1 /18

1.

Con un toque de color

00528825 recibidor con consola y lámpara suspendida

¿Cómo hacer que las entradas de las casas sean originales? Eligiendo un mueble especial que llame la atención, una lámpara peculiar o una alfombra que se salga de lo normal. En este recibidor, al aparador estrecho y vintage —que recuerda a los antiguos taquillones— le acompañan una lámpara suspendida y una alfombra en color añil, diferente.

Aparador de madera, de Malana's Workshop. Alfombra, de Hoome. Lámpara de techo, de Ay Illuminate, en La Maison.

 

2.

Un recibidor original con espejo

00528760 recibidor con espejo y lámpara diseño

Rejuvenece la apariencia de tu recibidor con elementos decorativos. En este de la imagen, la consola con capacidad de almacenaje se actualiza gracias al espejo, la lámpara de mesa de diseño y las piezas de fibra vegetal. La interiorista Sandra Vergara lo ha convertido así en un claro ejemplo de recibidores modernos.

Lámpara Cesta by Santa & Cole.

3.

Una composición interesante

00526300 Recibidor con cestos decorando pared

En los recibidores pequeños hay que ser prácticos pero sin renunciar a la deco. Este apenas tiene espacio para colocar un banco descalzador, una cesta de almacenaje y una alfombra de fibra. Las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font han vestido su pared con una composición súper original formada por un par de cestas y un espejo redondo.

4.

Dale una función

00528713 recibidor con consola zapatero

Los recibidores modernos además de decorativos deben ser prácticos. Fíjate en este, la interiorista Paula Rombys ha convertido la sencilla consola en un zapatero súper funcional. Gracias a él y a la amplia alfombra de fibra se evita que la suciedad exterior entre en la casa. Dos lámparas de mesa decoran su superficie.

Consola de roble, de Flamant. Lámpara de sobremesa, de Freer Living. 

5.

Píntalo en gris

00528579

Si tu recibidor es amplio, sácale partido. Además de amueblarlo con consola y banco descalzador, la interiorista Elena Eyre ha incorporado en este armarios empotrados, ampliando así su capacidad de almacenaje y desahogando los armarios interiores. El color gris y la ausencia de tiradores proporcionan uniformidad y originalidad al espacio.

Armarios empotrados pintados en color gris, diseño de la decoradora. Consola, de Merc & Cía. Alfombra, cestos, cuadros y bandeja, de Sacum. Banco, de Ikea. 

6.

Pared y techo originales

00528398 Recibidor con deco cabezas de mimbre en pared

En los recibidores estrechos hay que jugar con las medidas y adaptar los muebles para que encajen como un guante. En este, la interiorista Belén Ferrándiz ha elegido un escueto aparador de madera y fibra. El toque original lo ponen las lámparas de techo de estilo industrial y la deco de pared rústica con las cabezas de toro de esparto que, fijadas a diferentes alturas, le dan movimiento.

Aparador, de La Brocanterie.

7.

Un recibidor original empapelado

00527536 Recibidor empapelado

Si la entrada a tu casa es alargada ¿cómo puedes evitar el efecto tubo y darle, a la vez, un aire original? Muy sencillo: decora con elementos redondos, elige piezas peculiares y reviste las paredes de papel pintado. Es lo que ha hecho en este florido recibidor la interiorista Marta Miquel.

Consola volada de hierro y madera, diseño de Marta Miquel Interiorismo. Alfombra y perchero, de Taller de las Indias. Papel pintado, de Sanderson. 

8.

Revestido de madera

00526664 Recibidor revestido en madera

Los recibidores modernos adoptan formas originales. Prueba de ello es este decorado por Marta Prats. La interiorista lo ha revestido con listones de madera clara y ha dispuesto un par de baldas profundas que sirven de descalzador, la inferior y de almacenamiento, la superior. Y entre medias, qué mejor que unas perchas para colgar abrigos y bolsos.

9.

Un par de cuadros atrayentes

00526299 Recibidor con consola y cuadros originales

¿Quieres darle un toque moderno a tu recibidor? Elige una consola ligera en madera y metal, que son absoluta tendencia, y decora con motivos botánicos, tan de moda. Es la propuesta que sugieren las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font representada en cuadros, adornos y plantas. Así imprimen orden, uniformidad y elegancia al espacio.

10.

Un recibidor minimalista y funcional

00524503 Recibidor con cómoda bajo escalera

Hay recibidores originales por su decoración, estilo o ubicación. Este de la imagen reúne estas tres características. La interiorista Marta Prats ha elegido un único mueble para equiparlo, una cómoda vintage, un par de alfombras de fibra y ha aprovechado la parte baja de la escalera para instalarlo. Flores y plantas para decorar y ¡el resultado es sencillamente perfecto! 

Cómoda, de Westwing. Alfombras, de Jardiland.

 

11.

En su discreción está su originalidad

00518509 O

Si en tu recibidor hay un elemento original que llame la atención, reálzalo. En este , por ejemplo, el maravilloso pavimento hidraúlico no admite que nada ni nadie le haga sombra. Por eso se ha optado por colocar un pequeño banco descalzador, un perchero y una discreta consola de mármol bajo la ventana, que sirve como mesa de apoyo. Unas plantas y una lamparita son sus únicos adornos.

12.

¿Un sofá en el recibidor? ¡O dos!

00518225

En recibidores amplios puedes poner uno o dos sofás y crear una mini salita que te permita recibir a tus invitados en la propia entrada de casa. En este se ha colocado un sofá recuperado frente a la consola y se han separado ambos con una generosa alfombra de rayas. ¡No puede ser más acogedor!

13.

Una deco de pared pintoresca

consola-de-madera-con-cestos-en-fibra-00508677

¿Quieres darle un toque singular a tu recibidor? Copia esta idea de la interiorista Mireia Pla: amuéblalo con una sencilla consola de madera y cestos de fibra, decórala con plantas y en la pared coloca un elemento rompedor. Puede ser un cuadro que despierte interés, una pieza artesanal, como un tapiz de macramé, o una alfombra redonda de fibra, como la que se ha colgado aquí.

Consola, de Asitrade. Bandeja y cestos, de Es Cucons.

 

14.

Un recibidor auténtico

00508524 Recibidor con consola y silla antiguas

Recupera muebles vintage para darle a tu recibidor el esplendor de otras épocas. El Estudio Milans del Bosch ha optado por una mesa labrada antigua, una silla de enea a juego y un espejo decapado. Un revestimiento de madera blanco, en contraste con la madera oscura, y cestos de fibra actualizan su aspecto.

Mobiliario, del Estudio Milans del Bosch.

15.

Con escondites secretos

00507381 Recibidor con armario bajo la escalera

Fíjate cómo puedes sacar provecho a la entrada de tu casa, si es poco espaciosa, y crear un recibidor moderno. La interiorista Lory Hansen ha convertido la parte inferior de la escalera en pequeños armarios,  donde guardar los bártulos de la playa, las cestas del pícnic o las botas de lluvia. Ha pintado esta zona de color gris que contrasta con los peldaños claros para que a nadie le pase inadvertida esta idea ¡tan original!

16.

Un recibidor súper divertido

00498692

Una mesa redonda clásica y un sofá de dos plazas son los muebles que ha elegido la interiorista Sylvia Preslar en este sugerente recibidor. Un cuadro moderno y curioso pone la nota alegre y equilibra la excesiva sobriedad de este espacio.

Mesa, en La Prendería. Sofá, en Maison Decor Zaragoza. Pavimento, de Grupo Santos. Alfombra, de Baldaquino.

 

17.

Un recibidor pequeño y a la última

00474510

Otra acertada manera de darle protagonismo a un recibidor pequeño es equiparlo con una mini consola volada, como esta con cajones que sugiere la interiorista Asun Antó. Además, la ha realzado con un espejo de cuarterones, tannnn de tendencia, logrando un excelente ejemplo de recibidores originales con espejos. ¡Y modernos!

Consola, espejo y cesto, de Coton et Bois.

18.

Un recibidor exterior y otro interior

00449837 Recibidor exterior e interior

Si tienes un porche en tu casa puedes poner un recibidor doble: uno exterior y otro interior. Es lo que proponen las interioristas Ona Barnet y Raquel Zárate en este de la imagen. El de fuera, más informal, está equipado con un banco y una alfombra de fibra, que permiten descalzarse cómodamente y ver las puestas de sol. El de dentro, más sobrio, se ha amueblado con una imponente mesa clásica, un ramo XL y una alfombra mullida. ¿No te parece original?