Conocer las limitaciones es el mejor arma para transformar un dormitorio pequeño en un espacio cómodo, funcional y lleno de estilo. Nada cómo ser realista para saber qué muebles o propuestas decorativas no encajan en nuestra habitación (por mucho que nos enamoren) y cuáles se ajustan mejor al espacio disponible. Es clave priorizar la funcionalidad sobre el exceso, mantener solo lo esencial y dar con soluciones que ayuden a aprovechar cada centímetro cuadrado. Quizás esto sea lo más "complicado", por eso hemos reunido 12 dormitorios pequeños que seguro te inspiran a la hora de decorar el tuyo y crear un ambiente acogedor y con estilo.

1 /12

1.

Prescinde de cabecero

Dormitorio decorado con molduras en la pared del cabecero 00560043

Pared del cabecero realizada a medida con molduras de Orac Decor y pintura de Valentine. Apliques, de Faro Barcelona.Funda nórdica, de Zara. Cojines, de Maison de Vacances.

El Mueble

En su lugar, decora la pared en la que se apoya la cama para convertirla en punto focal de la estancia. Con pintura en un color que aporte personalidad, un papel pintado con un diseño llamativo o, como se ha hecho en este caso, con molduras decorativas que añadan un toque de elegancia y textura. Esta estrategia no solo ahorra espacio, sino que también dotará de carácter y dinamismo al dormitorio sin necesidad de muebles adicionales.

2.

La luz de las mesillas

Dormitorio con techo de vigas de madera y lámparas de techo sobre las mesillas.

Zona de la cama iluminada con dos lámparas de suspensión a distintas alturas.

El Mueble

Las últimas tendencias en el diseño de dormitorios apuestan cada vez más por iluminar la zona de la cama con lámparas suspendidas en el techo sobre la mesilla de noche. Una moda que parece estar dedicada a espacios pequeños, ya que libera las mesillas y permite contar con más superficie de apoyo.

3.

Un espejo en la pared del cabecero

Dormitorio pequeño con cabecero de obra con mesillas integradas, espejo y lámpara sobremesa

Cabecero de obra con balda de madera de roble, diseño de Coton et Bois, de donde procede también el espejo. Lámpara, de Catalina House.

El Mueble

Este dormitorio no tiene una, sino tres ideas geniales para copiar: un cabecero de obra rematado con una repisa, ideal para dejar libros, plantas o pequeños objetos decorativos; mesillas integradas en el cabecero para tener todo al alcance sin ocupar espacio; y un espejo en la pared, que no solo amplía visualmente la habitación, sino que también refleja la luz.

4.

Mucho más que un cabecero

dormitorio con cabecero en verde grisaceo 00577759

Dormitorio decorado por Sandra Mora. Cabecero realizado a medida en DM y que oculta el aire acondicionado. Mesita, de Taller de las Indias. Lámpara, de Coton et Bois. Cuadros, de Sennacheribo.

El Mueble

Fíjate que idea tan buena para aprovechar el espacio en dormitorios pequeños: un cabecero de obra que, salva las particularidades arquitectónicas de la estancia y oculta la instalación de aire acondicionado. El frente de rejilla permite la circulación del aire sin comprometer la decoración. Además, pintar todo del mismo color, pared, techo y cabecero, crea sensación de continuidad y amplitud que engaña al ojo, haciéndolo parecer más grande de lo que realmente es. 

5.

Gana sitio para guardar tus cosas

Dormitorio con cabecero de obra y almacenaje.

Cabecero con armarios realizado a medida, diseño de Mar marcos y Olga Gil-Vernet. Mesita, de Crisal. Aplique, de House Doctor.

El Mueble

Aprovecha el potencial de almacenaje de las paredes con una composición de armarios de poco fondo. El mínimo recomendado es de 20-25 cm, suficiente para guardar ropa doblada y otros objetos sin ocupar demasiado espacio. Este diseño integra una hornacina para aligerar la composición y que no resulte visualmente tan pesada.  

6.

Un juego de mesas nido en lugar de la tradicional mesilla

Dormitorio con mesitas de noche pequenas tipo nido.

Cabecero con tela de Casamance. Cuadro y pantalla de lámpara, en Sandra Vergara Studio. Mesitas, de H&M Home. Ropa de cama, de Aiguavista. Cojines, de Filocolore. Alfombra, de KP.

El Mueble

Es una gran idea para dormitorios pequeños por varias razones. Primero, porque se pueden desplegar cuando se necesite más superficie y acoplar una debajo de la otra para ahorrar espacio. Segundo, su diseño compacto y ligero facilita la movilidad y reconfiguración del dormitorio y, además, contribuyen a una decoración contemporánea y funcional. 

7.

¿Qué tienes debajo de la ventana?

Dormitorio pequeño con banco debajo de ventana.

Cabecero modelo Granadella, de Let's Pause. Aplique, de Olofane. Banco y mesita de noche de anticuario.

El Mueble

No subestimes ningún rincón: el espacio que queda libre debajo de la ventana puede no ser suficiente para un banco de obra, pero quizás sí para un diseño estrecho y de poco fondo. Este pequeño mueble puede convertirse en un lugar perfecto para sentarse, dejar la ropa del día siguiente o simplemente añadir un toque decorativo al dormitorio. 

8.

Soluciones que apenas ocupan espacio

Un dormitorio principal muy natural

Cabecero de Papiol Alfombras, mesillas de Crisal Decoración.

Felipe Scheffel / Sol Van Dorssen

De este dormitorio, nos quedamos con dos ideas: utilizar un cabecero tipo tapiz -una solución que añade textura y color a la pared ocupando lo mínimo– y combinarlo con mesillas voladas, que al liberar el suelo, crean sensación de amplitud.

9.

¡Con vestidor y todo!

Dormitorio mini con mesita suspendida

Proyecto de Sylvia Presslar. Cabecero realizado a medida con apliques de latón integrados.

El Mueble

Tener un dormitorio pequeño no impide tener un vestidor. Y si no, mira este proyecto de Sylvia Presslar. Un murete a media altura hace las veces de cacebero y delimita la zona de descanso de los armarios. Éstos, además, tienen puertas con cuarterones de espejo que amplían visualmente el espacio y permiten revisar los outfits desde diferentes ángulos.

10.

Cortinas para camuflar un armario

dormitorio mini con cortina como puerta de armario 00576761

Lámpara de sobremesa, de Santa & Cole. Banqueta de bambú y cuadro, de Aquitania. Alfombra redonda, en La Maison.

El Mueble

Utilizar cortinas que oculten un armario empotrado o una zona de almacenamiento es una idea fantástica que te ayudará a mantener el espacio visualmente limpio y ordenado. 

11.

Un armario tipo puente

Dormitorio mini con armarios a cada lado de la cama.

Armario, ropa de cama, cojines y lámpara flexo, de IKEA.

El Mueble

¡Qué no se diga que no tienes espacio para guardar tus cosas! Con una composición como esta de IKEA tu dormitorio será un espacio perfectamente organizado. Eso sí, para que tanto armario no se "coma" el poco espacio que tienes, elígelo en blanco, un color visualmente muy ligero que, además, va bien con todo.

12.

Integra el baño

Baño abierto al dormitorio.

Proyecto de Marta Prats.

El Mueble

Eliminar tabiques es la mejor solución para ganar amplitud. Así que, si estás pensando en meterte en obras, valora la posibilidad de diseñar un dormitorio con el baño integrado (al menos, la zona de los lavabos). Si eres algo reacia a esta idea, siempre puedes independizar los ambientes con un tabique de medio cuerpo que no llegue al techo, tal y como se ha hecho en esta casa.