RENOVAR Y DAR COLOR

Cómo tapizar (y restaurar) una silla paso a paso

Tanto si quieres dar una segunda vida a tus sillas del comedor o a unas antiguas, te explicamos paso a paso cómo hacerlo. ¿Manos a la obra?

Raquel Gago Isabel Lavín Actualizado a

00511432

En mercadillos, trasteros, desvanes y casas de pueblo. Hay auténticas joyas entre muchos muebles que consideramos ‘viejos’. Por eso, saber cómo tapizar una silla te dará la opción de ofrecer a estos asientos una segunda vida de una forma mucho más económica que llevándola a tapizar o comprando unas nuevas. Incluso es una técnica ideal para cambiar por completo el aspecto de tu comedor o de cualquier rincón de tu hogar. Te explicamos cuáles son las mejores telas para tapizar sillas y te explicamos el paso a paso para reparar y tapizar varios tipos de silla.

Telas para tapizar sillas

Elegir las telas con las que vamos a tapizar unas sillas es uno de los pasos más importantes. Es habitual dejarse llevar por los colores, estampados o dibujos, cuando en realidad lo más importante que debemos mirar es su calidad y resistencia. Para saber cuánto cuesta tapizar los muebles, hay que tener en cuenta no solo el proceso, sino también la calidad de la tela. El tejido debe ser resistente al rozamiento y la abrasión ya que con el uso diario se desgastan. También tiene que adaptarse bien a las esquinas y curvas del asiento o respaldo de la silla. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que sea una tela que pueda limpiarse fácilmente. Hay varios tipos de tejidos que puedes elegir:

  • Tejidos naturales. Su ventaja reside en que son calentitos en verano y frescos en invierno y además transpiran mejor.
    • Algodón: es un tejido natural de tacto agradable que no irrita la piel. Es transpirable y ligero. Tiene una resistencia media a la abrasión –que aumentará cuanto más hilos tenga el tejido–, es muy absorbente y tiene baja elasticidad.
    • Lino: este tipo de tela para tapizar sillas es suave y tiene una alta resistencia a la abrasión. Además no crea bolas y tiene una alta durabilidad.
    • Seda: es una tela lujosa, de textura fina y lisa. Tiene una resistencia a la abrasión media, aunque es resistente.
  • Tejidos sintéticos. Son más resistentes a las manchas y al desgaste, además los puedes limpiar tú mismo si se manchan.
    • Acrílico: imita a la lana, pero más suave. Es un tejido bastante resistente al desgaste y a la suciedad.
    • Microfibra: es un tejido que se hace a partir de fibras de poliéster. Imita al ante y es muy fácil de mantener. Es muy resistente y duradera.
    • Poliéster: es un tejido muy resistente a la abrasión, al estirado y al rozamiento.
  • Tejidos antimanchas: estas telas llevan tratamientos especiales que repelen líquidos y la suciedad.
telas naturales

Tipos de telas para tapizar según la forma del tejido

Dependiendo de cómo esté confeccionado cada tejido se consiguen unas estructuras distintas en los tejidos. Estas son las más comunes:

  • Brocado: es un tejido pesado y resistente que al confeccionarse da como resultado dibujos en relieve que parecen bordados.
  • Damasco: parecido al brocado, pero más ligero ya que no tiene relieves. Se emplean como máximo dos colores y dos técnicas de tejido, creando contraste entre las superficies brillantes y las mate.
  • Jacquard: este tejido, de los más empleados para tapizar sillas, es muy resistente. Permiten muchos tipos de dibujos y relieves, que se realizan creando los tejidos con hilos (no van estampados).
  • Chenilla: otro de los más habituales para sillas. Normalmente es de algodón, aunque también puede encontrarse mezclado con fibras sintéticas. Es de tacto suave, pero resistente a la abrasión y duradero. Tiene cierto aspecto parecido al terciopelo.

Cómo restaurar y tapizar una silla estilo Luis XV

Femeninas y elegantes, las sillas de estilo Luis XV se caracterizan por tener líneas curvas y asimétricas, patas carbriolé y asientos tapizados. Son piezas cómodas y ligeras, muy habituales en las casas antiguas y en los mercadillos de antigüedades, con un toque francés que encajará en cualquier rincón de la casa.

Mally, de Studio Alis, nos explica cómo ha renovado su aspecto para crear dos piezas “hermanas” que pueden usarse juntas o separadas para dar al espacio un toque shabby chic con toques románticos. Estate atenta al paso a paso y atrévete a hacerlo con tus propias manos. ¡Disfrutarás tanto del proceso como del resultado!

Imagen de las sillas antes de renovarlas:

Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-01
@Studio-Alis

Resultado tras la renovación:

Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-final
@studio-Alis

Cómo renovar una silla clásica paso a paso

Qué necesitas

  • Para la silla
    • Cúter
    • Guantes
    • Alicates
    • Tratamiento contra carcoma
    • Masilla para madera
    • Lija
    • Brocha de pelo fino
    • Pintura chalk paint
    • Paño
    • Barniz ultramate transparente
  • Para el asiento
    • Espuma
    • Tijeras
    • Grapadora para tapizar
    • Tela
    • Ribete decorativo
aso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-respaldo-01
@Studio-Alis

Paso 1. PREPARA EL RESPALDO

  • Para empezar, elimina la rejilla de mimbre. Usa un cúter para cortarlo, poco a poco y con cuidado, siguiendo el perímetro del respaldo.
  • Para que el proceso sea más seguro, puedes usar unos guantes que te protejan las manos.

Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-asiento-01
@Studio-Alis

Paso 2. RETIRA LA TELA VIEJA DEL ASIENTO

  • Después de despejar el respaldo, retira la vieja tela que cubre el asiento con la ayuda de una barreta y unos alicates. Si consigues sacarla entera, podrás usarla como patrón para cortar a medida la nueva tela que usarás para tapizarlo.
  • Como en el primer paso, usa unos guantes para protegerte las manos.
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-pintar
@Studio-Alis

Paso 3. PINTA LA MADERA CON CHALK PAINT

  • Con la silla ya despejada, analiza la estructura en busca de carcoma y, si es necesario, trátala con un producto específico.
  • Luego tapa los agujeros con masilla, déjala secar y pule con papel de lija.
  • Cuando la superficie esté lista, usa una brocha de pelo fino y Chalk Paint de un color claro para cubrir toda la pieza con una capa de pintura.
  • Déjala secar y repite el procedimiento un par de veces más para lograr una cobertura sólida y homogénea.
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-lijar
@Studio-Alis

Paso 4. DALE A LA MADERA UN ACABADO ENVEJECIDO

  • Cuando la silla esté pintada y seca, usa papel de lija de grano medio para pulir algunas zonas, desprender parte de la pintura y conseguir que la silla adquiera un aspecto envejecido, decapado.
  • Aquí hemos usado papel de 120 g, pero lo hemos desgastado un poco antes para que el pulido sea más suave. Ten en cuenta que cuanto más grueso sea el grano del papel (el número más pequeño), más agresivo será el resultado.
  • Lija la superficie poco a poco, por “capas”, repitiendo el proceso las veces que sean necesarias para obtener el acabado que más te guste.
  • Procura concentrarte en las molduras y los relieves, que son las zonas más propensas al desgaste natural por el uso. Así el resultado será mucho más natural.
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-barnizar
@Studio-Alis

Paso 5. BARNIZA LA MADERA PARA PROTEGERLA

  • Cuando hayas acabado el proceso de lijado, limpia el polvo y la suciedad con un paño.
  • Ahora, con una brocha, cubre la superficie de la silla con una capa de barniz ultramate, transparente, que no interferirá en el aspecto final de la silla.
  • Déjala secar y extiende una segunda capa para sellar y proteger la madera pintada.
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-asiento-01
@Studio-Alis

Paso 6. REPARA EL ASIENTO Y TAPÍZALO

  • A continuación, revisa el estado del asiento. Como en este caso estaba un poco deteriorado, vamos a añadir una capa extra de espuma para elevarlo y mejorar la firmeza.
  • Para ello, recorta con una tijeras una pieza de espuma del tamaño del asiento (puedes sacar una plantilla con un papel de periódico y un lápiz), colócala sobre el asiento y fíjala a la estructura con grapas.
  • Puedes usar una grapadora manual o una eléctrica para cubrir todo el perímetro, procurando que las grapas estén muy juntas para que el resultado sea más fino y uniforme.
  • Luego utiliza la tela vieja para crear un patrón o saca las medidas del asiento con papel y lápiz y corta con unas tijeras un retal de tela nueva, dejando tres centímetros extras de margen, con la que tapizarás el asiento de nuevo.
  • Fija primero la tela a la estructura con cuatro grapas en forma de cruz (en la parte superior, inferior, izquierda y derecha) para que el tejido quede estirado y centrado, y continua grapando todo el perímetro (puedes doblar el extremo de la tela para ajustarlo a la medida del asiento o recortar el sobrante con unas tijeras cuando hayas acabado).
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-respaldo
@Studio-Alis

Paso 7. RENUEVA EL RESPALDO

  • Para renovar el respaldo, corta un trozo de tela, igual que la que has usado en el asiento, para cubrir la parte trasera de la silla.
  • Fija la tela a la estructura desde la parte frontal, para que las grapas queden ocultas, luego grapa un trozo de espuma y, por último, en la parte frontal, un retal de tela estampada que reforzará el aspecto shabby chic de las sillas acabadas.
  • Como en el asiento, procura que no quede espacio entre las grapas, recorta el material sobrante (espuma o tela) y asegúrate de que el tejido queda centrado y bien estirado.
Paso-a-paso-renovacion-sillas-luis-XV-ribete
@Studio-Alis

Paso 8. AÑADE LOS ÚLTIMO DETALLES

  • Cuando el respaldo y el asiento estén acabados, añade, con una pistola de encolar, un ribete de un tono similar a la tela en el asiento y el frontal del respaldo para ocultar las grapas.
  • Si quieres mejorar el acabado, empieza encolando el extremo del ribete, doblado, y también el final, y procura que la unión sea en una zona discreta de la silla, para que no se vea.
Muebles que iban a la basura ¡y se recuperaron!

DIY CON ESTILO

Muebles que iban a la basura ¡y se recuperaron!

Cuando hayas acabado con la primera silla, repite el procedimiento con la segunda pieza, pero usa un tono distinto para el asiento, así la pareja establecerá una especie de “diálogo” y podrás usarlas juntas o separadas.

Para estar segura de que la combinación de colores es la adecuada, escoge un tono presente en el estampado y procura pintar siempre la madera de un tono neutro que sirva como lienzo para añadir color y alegría al resultado.

Si prefieres conservar el aspecto natural de la madera y solo restaurar la silla, después de tratarla contra la carcoma (si es necesario), pule ligeramente la superficie y protégela con cera o barniz.

00511432

Cómo tapizar una silla con respaldo

Qué necesitas

  • Tela para tapizar
  • Espuma de 20 mm
  • Regla
  • Hilo
  • Grapadora para tapizar
  • Tiza para tela
  • Pistola termofudible

Cómo tapizar una silla con respaldo paso a paso

  • Paso 1. Desmonta la silla si se puede –todo el proceso será mucho más sencillo–. Después, quita la tela de la silla. Si consigues quitarla en piezas enteras te servirá como patrón para cortar la tela para retapizarla.
  • Paso 2. Mide todas las superficies de la silla, dejando siempre en los márgenes alrededor de 5 centímetros para fijarla a la madera. Ten en cuenta también el grosor de la gomaespuma que vas a colocar tanto en la zona de asiento como en la de respaldo, que tendrás que sumarla a la altura del asiento y la profundidad del respaldo.
  • Paso 3. Haz un molde de papel con el tamaño y forma del asiento y del respaldo.
  • Paso 4. Corta la gomaespuma y colócala sobre el asiento.
  • Paso 5. Corta la tela que cubrirá el asiento, dejando siempre varios centímetros de más para poder grapar la tela en los extremos.
  • Paso 6. Ajusta la tela sobre el relleno colocado en el asiento y, en la parte de abajo, grapa la tela. Ve estirando el tejido para que el resultado sea el deseado e intenta colocar las grapas bien juntas para que la tela quede bien fijada. En las esquinas, haz un doblez y cóselo para que no se abra con el tiempo.
  • Paso 7. Para confeccionar el respaldo, lo puedes hacer como si fuera un capuchón, de manera que lo encajes por encima. Si dejas la parte posterior más larga, podrás fijarla con la grapadora en el asiento, mientras que la parte de delante va fijada con la pistola termofusible. Dependiendo de la estructura de la silla, tendrás que hacer los pliegues en un sitio u otro.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?