LIMPIEZA

12 cosas que una experta en limpieza y orden nunca haría en casa

Seguro que hay cosas incorrectas que todos hacemos en casa y son la base de nuestro propio desorden. A pesar de la pereza que nos dé limpiar y ordenar, ¡un toque de atención nunca viene mal!

lavadora-y-secadora-en-cocina 00499868 O

La limpieza y el orden afectan a tu estado de ánimo. Una casa en la que todas las habitaciones están bien organizadas y limpias hace que te sientas mucho más tranquilo y relajado. Si vives rodeado de caos y suciedad, tu estrés acabará afectando a tu vida diaria de una forma u otra. Por eso, desde El Mueble hemos hecho esta lista de 12 consejos indispensables que seguro que siguen las expertas de limpieza y orden. ¡Porque son errores que creemos que nunca cometerían! ¿Y tú? ¿Cumples todos los puntos?

Por cierto, ¿aún no te has descargado el ebook de limpieza de El Mueble con los trucos infalibles para tener una casa resplandeciente? ¡Hazlo ahora!

1. NO TENER UN ARMARIO DE LIMPIEZA

Para mantener una casa limpia es indispensable tener ordenados los productos de limpieza. Para lograrlo, destina un armario o una parte de él para guardar todos los utensilios de limpieza, como bayetas, escobas, paños y demás -de forma clara y ordenada- donde cada objeto tenga su sitio. Además, siempre que quieras encontrar algún producto en especial sabrás dónde lo has guardado y lo encontrarás fácilmente.

2. NO TENER UN ESPACIO PARA LA Lavandería

lavadora-y-secadora-en-cocina 00499868 O

Lo mismo sucede con la zona de lavandería. Si tienes espacio suficiente en casa (sabemos que no todo el mundo se lo puede permitir), vale la pena crear una zona específica para hacer la colada. Coloca la lavadora y secadora lo más cerca posible y utiliza alguna balda o cajón para guardar los detergentes y jabones de textiles.

3. Comprar comida sin tener en cuenta la despensa

Muchas personas están acostumbradas a hacer la compra semanal o mensual de golpe. En estos casos, antes de ir al supermercado, repasa qué es lo que te falta y lo que no, no vaya a ser que compres algo que ya tienes y acabe caducando. Debes ser consciente también del espacio de almacenamiento que tienes disponible.

Piensa que no le vas a sacar provecho a ese tiempo invertido en la compra si no llevas al día una lista de aquello que tienes y el espacio que te sobra. Asimismo, calcula el espacio real y compra lo que necesitas teniendo en cuenta también el espacio de almacenaje que dispongas.

4. decir que algo lo dejarás "para después"

Una experta de orden y limpieza nunca diría la conocida frase de "esto lo dejo para después" o "esto lo limpiaré mañana". La limpieza tiene mucho que ver con la responsabilidad y la disciplina mental: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Ciertos hábitos nada más levantarse y antes de acostarse evitan que la suciedad y el caos se extiendan por tu casa. ¡No más excusas!

5. Sacar los alimentos de su envase original

00412913-o 694beca5 701x1049

Siempre queda más bonito y ordenado, pero uno de los principales handicaps de sacar los productos de sus envases originales es que pierdes la información de su fecha de caducidad. Si no te gusta cómo lucen los alimentos en sus envases, soluciónalo mediante unas sencillas y prácticas etiquetas en cada bote, donde puedas escribir la fecha a mano.

No obstante, los expertos aseguran que también se pierde otra información relevante y necesaria para el consumidor, como pueden ser pictogramas de peligro, las advertencias de accidentes o el teléfono del productor.

Sobre todo, es muy importante que nunca cambies los productos de limpieza de su envase original, pues los niños, las personas mayores y las mascotas podrían confundirse y tomar contacto con ellos, e incluso ingerirlos.

6. DEJAR COSAS POR EL SUELO SIN RUEDAS NI PATAS

La guitarra, los balones, los libros, las mochilas… ¿Tienen ruedas o patas? Si no tienen ninguna de estas dos opciones, deben ir guardadas en un armario o colgadas de algún perchero. El orden visual también es muy importante: no debes llenar las habitaciones de obstáculos que evitan la fluidez de la decoración. Asimismo, intenta que el orden no entorpezca la higiene y limpieza de las estancias.

7. Compartimentar de más con cajas y contenedores

cajon-de-armario-con-separadores-para-la-ropa-interior-00478035-o-3aa3a147-1333x2000-273c4a23-1333x2000 6af99632 1333x2000

Aunque visualmente ayuda, no debemos sobrecargar los armarios del dormitorio, despacho o cocina de cajas y contenedores. A pesar de que las prendas de ropa –por ejemplo– queden mucho más organizadas, no los uses para nada más que para lo indispensable.

Piensa que una cosa es usar cajas en un trastero, donde es importante guardar las cosas cerradas y bien etiquetadas, y otra muy distinta es el día a día de una cocina, vestidor o zona de trabajo, donde debes alcanzar todo de forma accesible y rápida.

8. CONTAMINAR DE FORMA CRUZADA

Los profesionales de la limpieza no contaminan de forma cruzada. Hay cosas que no deben mezclarse, especialmente cuando se trata de baños y cocinas. Por eso, dedica un juego de trapos de limpieza, cepillos y otros suministros solo al baño, y otro pack solo para la cocina.

Si lo piensas bien, no tiene ningún sentido esparcir la grasa de las comidas en todas las superficies del salón, como tampoco tiene sentido llevar el pelo del perro del sofá hasta la cocina.

9. Tener las encimeras cubiertas de cosas

Detalle de encimera de cocina con tablas de madera de cortar 00528732

Una cocina limpia y ordenada se consigue, en gran parte, si logramos tener la encimera en orden. Y mantener la encimera organizada puede ser difícil, sobre todo en cocinas pequeñas, en las que no sabes donde colocar los utensilios y accesorios.

Asimismo, debes tener claro que no puedes usar las encimeras como si fueran un estante para guardar cosas. Una experta siempre mantiene una estricta rutina de organización y limpieza en las encimeras para que siempre estén con buen aspecto.

10. Ordenar habitaciones infantiles sin los niños

Es importante educar a los niños también en lo referente al orden y la limpieza. Si se acostumbran a organizar sus cosas después de usarlas, serán mucho más ordenados en la adolescencia y en su vida adulta. Asimismo, los niños deben estar, en la medida de lo posible, en el proceso de ordenar sus pertenencias más preciadas, ¡los juguetes!

11. Guardar lo que no necesitas

Detalle mesa de centro con velas 00495607

A pesar de lo mono que es ese cuenco, o lo agradable que me resulta aquella figurita, es de manual evitar quedarse todo aquello que no necesites. Siempre compra y acumula con cabeza: aquello que no tiene una función clara, o solamente se está llenando de polvo en algún estante, es porque no lo necesitas más.

Aquello que no vas a usar, no lo vas a disfrutar, así que deshazte de todo aquello que nubla tu mente y te impide limpiar con tranquilidad.

12. Colocar objetos encima de los armarios altos

Colocar algunos objetos de decoración encima de los muebles da un toque muy informal, pero cuidado; sin embargo, no debemos ponerlos encima de los armarios altos, como los de la cocina: cuesta mucho acceder a esa zona y no se limpia con frecuencia, por lo que acaban siendo un foco de suciedad y polvo.

Por ello, recomendamos colocar los objetos decorativos en lugares de fácil acceso y donde sea más sencillo limpiarlos o bien levantarlos para limpiar el estante. Además, los invitados podrán apreciar estas piezas de mejor forma, mientras que en los muebles altos seguramente ni se fijarían.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?