¡Bye, bye!

5 "por si acaso" a los que deberías decir adiós y cómo deshacerte de ellos

Reconoce que hay cosas que guardas en casa "por si acaso". Vanesa Travieso, de @ponorden, nos confiesa cuáles son los más repetidos, y a los que deberías decir, ¡bye, bye!

Bolsa de tela y delantales colgados en un perchero de madera 00457381

Hay que ver todo lo que guardamos en casa y que, a veces, ni usamos. Son los famosos “por si acaso”. No hablamos de esos “por si acaso” que metes en la maleta, y que después nunca utilizas. Más bien nos referimos a esos objetos que están en casa, y que prácticamente empleamos una vez al año (o ni eso). Son las típicas cosas que guardamos “por si lo necesitamos”, y al final, la realidad es otra.

Ahora que se acerca el nuevo año, es hora de ir poniendo a punto la casa y tirar (¡por fin!) esos “por si acaso” a los que nunca haces caso. Con la ayuda de una experta en orden y limpieza como Vanesa Travieso, de @ponorden, detectamos cuáles son esos “por si acaso” y cómo librarte de ellos de una vez por todas. ¿Te sumas al reto?

1. Bolsas de plástico, de tela, y bolsas de cartón

¿Quién no tiene una gran cantidad de bolsas guardadas en casa? Es un error que cometemos constantemente en casa, y al que deberíamos decir adiós. "Las tenemos guardadas en tres sitios diferentes, porque como son de distinto material, y le damos una importancia distinta", afirma Vanesa. El inconveniente es que estas bolsas de plástico ocupan mucho espacio: "he visto cocinas con cajones llenos de bolsas de plástico".

Bolsa de tela y delantales colgados en un perchero de madera 00457381

Y es que al final, "podemos llegar a almacenar cientos de bolsas sin sentido". Lo mismo ocurre con las bolsas de cartón que guardamos para "ocasiones especiales". Al final, estas bolsas no se utilizan porque, como afirma Vanesa, "nos da pena usarlas".

2. Las cajas vacías

Guardar cajas vacías en casa es un "por si acaso", muy (muy) común. Seguro que te suena eso de comprar un electrodoméstico, y terminar guardando la caja "por si acaso" se estropee o tengas que venderlo más adelante. Pues bien, para Vanesa, esto es un error.

20 cajas vacías 00385002 O

"Estas cajas ocupan mucho espacio, y realmente no sirven para nada". ¿Su truco? "Una vez que pase un año, ya va siendo hora de tirar la caja, a menos que tengamos espacio suficiente y cumplamos la regla de los dos toques". Pero, ¿y cuál es la regla de los dos toques? Al final del artículo te enseñamos en qué consiste esta regla, según Vanesa, que te servirá para eliminar esos "por si acaso", y para casi TODO.

3. Los duplicados

Cuando un producto no funciona bien, compramos otro, y "somos incapaces de tirar/donar/reciclar el antiguo". Al final, "terminamos guardando el producto antiguo, por si algún día nos falla el nuevo". Esto ocurre con bastante frecuencia, y pasa con "cualquier electrodoméstico en casa". Según Vanesa, "siempre tendemos a guardar el producto que falla, "por si acaso" el que hemos comprado no funciona bien".

4. Juegos de llaves, cargadores…

"En las casas siempre hay cajones llenos de juegos de llaves, cargadores... En general, una mezcla de cosas que no tenemos ni idea de donde son", asegura Vanesa Travieso. Y por supuesto, "los cables y las baterías. Guardamos bastantes cargadores de aparatos, que incluso, ya no tenemos, pero que seguimos conservando por si lo necesitáramos".

5. Apuntes de la universidad, talleres de formación, documentos de empresas…

Es algo que acumulamos siempre "por si acaso". "Desde cosas que teníamos del colegio de cuando éramos pequeños, apuntes de la universidad, talleres de cursos que hemos realizado, o algún dosier con documentos de la última empresa en la que estuvimos…", explica Vanesa. Realmente se guardan estos documentos a modo de recuerdos; sin embargo "nunca los usamos".

17 libreria-con-puertas-acristaladas-con-estantes-para-almacenaje-de-documentos-carpetas-carpesanos-y-otros-accesorios-de-oficina 438127-o 752e9f8c

¿La clave? "Hacer una selección con lo que de verdad nos podría servir", explica la experta en orden. Además, lo más común es que guardemos estos documentos en casa de nuestros padres. "Ellos también necesitan su propio espacio, y por tanto, debemos revisar si realmente necesitamos todos esos documentos", añade.

Un consejo: si tenemos niños pequeños, Vanesa aconseja seleccionar bien. "Si los peques traen un dosier con cosas que han hecho en el colegio, intento que seleccionen lo que más les guste, lo que más les ha hecho ilusión… y lo guardo en una caja con sus nombres para que tengan sus recuerdos preferidos", nos confiesa Vanesa. Se trata así de una forma inteligente de que los "peques vayan aprendiendo a elegir, y no tengan apego a cosas sin sentido".

La regla de un toque

Ahora que ya sabes que cosas guardas "por si acaso", y deben salir de casa, te damos otro truco para seguir siendo una experta en orden. Se trata de la regla de un toque que nos ha enseñado Vanesa, y que consiste en todo aquello que podemos hacer con tan solo dos movimientos. Por ejemplo, "queremos un yogur de la nevera, abro el frigorífico y cojo el yogur". Como ves, en dos movimientos hemos conseguido el yogur. Si no tenemos mucha organización en casa, el efecto sería este: "abro la nevera, busco la caja de los yogures, quito el cartón y cojo el yogur". En esta última situación, hay más de dos movimientos, y por lo tanto algo falla.

electro-nevera

"Al llevar a cabo esta regla de un toque, eliminamos movimientos innecesarios y la ansiedad que nos produce". También gracias a esta regla, "se elimina la pereza, y el poner excusas para no hacer algo".

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?