antes, con la bañera y las cortinas, era un desastre y siempre se me encharcaba el suelo.

Pero, por mucho que yo vaya gritando a los cuatro vientos lo contenta que estoy con mi mampara, me guardo muy para mis adentros el sufrimiento que me hace pasar cada vez que tengo que limpiarla. Bueno, voy a hablar en pasado mejor "el sufrimiento que me hacía pasar" porque, hace unas semanas, descubrí un nuevo truco de limpieza para las mamparas que consiste en el uso de un ingrediente que, oye, es mano de santo: te deja la mampara reluciente, sin manchas y casi no tienes que hacer esfuerzos. Te cuento cuál es.

El ingrediente secreto para una mampara limpia y reluciente

Este ingrediente secreto que vengo a contarte no es nuevo en el mundo de la limpieza del hogar. De hecho, cada vez más personas están usándolo en sus casas como alternativa natural y más segura a la lejía, y ojito, con los mismos buenos resultados. Se trata del vinagre blanco de limpieza, un potente limpiador muy recomendado para limpiar y mantener en buen estado los cuartos de baño. Y, desde que lo he probado, te puedo asegurar que no hay nada como el vinagre de limpieza para limpiar en profundidad, especialmente para la mampara de la ducha.

Y hago más hincapié en la limpieza de la mampara de la ducha porque, personalmente, es la zona del baño que siempre más me ha costado limpiar. Al estar en constante contacto con el agua, en su superficie se quedan pegados restos de sus minerales, como el calcio y el magnesio, en forma de manchas de cal que son muy difíciles de eliminar. Además, restos de jabón y de otros productos que usamos para nuestra higiene también se adhieren a la mampara, creando una capa de grasa que atrapa suciedad y bacterias. ¿Lo bueno? Que el vinagre blanco de limpieza acaba con todas estas suciedades al momento.

Limpieza mampara
El Mueble

¡Novedad! ¡Tenemos canal de WhatsApp! Sigue toda la información sobre decoración, orden, limpieza y todo lo relacionado con el hogar en el canal de El Mueble en WhatsApp

Paso a paso para limpiar la mampara con vinagre de limpieza

Para limpiar tu mampara de la ducha casi sin esfuerzos y con un resultado brillante y reluciente, deberás usar vinagre blanco de limpieza junto a otros utensilios y seguir este paso a paso: 

Materiales que necesitarás

 

  • Vinagre blanco de limpieza
  • Agua caliente
  • Detergente líquido (opcional)
  • Un spray con atomizador
  • Una bayeta de microfibra

Modo de empleo

 

  • Paso 1. En primer lugar, debes preparar la solución limpiadora. Para ello, diluye una taza de vinagre blanco de limpieza en una taza de agua caliente (no es necesario que esté hirviendo). Mezcla ambos líquidos muy bien. 
  • Paso 2. Pasa la mezcla de agua y vinagre de limpieza, con mucho cuidado, a un spray con atomizador y añade una gota del detergente líquido que usas para fregar los platos. Cierra el spray y agita con fuerza para que todos los ingredientes se mezclen e integren.
  • Paso 3. A continuación, pulveriza la mezcla limpiadora por toda la superficie y rincones de la mampara, no escatimes en cantidad y echa más limpiador en aquellas zonas que detectes que tiene manchas más grandes o restos de cal.
  • Paso 4. Cuando tengas toda la superficie de la mampara bien cubierta con el líquido limpiador, déjalo actuando de 10 a 15 minutos para que haga efecto.
  • Paso 5. Por último, con ayuda de la bayeta de microfibras, retira la mezcla y los restos de suciedad energéticamente. Cuando termines, enjuaga muy bien la bayeta y vuelve a pasarla por toda la mampara para que quede impecable.