4 /10

1.

Aquí se viene a guardar

Un mueble bajolavabo a medida ha solucionado el almacenaje de este baño abuhardillado. Ni la esquina, ni la ventana, ni el techo bajo son problemas para él. Un consejo para los estantes abiertos: pon cestas para que todo esté en su sitio. 

2.

Una bañera de película

Como una estrella del viejo Hollywood, así es esta bañera. Su silueta blanca y redondeada ocupa un lugar privilegiado del baño, con las mejores vistas y mucha luz natural. El suelo de mosaico todavía hace que destaque más. 

3.

En fila india

El mueble bajolavabo, el inodoro y la ducha, uno tras otro se suceden en este baño pensado para dos. Un murete de unos 90 cm de alto permite guardar cierta independencia entre el lavamanos (de Duravit) y el inodoro. 

4.

¡Que viva el color!

También en un baño mini (de verdad). Si lo utilizas en una sola pared y lo combinas con tonos claros y neutros el éxito está asegurado. Aquí la pared en color azul petróleo da profundidad y mucho estilo al baño. 

5.

Sumas que enriquecen

Microcemento en la zona de ducha, madera en el suelo y las vigas y papel pintado (de motivos vegetales) en la pared que flanquea el tocador. Las mezclas no están prohibidas en el baño, siempre que se hagan con criterio. Proyecto de P.Alps. 

6.

Dos mejor que uno

Adiós típico espejo del baño, hola pared con personalidad. El equipo de Influenza ha dado un golpe de efecto en el baño al elegir dos espejos irregulares para decorarlo, uno colocado en vertical y otro en horizontal. Todo el que entra en el baño habla de ellos. 

7.

Una baño con vistas

Una gran ventana en el baño siempre es una buena oportunidad para colocar la bañera. Todo son ventajas: sacas partido a un espacio difícil, no pierdes claridad y puedes bañarte que unas super vistas. Semiencastrada, como esta, puedes aprovechar el desnivel para ocultar las instalaciones.

8.

El más natural de la casa

La decoración de este baño se inspira en la belleza que asoma por la ventana. Todo en él recuerda a la naturaleza. El suelo de cantos rodados, las paredes de microcemento color tierra y hasta el taburete y el espejo están hechos con troncos. 

9.

Hablemos del microcemento

En este baño todos van a una (como Fuenteovejuna). Paredes, suelo y encimera tienen la misma piel, un microcemento en color crema que, además, de dar sensación de amplitud lo llena de claridad. Es un proyecto de Damián Ribas.

10.

Bañera+ducha, sí se puede

Este baño no es ni muy grande ni muy alto, pero ha encontrado sitio para disfrutar de bañera y ducha a la vez. ¿Cómo lo ha conseguido? Aprovechando la zona con el techo más bajo para colocarlas una al lado de la otra. Microcemento y madera hacen el resto. Proyecto de Integra.  

Pregunta de examen: ¿Qué debe tener un baño para ser perfecto? En realidad, no muchas cosas. Lo primero, debe adaptarse a tus necesidades y a las de tu familia. Lo segundo, debe ser un lugar práctico sin olvidarse de lo estético.

Por que sí, en el baño te peinas y maquillas a toda prisa, pero también te tomas tu kit kat de relax de vez en cuando. ¿Y qué más? Pues un poquito de orden, porque hasta el baño más grande puede parecer un caos si no tiene un sitio para cada cosa. ¿Y tú, qué le pides al tuyo?

Que tenga mucho almacenaje

Pues entonces debes analizar cada cm de tu baño para ver dónde puedes ganar un armario o unas baldas, más allá del típico mueble bajolavabo. Ten claras dos cosas: que las paredes son tus amigas y que tampoco es que necesites sitio para el baúl de la Piquer. Con 20 cm de fondo te basta para guardar botes de gel y otros excedentes que necesitas tener a mano.

00413051

Además, ya sabes que no hay nada que un mueble a medida no pueda aprovechar. Desde un rincón imposible a una planta complicada. Fíjate sino en este baño, ha planificado su bajolavabo en la esquina que tiene una ventana y el techo más bajo. ¡Todo es posible!

Que sea un templo del relax

Pues entonces ya sabes qué es lo que no puede faltar en tu baño: ¡una bañera!. Si es de esas exentas con patas y la acompañas de una grifería retro a su altura, mucho mejor. Para que brille como se merece, colócala en la zona del baño que tenga las mejores vistas y mucha luz.

Si tu baño no tiene suficiente espacio para un modelo exento, no pasa nada, puedes optar por uno semiencastrado que resulta menos pesado visualmente y te regala los mismos baños de burbujas. Además, puedes aprovechar el desnivel para encastrar las instalaciones. Si quieres que desaparezca todavía más, reviste la bañera igual que suelos y paredes.

Que tenga un golpe de efecto deco

Aunque tu baño sea tirando a pequeñito, no tiene porque ser soso. Una pared de color o una composición de espejos en lugar de uno solo, le darán un toque de estilo al espacio y no lo empequeñecerán nada.

00394290

En pocos metros las paredes son tus aliadas para conseguirlo. Jugar con los revestimientos te lo pone en bandeja. Puedes hacer como en este baño y combinar madera (la más cálida del oeste), con microcemento (continuo y actual) y una pared de papel pintado (¡toma ya!). Si sus tonos encajan, como aquí, verás como queda genial (y no encontrarás otro baño igual).

Que no renuncie a sus sueños

Si quieres bañera, ducha, dos lavamanos, mucho almacenaje...Pues o haces que tu baño crezca y le robe metros a otra estancia o haces auténticas malabares con los metros. En una buhardilla, por ejemplo, puedes ubicar la bañera en la zona de techo más bajo y la ducha al lado (así aprovechas instalaciones y bajantes).

Si, por el contrario, tu baño es alargado y más bien estrecho. Pues te toca jugar al tres en raya (o al tetris, según se mire). Una buena solución pasar por colocar los elementos en línea y reducir las dimensiones de los que puedas. Puedes encastrar los inodoros para que ocupen menos, elegir un bajolavabo volado y usar el cristal y espejos para ganar sensación de amplitud.

Que sea el más cálido de todos

Entonces, debes elegir sabiamente los revestimientos. Ya sabes que la madera no está vetada en el baño, siempre que esté tratada para soportar sus condiciones de humedad. Puedes optar por un laminado, bello y resistente, o por unos azulejos que imitan el aspecto de la madera, no tienes excusa.

00437041

La elección de los colores también es fundamental. La combinación de blanco y beige (o arena) tiene la justa medida entre luminosidad y calidez que todo baño necesita. Además también le harán parecer más grande.

Si aún no tienes claro qué le pides a tu baño verás como cada uno de los 10 de nuestra galería te conquistarán por un motivo distinto.