MANOS A LA OBRA

Reformas que puedes hacer sin permiso de obra

Una de las dudas más frecuentes ante una reforma en casa es si es necesario un permiso de obra. Está claro que los cambios que afectan a una pared de carga necesitan la aprobación de un técnico. Pero, ¿qué ocurre si sólo queremos cambiar el alicatado? Los expertos responden.

Marta Alcázar Actualizado a

Tira tabiques

Las reformas que no necesitan permiso de obras son "aquellas mejoras que afectan al mantenimiento y repaso de la vivienda", explica Carlos Rodríguez director de CRAAT Arquitectura Técnica. "Así, si vas a cambiar un grifo o un interruptor, no es necesario pedir un permiso, ni tampoco para la sustitución puntual de soldados, parte del alicatado, pintura de interior o lijar el parqué".

10 reformas que puedes hacer en una casa pequeña

GANA METROS

10 reformas que puedes hacer en una casa pequeña

Si vas hacer una reforma y no tienes claro si necesitas un permiso lo mejor es que preguntes a tu ayuntamiento. "Los criterios son diferentes en cada municipio. Cada ayuntamiento marca la clasificación del tipo de obra y si necesitas presentar un proyecto" explica Rodríguez. Muchos ayuntamientos indican en su web si es necesaria una licencia o simplemente una comunicación previa en la que no tendrás que pagar tasas, de este modo la consulta es fácil y rápida.

La principal ventaja de las licencias de obra es que existen para depurar responsabilidades. Así, "si tiras un tabique y provoca grietas en el edificio, pueden denunciarte. Pero si has cumplido con la ley y el permiso, eso te exime de responsabilidad", aclara Rodríguez.

Ten en cuenta que las actuaciones que puedes realizar en casa sin trámite con la administración son muy pocas. En cada caso es recomendable que lo consultes con la administración competente porque puede cambiar. Por ejemplo, la ordenanza municipal de Madrid exime de comunicación y licencia la sustitución de instalaciones, mientras que en Vigo, las instalaciones de agua o electricidad deben ser comunicadas previamente.

Obras que necesitan comunicación previa

No tener que pedir licencia de obras no es sinónimo de no tener que informar al ayuntamiento. Esta información se conoce como comunicación previa de obras menores. “Además de la estructura del edificio, los permisos de obra también contemplan la seguridad o la gestión de residuos. No podemos colocar un saco de escombros o maquinaria sin realizar la comunicación necesaria", explica Rodríguez.

En términos generales, requieren comunicación previa:

  • Pintura de fachada y cambio de ventanas
  • Obras para redistribuir por dentro una vivienda sin que afecte a muros de carga, ni a la estructura ni elementos de restauración en caso de edificios protegidos.
  • Obras de exteriores como instalar una ventana o cambiar canalones.
  • Obras para retejar la cubierta.

Reformas que necesitan licencia de obra menor

Son aquellas reformas que no alteran las condiciones de habitabilidad y que, por lo tanto, no necesitan de un proyecto técnico. En general se refiere a reformas integrales de la casa o de una parte de ella. Deberás informar de los metros cuadrados a los que afecta la reforma y pagarás una tasa en función de la superficie.

Además, si las actuaciones se van a ejecutar en edificios con algún tipo de protección necesitarás la licencia mencionada. Este tipo de licencia de obras menores es indispensable en:
- Reforma integral de un piso sin cambiar la estructura ni tocar vigas.
- Reforma integral de una cocina o de un baño.
- Derribo o levantamiento de un muro que no sea de carga.

6 antes y después que te enseñan a revalorizar tu casa

ANTES Y DESPUÉS

6 antes y después que te enseñan a revalorizar tu casa

Reformas que necesitan permiso de obra mayor

"Son aquellas actuaciones que afectan las condiciones de habitabilidad y estructura de la vivienda" explica Rodríguez. El ayuntamiento pedirá una memoria técnica o un proyecto que garantice la seguridad del edificio y las personas.

Necesitan permiso de obra mayor:
- Obras de restructuración general o parcial del edificio, como la construcción de una escalera o la redistribución del espacio interior.
- Obras de refuerzo de la estructura del edificio.
- Cambio del uso del edificio, como por ejemplo de locales a viviendas.
- Obras que cambien la fachada.
- Obras que intervengan en elementos protegidos como la valla exterior de casas históricas.
- Obras de restructuración puntual como cambiar la distribución abriendo huecos en muros, construcción de rampas o instalar ascensores.
- Instalación de andamios en la calle.
- Obras para cerrar y acristalar de terrazas.
- Construcción de piscinas.

Terraza porche-acristalado-con-sofa-butacas-de-madera-banqueta-manta-y-armario-vitrina 377400

Qué ocurre si no tengo permiso de obra

Los ayuntamientos insisten en la obligatoriedad de pedir permisos de obra. Así, en muchas localidades es habitual que verifiquen si existe la licencia pertinente cuando encuentran un saco de escombros en la calle. Si realizamos una obra sin permiso nos arriesgamos a una sanción muy superior a las tasas que hubiésemos pagado inicialmente.

Como ves, es un tema que entraña cierta complejidad, en especial por las diferencias que existen entre ciudades. Por ello, antes de dar cualquier paso, lo ideal es que aclares dudas en tu ayuntamiento o consultes con un profesional.

Cuánto cuesta renovar la instalación eléctrica

REFORMAS

Cuánto cuesta renovar la instalación eléctrica

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?