73 /101

1.

Atrapasueños con tricot��n

446839

Escoge el color de lana que más te guste y, con la ayuda de un tricotín, crea un atrapasueños que proteja la casa y atrape tus mejores sueños y anhelos.

2.

Puntilla de ganchillo

454599

¿Estás aburrida de tus cortinas lisas? Dales un toque de personalidad añadiendo en la parte baja una puntilla de ganchillo en el mismo color que el tejido. 

3.

Patrones para todos los gustos

454613

Pañuelos, servilletas, manteles, toallas de baño, caminos de mesa... Puedes integrar un detalle de puntilla en cualquier pieza textil. Escoge un patrón ancho si quieres que deje pasar la luz. 

4.

Una hamaca de macramé

00462720-o b8b49fe0 1333x2000. Una hamaca de macramé

Si te encanta el macramé, el verano es perfecto para hacer tú mismo esta hamaca con el color de moda, el mostaza. En este link te explicamos paso a paso cómo hacer una tumbona de macramé.

5.

Un sofá con palés para el exterior

Para hacer un sofá de palets basta con que apiles 2 o 3 palets estándar. Primero, tendrás que lijarlos y fijarlos con un soporte tipo escuadra y atornillar arriba y abajo. Coloca unas colchonetas y cojines ¡et voilà! 

6.

Adorno de macramé

459933

Dos aros de distinto tamaño, cordón Braidhook y un poco de destreza son todo lo que necesitas para crear un doble círculo con trenzas, perfecto para colocar frente a una ventana, decorar el patio o dar la bienvenida en la puerta.  

7.

Cojín de ganchillo

¿Te gusta tejer? Aprovecha las tardes frescas de verano para crear un almohadón bicolor en forma de estrella combinando los puntos de cadeneta, enano y bajo.

8.

Mantita cuadrada

453340

Práctica y decorativa, esta pequeña manta de ganchillo añadirá una pincelada de frescura a cualquier rincón de la casa. Puedes colocarla sobre el brazo del sofá o utilizarla como cortina o tapiz. 

9.

Cestas para guardar de todo

453343

¿No sabes dónde colocar los juguetes, los cojines o el material de manualidades? Teje un cesto de ganchillo con un patrón geométrico y déjalo a la vista para que luzca junto con su contenido.

10.

Amapola de papel

455937

Corta varios pétalos redondos en papel de seda rosa y usa un tono más oscuro para los sépalos y los pistilos. Fija las piezas a un palito de madera con un poco de cola para crear una delicada amapola de papel.

11.

Embellece el tallo

455938

Cubre el tallo y la base de la amapola con un cordón enrollado y fíjalo con un nudo marinero. También puedes sustituirlo por una cinta de color verde para que el resultado sea más realista. 

12.

Un ramo imperecedero

455944

Puedes componer un ramo con flores similares, combinando colores y longitudes distintas, y colocarlo en un jarrón convencional o crear uno con clavos e hilos sobre una base de madera forrada con tela.

13.

Tapiz en color crudo

459934

Son aptos para cualquier estilo de decoración, aportan calidez y duran muchos años. El de la imagen está hecho con cordón Braidhook en color crudo y una barra de madera. 

14.

Ligero y artesanal

459935

Usa los nudos plano, plano en espiral y básico, baquetas en diagonal y badoque para crear este patrón ligero y llamativo. Conserva parte de los extremos de los cordones sin anudar, en forma de flecos, para decorar. 

15.

Portavelas marinero

459938

Hay pocas cosas más veraniegas que iluminar la mesa con velas. Si quieres, puedes aprovechar varios vasos de cristal como portavelas. Para decorarlos, rellena la base con arena de playa y cubre la superficie con fundas de macramé. 

16.

Silla colgante

459943

Si siempre te han gustado las hamacas pero prefieres algo más cómodo para tu espalda, prueba con esta silla colgante con macramé. Ocupará poco espacio en la terraza y te ofrecerá unas vistas espectaculares.

17.

Un sofá marinero

460010

Apila dos palés y añade un par de cojines con fundas teñidas a mano para crear una zona chill-out en la terraza. Para teñir con efecto degradado, prepara el tinte, enrolla la funda mojada en un palo, y sumerge y desenrolla la tela a intervalos regulares.

 

18.

Mural de borlas

460011

Traslada los colores del mar a tu hogar a través de este vistoso mural de borlas. Necesitarás hilo blancos, hilo de bordar gris y azul, un tubo de cartón, tinte para teñir en frío y una rama de unos 30 cm.

 

19.

Cómo preparar las madejas

460017

Enrolla el hilo blanco alrededor del tubo de cartón para hacer las madejas. Necesitarás entre 80 y 100 piezas. Puedes combinar hilos de distintos materiales para jugar con las texturas en el resultado.

20.

Teñir con efecto degradado bicolor

460019

Sumerge las madejas en agua fría y prepara el tinte siguiendo las instrucciones del fabricante. Ahora cuelga las madejas en bastones de madera y báñalas en el tinte para que cojan color. Gíralas o combina un par de colores para obtener un degradado bicolor.

21.

Prepara las anillas

460022

Después de enjuagar y dejar secar las madejas, enrolla hilo de bordar en el extremo de cada una de ellas, hasta cubrir unos 2 cm de ancho. Ahora dóblalas por la mitad y enrolla hilo, de nuevo, alrededor de la zona ya cubierta para formar una anilla. Corta cada madeja con unas tijeras.

22.

Combina a tu gusto

460023

Para acabar, plantea la composición que quieres reproducir en el mural distribuyendo las borlas encima de una mesa. Cuando la tengas lista, ata las madejas al palo a diferentes alturas.

23.

Teñir con efecto olas

460003

Si quieres darle a tus telas un acabado degradado que recuerde al color del agua de mar, sumerge un extremo de la pieza que quieres teñir, previamente mojada, en un baño de tinte azul y el otro en uno color turquesa. Deja que el tejido absorba el color y retíralo.

24.

Perfectas para el verano

460034

Después de teñir la tela, lávala con jabón neutro –sin restregar para no mezclar los colores–. Enjuaga varias veces para eliminar el exceso de tinte y deja secar al aire libre. Podrás usarla para coser fundas de cojín, centros de mesa o cortinas. ¡La imaginación es el único límite!

25.

Macetero a ganchillo

462634

Pocas cosas combinan mejor que las plantas y los maceteros hechos a mano. Atrévete con el ganchillo y crea un cesto para colgar que llene de verde cualquier rincón de tu hogar.

26.

El arte de anudar

462709

Las piezas de macramé se adaptan a cualquier tipo de decoración, aunque las de estilo boho-chic y étnico son algunas de las más afines a las manualidades con nudos decorativos. Prueba a incorporarlas a tu hogar con algún proyecto creativo.

27.

A todo color

462713

Si quieres renovar el aspecto de un taburete de madera, prueba a sustituir el asiento de mimbre por uno de macramé. Puedes usar un cordón de un color natural para lograr un resultado más discreto, o uno naranja, rosa u amarillo para un acabado llamativo. 

28.

Juego de yute

462724

Puedes usar distintos tipos de hilos y cordones para tus labores de ganchillo, pero con pocos obtendrás un aspecto tan natural como con el cordón de yute. Aquí lo hemos convertido en un coqueto juego de funda de botella y posavasos. 

29.

Fundas para portavelas

462732

Aprovecha los típicos tarros de cristal vacíos que corren por la cocina para convertirlos en portavelas. Estos tienen 7 cm de ancho y un asa hecha con alambre para poder colgarlos.

30.

Una sirena de colores

464573

¿Tu hija es una apasionada del mar? Téjele una divertida manta de ganchillo con forma de pez para que se abrigue en las tardes de peli y sofá.

31.

Fundas de taburete

464588

¡A merendar! Anima a los peques a sentarse para comer con unas divertidas fundas de crochet que transforman un taburete de madera en un pato de cuatro colores y una simpática rana con la lengua fuera.

32.

Un pez de color naranja

464590

Para esta funda en forma de pez tendrás que combinar punto enano, punto de cadeneta y punto bajo. Rellénala con guata y ciérrala con punto de lado, el mismo con el que tendrás que fijar los ojos de fieltro para que gane expresividad.

33.

Un taburete rústico y chic

Dale un twist a tu viejo taburete y píntalo con chalk paint. Con este tipo de pintura a la tiza puedes costumizar tu mueble y bien pintarlo de otro color o sólo hasta la mitad (half painted). Mira el vídeo de cómo se hizo aquí.

34.

Portalápices de ganchillo

464607

Otro proyecto de reciclaje que te permitirá añadir un toque artesanal a la habitación de los peques. Crea una funda de ganchillo para cubrir dos vasos de cartón o plástico y cuélgalos en la pared del escritorio para que tengan los lápices a mano.

35.

Guirnaldas con botellas

464671

Prepara un original juego de guirnaldas para añadir un toque festivo a la casa. Para empezar, corta la base de varias botellitas de plástico y pinta el exterior con cola blanca sin diluir. Luego sujeta un hilo de color en la base, llévalo hasta el cuello, y enróllalo para cubrir la superficie. Si quieres cambiar de color, cruza los hilos.

36.

Instala los leds

464673

Cuando tengas la botella forrada con hilos de colores, haz un agujero en el tapón con un taladro e inserta un led por el orificio. 

37.

Decora con luces

464693

Crea más botellas de otros colores y combínalas a tu gusto para componer la guirnalda. ¡Solo te faltará encontrarle la ubicación perfecta para colgarla!

38.

Pantallas de papel

464676

También puedes componer una guirnalda con pantallas de papel. Para ello, diluye cola en un poco de agua y trocea varios papeles de distintos colores para combinarlos en la estructura.

39.

Forra un globo con papel

464680

Infla varios globos e introduce la base, donde está el nudo, dentro de un aro de cartón. Fíjalos con un poco de cinta adhesiva. Ahora cubre la superficie con tiras de papel, entrecruzadas y empapadas en cola. 

40.

Customiza la pantalla

464685

Cuando el papel se haya secado, pincha el globo y retíralo. Añade algunos pedazos de papel en la orilla de la pantalla, para que adquiera un acabado rugoso, y barniza toda la superficie. Déjala secar, haz un agujero e instala el portalámparas y el cable.

41.

Combina varios colores

464695

Repite el mismo procedimiento para crear pantallas de otros colores. Puedes usarlas para iluminar una ventana o crear un punto de luz en cualquier otra parte de la casa.

42.

Cestas de mimbre

475352

¿Conoces las pinturas Chalk Paint? Puedes usarlas para personalizar prácticamente cualquier superficie. Aquí se han empleado para decorar unos cestos de mimbre con un acabado dip-dye, como si los hubiésemos sumergido en pintura.

43.

Puntilla de ganchillo

475354

Otra forma de personalizar una pieza de mimbre es añadirle un detalle de ganchillo. Prueba a usar tonos cálidos, como el amarillo o el naranja, con detalles en blanco que combinen con el color de la pintura.

44.

Un cuadro con retales

477206

Aprovecha los retales de otros proyectos para crear pequeñas piezas de patchwork perfectas para enmarcar. La de la imagen está compuesta por bloques en tonos azules, grises y amarillos unidos con punto de pespunte e hilván.

 

45.

Tapete de ganchillo

477278

Puedes simular el acabado del patchwork tejiendo piezas de ganchillo que combinen varios colores y formas geométricas y usarlas, por ejemplo, como tapete para decorar una bandeja.

46.

Salvamanteles bicolor

477280

Estos salvamanteles de ganchillo en color mostaza y crudo están formados por cuadrados de 5 vueltas unidos a punto de lado y con una terminación alrededor.

47.

Casitas de patchwork

484992

Añade un toque marinero a la decoración de tu hogar con pequeñas casas de playa reproducidas con telas en colores veraniegos y detalles bordados. 

 

48.

Estantería con macramé

486709

¿Por qué no combinar el bricolaje y el macramé? Podrás crear piezas tan vistosas como estas, una estantería perfecta para que luzcan tus plantas, tus libros preferidos o tus creaciones más exclusivas.

49.

Resistente y decorativa

486710

Solo tendrás que pasar los hilos por los agujeros de los estantes de madera y combinar los puntos necesarios para crear una estructura resistente y decorativa a la vez. 

50.

Maceteros de colores

486712

El macramé es una de las técnicas artesanales más antiguas y minimalistas. Solo se utilizan las manos para crear nudos con los que componer piezas tan bonitas como este trío de maceteros.

51.

Posavasos con flores

486761

¿Eres una enamorada de las manualidades? Prueba a decorar un juego de posavasos de corcho con una composición floral. Para empezar, pinta el fondo con Chalk Paint, déjalo secar y vierte en su interior barniz epoxi de dos componentes.

52.

Diseña una composición vegetal

486763

Con la ayuda de un palito de madera, coloca las flores y las hojas con las que decorarás el fondo del posavasos. Vierte más barniz, hasta cubrir todos los elementos que has colocado, y déjalo secar.  

53.

Surtido floral

486772

El barniz epoxi de dos componentes cristaliza con un acabado transparente, muy resistente. Puedes combinar varias especies de plantas y colores de pinturas para que cada posavasos sea diferente.

54.

Un zapatero en el recibidor

Perfecto para dejar los zapatos y no llenar la casa de bacterias y suciedad. Hay que ver las maravillas que se pueden hacer con seis cajas de madera. 

55.

Un espejo vintage

Con tan solo unos sencillos pasos puedes cambiar un simple espejo y convertirlo en accesorio decorativo original y único. 

56.

Una librería para el salón

No sólo decoras la pared del salón sino que tendrás un lugar de almacenaje original y único. ¿Quieres ver cómo se hizo? Es más fácil de lo que crees.

57.

Botes de cristal vintage

Organiza los accesorios del baño con botes de conserva de cristal. Tan solo necesitas tarros limpios, hacer un agujero a la tapa con un taladro, pintar las tapas de los colores que tu quieras y colocar tiradores. 

58.

Panel organizador de madera

Ahorra espacio creando un panel organizado tipo pegboard. Un poco de maña y 30 minutos de tu tiempo es lo único que necesitas. Y si no, mira el vídeo y compruébalo.

59.

Abre las puertas a un cabecero

A falta de cabecero, buenas son puertas. Quizás el refrán no es exactamente así pero lo que sí está claro es que no es necesario comprar un cabecero para decorar la cama.

60.

Cojines casi mágicos

¿Quieres dar un nuevo look al salón? Ya sabes que con tan solo cambiar los cojines puedes conseguirlo. Por eso decimos que son mágicos y si encima los haces tú, entonces el ahorra ya es total. 

61.

Cajas para organizar

Las cajas son uno de los mejores recursos para almacenar y mantener el caos a raya. Tanto que hasta Marie Kondo ha sacado su propia línea de cajas. Haz lo propio forrando con tela una caja de zapatos o cartón y etiquétala con un bordado.

62.

Una mesa de centro

La de cosas que hemos aprendido durante los últimos años que se puede hacer con los palés. Y una de ellas es una bonita y práctica mesa de centro. Y si encima lleva ruedas, mucho mejor.

63.

Estrena electrodomésticos

Y sin gastar demasiado. Cambia de manera rápida el look de tu cocina pintando los electrodomésticos o incluso el mobiliario. Es fácil, es barato y además aporta tu propio estilo a la cocina.

64.

Green corner artístico

Decora la pared creando una composición de cuadros a la vez que atrapas un cachito de naturaleza. Mira el paso a paso y hazlo tú mismo.

65.

Una cómoda para la ropa de casa

Organiza tu ropa del hogar en una cómoda de cajones como ésta. Puedes pintarla con chalk paint y también forrar los cajones con papel para que quede más bonita por dentro. La guinda del pastel: colocar letras de madera en el frontal de los cajones indicando qué tipo de ropa se guarda.

66.

Farolillos de papel

Y no sólo en Navidad. Crea puntos de luz cálida y tenue con estos farolillos de papel que puedes hacer tú mismo. 

67.

Una isla en la cocina

Da una segunda oportunidad a un mueble antiguo y úsalo de isla en la cocina. Si tienes espacio, aportarás funcionalidad a tu cocina y la personalizarás.

68.

Un revistero de madera

De líneas sencillas y elegantes para que puedas colocar tu revista de El Mueble. Aunque necesitarás tener alguna noción de bricolaje si consideras que aún no estás preparado para serrar, echa mano de tus contactos y llama a ese amigo que en otra vida fue carpintero. Aquí te enseñamos el paso a paso de la mano de Alica Roselló, de Duduá.

69.

Una estantería 2x1

Y además hecha de cajas de madera y por lo tanto modular. Vamos, que te la puedes crear a tu gusto y necesidad. Te servirá de almacenaje y también como separador de ambientes y además siempre la puedes hacer crecer, ya sea a lo ancho o a lo alto.

70.

Un cesto half painted

Dale un nuevo aire a tu cesto de mimbre y píntalo hasta la mitad. Puedes dejar flores y colgarlo a modo decorativo en las puertas o incluso, si es verano, en el hueco de la chimenea para aportar un poco de color. 

71.

Un tablón de anuncios para tu escritorio

¿Tienes una vieja maleta? Desatornilla la tapa, límpiala, arregla los posibles desperfectos y colócala enfrente de tu escritorio. Puedes usarla a modo de tablón para apuntar todos tus recados o quehaceres si le cuelgas un alambre.

72.

Pantallas para las lámparas

Crea una lámpara única con chalk paint. Este tipo de pintura es ideal para cualquier tipo de superficie, incluso en tela.

73.

Llena el armario de color

El interior del armario no tiene por qué ser aburrido. Decora las perchas o cubre la barra con una tela colorista. Le darás un toque muy personal a tu armario.

74.

Una alacena personalizada

Personaliza tu muebles para convertirlos en únicos como esta alacena-vitrina. En tres pasos parecerá otra: Pinta, coloca papel pintado y cambia los tiradores. 

75.

Cuberterías alegres

Para cuando llegue el buen tiempo llena tus cucharones de madera de color personalizándolos con washi tape.

76.

Lámpara de techo

La iluminación de tu casa captará todas las miradas con una lámpara con cuentas como esta hecha por ti. No te pierdas el video paso a paso.

77.

Estantería hexagonal

La chimenea de las Hadas nos explicó qué fácil es crear esta estantería hexagonal hecha con palitos de helado. No solo decora cualquier pared sino que la puedes tener a modo de mesita de noche por si en tu dormitorio no hay demasiado espacio. 

78.

Un salvamanteles muy natural

Cada vez que descorches una botella de vino guarda el corcho para poder hacerte más tarde un salvamantel tan original (y natural) como éste. Pega los tapones creando la forma que desees y decora con un ribete bonito para aportarle un valor estético.

79.

Estanterías con cajas de fruta

Crea un rincón original en la pared para almacenar con cajas de fruta que puedes pintar de distintos colores. Además, también pueden hacer la función de revistero. 

80.

Jarrones coloristas

Pinta botellas y recipientes de cristal con chalk paint y crea una preciosa composición de jarrones llenándolos de flores.

81.

Detergentes caseros y ecológicos

Cada vez somos más conscientes de la importancia de cuidar el planeta y usar productos ecológicos y sostenibles para el medio ambiente. Por eso, puedes usar productos de limpieza naturales, tan efectivos como los productos químicos y mucho más baratos. Como por ejemplo el bicarbonato.

82.

Un cactus ultra resistente

Pasa una tarde divertida con los niños pintando piedras en forma de cactus y colorea un rincón de verde con estas "plantas" utra resistentes. El paso a paso es muy pero que muy fácil. 

83.

Un cabecero de crochet

Original, handmade total y totalmente único. Un cabecero de crochet para decorar la pared de tu cama donde solo necesitarás dos o tres ganchos para poder colgarlo.

84.

Un joyero vertical

Pinta un viejo marco con chalk paint y forra con una tela bonita su interior. Cuelga el marco sobre la cómoda (o apóyalo) y coloca alfileres o incluso botones de algún tejano viejo para que hagan de mini colgadores. Ya está, ya tienes un lugar para colgar tus collares pulsera y pendientes.

85.

Una cesta de punto

Aprovecha una tarde lluviosa para que tus agujas de media creen un cesto y poder guardar los ovillos de lana, las mantas para el sofá o incluso tus revistas de decoración.

86.

Accesorios muy veraniegos

Decora los pomos de los armarios con sabor a verano. Moldea un alambre muy fino con la forma que tu quieras (un corazón, una estrella, un círculo...). Pasa un hilo de nylon por los agujeritos que tienen las conchas o las caracolas y luego anúdalos en el alambre forrándolo de elementos marítimos.

87.

Un cabecero con una celosía

Aunque su uso original es ser un separador de exterior, con una celosía de madera puedes crear un decorativo y original cabecero. Todo gracias a una mano de pintura de chalk paint que ofrece un acabado a la tiza sin necesidad de decapar ni preparar con antelación la pieza.

88.

Bolsitas aromáticas

Coloca pieles de cítricos, hierbas aromáticas o raspaduras de jabón dentro de pequeñas bolsas de organza o lino para aromatizar tus armarios y cajones. 

89.

Personaliza un jarrón

Cambia el estilo de un viejo jarrón y parecerá otro. Puedes pintarlo o incluso "forrarlo" con macramé para darle un toque más cozy.

90.

Una estantería colgante

Para colgar tus plantas y dar estilo a un rincón abandonado. Necesitarás una cuerda de algodón, una madera redonda, washi tape y tijeras. ¿Empezamos?

91.

Un escritorio único hecho por cajas

Podrían parecer palabras mayores pero nada más lejos de la realidad: hacer un escritorio es muy fácil y si no, compruébalo tú misma. Tan sólo necesitas un tablón que se atornilla en la pared y para el pie, cajas de distintos tamaños.

92.

Bajo platos de crochet

¿Quién dijo que el ganchillo que tejían nuestras abuelas está pasado de moda? Si quieres dar un toque romántico y vintage a tus comidas, teje unos salvaplatos como estos para vestir tu mesa.

93.

Una estantería de madera

De este modo podrás tener todos los utensilios de la cocina -aquellos que más usas- siempre a mano. 

94.

Una mesita de noche

Si tienes una caja, tienes un tesoro puesto que con ellas puedes crear infinidad de muebles. En este dormitorio ha bastado con colocar una tabla de madera a modo de base y completar la caja con cuatro ruedas para crear una mesita de noche.

95.

Una pared de pizarra en la cocina

Si tu cocina no es demasiado pequeña y tiene buena luz, pinta una de sus paredes (o un trozo) con pizarra para poder apuntar la lista de la compra o el menú del día y así cambiar un poco el look de la cocina.

96.

Maceteros denim

Antes de tirar alguno de tus viejos tejanos, aprovecha para hacer un macetero y decorar tus plantas con las perneras de tus pantalones. Tan sólo tienes que coger aguja e hilo y en cuatro puntadas tendrás listas todas las bolsitas que quieras, ya sea para vestir las macetas de tus plantas como para guardar otro tipo de accesorios.  

97.

Decora con fotos la pared

Coge tres hilos de cuerda y engánchalos a la pared con un tornillo. Cuelga las fotos de tus seres más queridos y crea un álbum familiar lleno de buenos recuerdos. 

98.

Peces de piedra y ganchillo

Crea pececitos de distintos tamaños con piedras y ganchillos y decora algún rincón de casa con estos detalles veraniegos. 

99.

Farolillos de macramé

A partir de ahora las noches de verano que pases en el jardín quedarán ambientadas con estas lamparillas colgantes de macramé que habrás creado tu misma. Además, también te pueden servir para colgar una maceta (aunque el tamaño será distinto). Te explicamos el paso a paso aquí.

100.

Un revistero a medida

Combina con distintos colores sencillas cajas de fruta de madera pintadas con chalk paint (pintura tiza) y cuélgalas en la pared a modo de estantería.

101.

Un collage único

Crea una composición de marcos de distintos tamaños, formas y diseños para decorar tu pared. 

Como platos. Así van a quedarse los ojos de tus amigos y familiares cuando entren en tu casa y vean todas tus creaciones DIY. O lo que es lo mismo, todo lo que has hecho tú solita. Y es que DIY es el acrónimo de Do It Yourself (en inglés, hazlo tú mismo).

Es algo más que una moda pasajera o un simple pasatiempo. No se trata de hacer solamente manualidades o tejer punto, que también. El movimiento DIY engloba también la restauración de muebles (o la creación), arreglos en fontanería, cualquier cosa que te puedas imaginar.

Los inicios del DIY van ligados al movimiento anticapitalista y contracultura punk que quieren hacer frente al consumismo. Hoy, también, detrás del movimiento DIY hay toda una filosofía que insta a reutilizar, reciclar, respetar y conservar el medio ambiente y además no entiende de géneros.

Así que ya sabes, si quieres decorar la casa y no gastar demasiado dinero (o nada) vuelve a mirar estas 100 ideas DIY. Y como las habrás hecho tú misma, se convertirán en piezas únicas y exclusivas.