A los cincuenta años, lo habitual es haber alcanzado un cierto equilibrio en todos los ámbitos de la vida, y eso, por supuesto, también atañe a la decoración de los hogares. El dormitorio se transforma entonces en un espacio más personal y sosegado, con colores que aportan paz y armonía y con elementos de la máxima calidad. A continuación, os dejamos 15 ideas para decorar dormitorios de matrimonio con las que, seguro, os sentiréis en plenitud. Las hay para todos los gustos y estilos, ¡tomad nota!

14 /15

1.

Un estilo sereno en el dormitorio

Dormitorio portada febrero 2022

Lo conseguiréis unificando los colores de la decoración en elementos como las cortinas, la ropa de cama, el cabecero, las alfombras... A ser posible, elegid tonos claros que favorezcan el descanso y un ambiente calmado.

Cabecero, mesita de noche y butaca, de Sandon. Papel pintado, de Élitis. 

2.

Colores suaves en la ropa de cama

Dormitorio pequeño decorado en tonos neutros 00535967

Evitar el estrés es fundamental, y a los 50 años es imprescindible que llevéis una vida relajada y tranquila. Para lograrlo en el dormitorio, la ropa de cama en colores suaves y cálidos se convertirá en vuestra mejor aliada. 

Dormitorio decorado por Olga Gil-Vernet, con mueble bajo diseño de la decoradora y cabecero de Margarita Ventura.

3.

Escoged un cabecero que hable de vosotros

Dormitorio con friso de madera y ropa de cama color teja 00543271 O

A estas alturas de la vida, al fin sabéis lo que de verdad os gusta. El cabecero de cama puede ser de madera, lino... en realidad, eso es lo de menos, lo que importa es que se trate de una pieza que os defina y encaje con vuestro estilo.

Cabecero de madera, realizado a medida. Mesita de noche, de Zara Home.

4.

Una mesita de noche para cada uno

Mesita de ncohe blanca y volada 00522512

Aunque dicen que compartir es vivir, en cuestiones de mesitas de noche, lo ideal es que tengáis una para cada uno. Así, podréis respetar vuestra privacidad y guardar vuestros objetos personales sin ocupar el espacio del otro.

Cabecero con mesitas de noche integradas, de Renova. Lámpara aplique, de Faro.

5.

Apostad por cortinas elegantes y serenas

Dormitorio con cabecero de lino, mesita de noche de madera tipo taburete y cortinas de lino 00469272 O

Las cortinas visten mucho cualquier dormitorio, pero deben ir acordes al estilo y a la edad. ¿Nuestro consejo? Elegidlas en tonos neutros como el blanco o el beige. Pueden ser visillos blancos, cortinas de lino... pero siempre con diseños elegantes y serenos. En verano, mejor tejidos ligeros y vaporosos.

Cabecero de lino, mesita de noche y lámpara de pie, en La Maison.

6.

Cuando el cuadro es el protagonista de la decoración

Dormitorio de primavera con dos cuadros sobre el cabecero 00488958

Ya se trate de dormitorios clásicos o de dormitorios modernos, escoger un cuadro (o dos) para presidir la pared del cabecero es todo un acierto a vuestra edad. De este modo, estaréis dándole carácter y personalidad a la habitación.

Mesitas de noche y cuadros, en Sacum.

7.

La decoración de la mesita de noche también importa

Mesita de noche de madera decorada con un jarrón con flores 00531771

Se trata de elegir pocos detalles, pero que realcen el estilo de esta zona del dormitorio. Un jarrón con unas flores bonitas puede ser más que suficiente.

Cabecero diseño de la decoradora. Mesita de noche, de Crisal. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Aplique, de Ikea.

8.

Iluminación bien pensada

Dormitorio con ropa de cama en color mostaza 00528735

Otra idea estupenda de decoración para dormitorios de matrimonio en los 50, es combinar distintos tipos de apliques y lámparas para concebir una iluminación ambiental e íntima. Por ejemplo, podéis colocar una butaca a modo de rincón de lectura junto a la cama y, a su lado, una lámpara de pie.

Cabecero, de Decolur Sofá. Butaca, de Tabu. Lámpara de pie, en Bazar Decoración. Alfombra, de Gancedo.

9.

Apliques integrados en el cabecero

Cabecero de madera a medida con hornacinas y apliques integrados 00530364

Como ávidos lectores que sois, necesitáis la mejor iluminación para no forzar la vista cuando llega la noche. Lo mejor que podéis hacer es contar con dos apliques integrados en el cabecero de la cama, así, si uno de los dos decide dormir, solo tendrá que apagar la luz de su lado sin molestar al otro.

Cabecero diseño de la decoradora Marta Tobella, de Sacum.

10.

Nada de cables a la vista

Dormitorio con cabecero de capitoné y molduras en pared 00507001

Los cables ensucian visualmente cualquier estilismo que se precie, especialmente en los dormitorios. A los 50 años, os merecéis una habitación pulcra donde ningún elemento estorbe, así que si decidís instalar, por ejemplo, unos apliques, acordaos de esconder los cables.

Cabecero, de Calse. Mesitas de noche, de Crisal. Apliques, de DCW.

11.

Un plaid a los pies para vestir la cama

Dormitorio decorado en tonos tierra con un banco de madera a los pies de la cama y un gran ventanal 00538443

Los plaids son textiles imprescindibles en cualquier dormitorio El Mueble. Además de suponer un abrigo extra durante las noches, crean un 'efecto vivido' muy apreciado a la hora de plantear el estilismo de la cama. Por así decirlo, elevan 'el caché' del dormitorio. Ubicadlos siempre a los pies de la cama.

Cabecero, de Biombo Decoración. Alfombra, en Ofelia. Banqueta, en Asitrade.

12.

Es hora de añadir un gran espejo a la pared

Dormitorio rústico con espejo de pared con el marcado decapado 00495543

Puede tratarse de un espejo de suelo o de pared, pero este elemento en versión XL dotará a vuestro dormitorio de la elegancia que requiere. Además, es muy útil en el día a día y sirve para duplicar la luz y el espacio de la habitación.

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel.

13.

La ropa de cama, mejor con tejidos naturales

Dormitorio moderno con papel pintado floral y cabecero azul PanoFER8239b

A los 50 años, os merecéis calidad, necesitáis dormir bien y que todo 'respire', por eso los textiles deben ser naturales y suaves. Lino, algodón orgánico, seda... cuanto mayor sea su calidad, mejor será el descanso.

Diseño de Deco & Living, tapizado en terciopelo azul de Gancedo. Mesilla danesa años 50. Aplique, de Ferm Living. Papel pintado, de BorasTapeter. Alfombra, en Rue Vintage 74. Puf, de LaRedoute. Edredón, de Zara Home.

14.

Armarios con luz LED integrada

Dormitorio con un gran armario y detrás el baño 00483288

Al optar por un armario con luz LED integrada en el dormitorio, si uno se levanta antes que el otro, no lo despertará con la luz. Una idea que, desde luego, os hará ganar en calidad de vida (y ahorraréis discusiones).

Alfombra y banqueta, en Sacum. 

15.

Varios cojines ¡y un cesto para guardarlos!

Dormitorio grande con almacenamiento extra 00535626

Los cojines son sinónimo de confort, pero también crean dormitorios mucho más estéticos y acogedores a nivel visual. En el caso del dormitorio, os recomendamos contar con un cesto coqueto donde poder guardar los cojines, así jamás tendrá lugar la típica discusión de ''para qué tantos cojines''. 

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta, de Carpyen, en Matèria. Alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.