¡Toma nota!

Desde que mi madre me enseñó este tip de limpieza, me he convertido en la mejor invitada

Ser el invitado en casa ajena, nos responsabiliza de cuidar las cosas como si fueran propias. Por eso, para ser los mejores huéspedes, hay que tener este consejo. ¡Mira!

Consejo de limpieza para ser un buen huésped

Consejo de limpieza para ser un buen huésped.

Canva

Nuestras madres han sido las mejores profesoras de vida que hemos podido tener. Gracias a ellas sujetamos la puerta cuando salimos de un lugar y alguien viene detrás de nosotros, decimos por favor después de una petición y, como estas, muchas otras cosas con las que demostramos nuestro saber estar. Dentro de todas estas claves de educación, en lo que respecta al hogar, tambi��n hemos aprendido muchos tips de limpieza e higiene, incluso cuando no se trata de nuestra propia casa. 

Ser huéspedes o invitados supone tener la responsabilidad de cuidar las cosas del otro como si fueran nuestras. También significa que, allá por donde pasemos, no deberíamos dejar ninguna huella. Por ejemplo, al terminar de utilizar el baño en casa ajena, se debe dejar como antes de haber estado en él. Así, la mayor lección doméstica que he aprendido de mi madre, es la de "compórtate en la casa de los demás como si estuvieras en la tuya propia". Pero, ¿cuál es el consejo que siempre se viene conmigo?

Este es el consejo de limpieza que me enseñó mi madre

Pues bien. Es cierto que la forma en la que tratamos nuestro hogar va mucho más allá cuando entramos en el interior de otra. Y es que, si estamos acostumbrados a dejar las migas de pan en la encimera, por ejemplo, inconscientemente también lo haremos en una casa que no sea nuestra. Por eso es importante adquirir buenos hábitos de limpieza y orden, para ser buenos huéspedes en caso de que nos inviten a pasar una noche o unos ideas fuera.

Lavarse las manos

Lavarse las manos.

Canva

Así, la mejor recomendación aprendida de mi madre, es limpiar el lavabo cuando termine de lavarme las manos. Y es que esto es algo que seguramente hagamos en otra casa. Por esa razón, si lo hacemos, debemos estar atentos de no dejar salpicones de agua, jabón fuera del lavabo u otras señales que indiquen que hemos estado ahí. Además de tratarse de una cuestión de higiene, es más una cuestión de educación que puede decir mucho de nosotros.

Ya sea para quedarnos unos días o tan solo un par de horas, es importante cuidar estos pequeños actos con los que, además, minimizamos la tarea de limpieza de los anfitriones. Es un acto amable que nos convierte, aunque parezca algo insignificante, en el huésped que cualquier persona quisiera tener.

Si quieres más consejos de limpieza, rellena el siguiente formulario y descárgate gratis las fórmulas mágicas de limpieza.

Otros consejos de limpieza para ser un buen huésped

Ayudar a fregar platos

Ayudar a fregar platos.

Canva

 

  • Ayuda a recoger y a limpiar los platos: si te has quedado a comer, es un detalle muy considerado por tu parte que tengas el propósito de recoger toda la mesa y ayudar a lavar la vajilla o, en su lugar, colocar los platos en el lavavajillas. De esta forma, ayudarás a los anfitriones a ahorrar tiempo en dejarlo todo limpio.
  • Quítate el calzado que hayas usado en la calle: al pisar la calle, la suciedad con la que luego entramos en una casa, puede dejar rastros muy notables. Por eso, antes de entrar a casa ajena, pregunta si les molesta que entres con tu calzado habitual y si no, descálzate o espera a que los anfitriones te dejen unas zapatillas con las que poder estar en su casa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?