2 /8

1.

¿En la cama todo el año?

Textura

Aida Lorente, de la firma textil Textura, indica que “usar la sábana encimera durante todo el año dependerá de los gustos de cada persona al dormir. No siempre es necesario, pero lo importante es que los tejidos en contacto con la piel sean de calidad y se adapten a las necesidades de cada persona y del entorno en el que duerme”.

2.

La encimera facilita el cambio de sábanas

H&M Home

Es más fácil de lavar y planchar una sábana encimera que un edredón o colcha. Si siempre la usas, será esta sábana la que estará en contacto con el cuerpo y la que lavarás semanalmente. Además, por lo general, edredones y colchas no están confeccionadas para soportar lavados tan frecuentes, así que alargarás su vida.

3.

¿Sábana encimera con edredón nórdico?

Luis Ramírez, de la empresa textil Nacional Sedera, opina que “sí debemos usarla. Podríamos obviarla si dormimos con nórdico pero la sábana encimera nos facilitará el cambio semanal de la ropa de cama puesto que es más cómoda de lavar, tender y doblar que la funda nórdica”. Hay quien opina que solo es más engorroso quitar y poner la funda del nórdico porque en realidad se lava en la lavadora.

Lámparas en Cado.

4.

La mejor opción en verano

En los meses más cálidos, vestir la cama con sábana encimera es un acierto. “Se puede elegir una sábana de algodón o de lino, que es más fresco”, indican desde Textura. "En verano podemos vestir la cama con una colcha o con el dúo sábana + colcha, idóneo para entretiempo, en ese momento del año en que no hace tanto frío como para usar un nórdico pero tampoco calor para dormir con solo la sábana”.

Cabecero de Ikea, sábanas estampadas de Sandra Marques y cojín con forma de corazón de Filocolore.

5.

El tejido de la sábana superior

Las materias más adecuadas son las naturales porque son las que mejor dejan a nuestro cuerpo respirar y la sábana encimera está en contacto con nuestro cuerpo durante las horas de descanso. Desde Nacional Sedera recomiendan el algodón o lino 100 %, “nunca fibras artificiales como el poliéster”. También llegan on fuerza las sábanas de bambú, un material natural que evita alergias. Es suave, fresco y tiene un matiz brillante que aporta elegancia a la prenda. ¿Quieres una cama de revista? Clica aquí.

Cojines mostaza, de rayas y gris oscuro y funda nórdica de lino gris de La Maison. Cojín gris de lino, plaid de algodón verde y sábanas de Zara Home. Plaid de lino mostaza, cortinas y lámparas de Filocolore. Taburete de Matèria y plantas en Jardiland. 

6.

Si son orgánicos, mucho mejor

Porque son naturales, el algodón orgánico y el lino son los tejidos más recomendados para las sábanas y ropa de cama, en general. Según aclaran desde la firma textil Textura “el algodón 100% orgánico hace que la piel respire mejor, ya que proviene de cultivos sostenibles libres de insecticidas. Las sábanas de lino (que tiene propiedades antibacterianas) se adaptan al clima, son frescas en verano y confortables en invierno, muy resistentes y duraderas”.  

Cabecero y vestidor diseño de Glow Rehabilita.

7.

Sábana encimera, barrera de bacterias

La microbióloga y patóloga Ingrid Johnson, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, explicó al portal Tech Insider que la sábana encimera haría de barrera entre las bacterias o vida microscópica que hay en el edredón y nuestra piel. De ahí que las sábanas se laven cada semana.

8.

Cuestión de estética y estilo

Si te preguntas cómo ha de ser la sábana encimera, si igual que el resto de piezas del juego de ropa de cama o bien diferente. Se aceptan todas las combinaciones, “aunque si la sábana encimera es estampada suele coordinarse con una bajera en un tono liso. En caso de que la encimera sea lisa puede usarse el mismo tono para todas las piezas del juego”, explica Luis Ramírez.

Cabecero y armarios diseño de la decoradora Sylvia Preslar y realizados por Grupo Santos. Ropa de cama, cojines y manta en La Maison.

Como hemos visto hay más razones para usar sábana encimera que para todo lo contrario. Su principal ventaja es que su presencia evita que tengas que lavar más veces el edredón o la colcha (una tarea más engorrosa por el tamaño y peso de esta prenda). Y también es útil para echártela por encima cuando empieza el calor pero aún no es suficiente para dormir destapado.

La medida adecuada para una sábana superior o encimera

  • “Si nuestro colchón tiene una altura de 30 cm, que es la altura estándar de los colchones actuales, la sábana superior deberá ser, como mínimo, un metro más ancha que el colchón”, explica Luis Ramírez, consejero delegado de Nacional Sedera, fabricantes textiles especializados en hogar, hostelería y confección.
  • Por su parte, Aida Lorente, directora de marketing de Textura, añade sobre el largo de la sábana encimera que “debe ser aproximadamente 90 cm más que el largo total del colchón. De esta manera podremos tanto dejar la sábana suelta como esconderla por debajo”.

Para que el embozo de la sábana sea lo suficientemente ancho para que luzca en la cama tiene que tener aproximadamente unos 40 cm. Textura

Además de algodón y lino, hay otro tejido muy recomendable para la confección de sábanas: la fibra de bambú, un material natural que evita alergias. Es suave, fresco y tiene un matiz brillante que aporta elegancia a la prenda.

Muchas firmas textiles venden juegos de sábanas completos pero también es frecuente encontrar cada sábana por separado (bajera, encimera y almohadas) para que cada uno pueda crear la combinación que más le guste. “Si la funda nórdica es estampada, quizás la sábana solo tenga un detalle en el embozo o también puedes combinar con un modelo liso. Estéticamente hay infinitas posibilidades, se puede jugar con contrastes de colores, estampados, tejidos o bien decantarte por el monocolor para vestir la cama. Dependerá de tus gustos y del resto de la decoración del dormitorio”, indican desde Textura.

Lo ideal es que si tu decoración es neutra, puedas darle color o el tono de temporada con los textiles (greenery, living coral o el que toque). Si por el contrario tu habitación tiene un estilo muy marcado, lo mejor es optar por sábanas más lisas o suaves e, incluso, jugar con cojines o plaids.