Clásicos, rústicos, de obra... Da igual cómo sea el acabado de los cabeceros de cama. Cualquiera de estos ejemplos brillan por encima del resto del mobiliario y logran que los dormitorios ganen clase y distinción. ¡Seguro que no te van a dejar indiferente! Elige el que más te guste y aplícalo cuanto antes en tu habitación.

2 /15

1.

De capitoné en color gris

Dormitorio con cabecero de capitoné y molduras en pared.

Cabecero, de Calse. Apliques, de DCW. Mesitas de noche, de Crisal.

El Mueble

Nos gustan los cabeceros de capitoné por su elegancia innata. La interiorista Natalia Zubizarreta eligió para este dormitorio con molduras blancas en pared un modelo de capitoné en color gris. Su sola presencia logra elevar el estilo de este dormitorio clásico.

2.

Con una alfombra de ratán

Dormitorio con cabecero de fibra a partir de una alfombra de ratán.

Cabecero a partir de una alfombra de ratán, de Zara Home. Mesita de noche, de Jordi Quintana en IMO. Cortinas confeccionadas con tela de La Maison.

El Mueble

¿Puede la fibra natural, un material sencillo y rústico, ser capaz de elevar el estilo de un dormitorio? Sí, y como muestra valga este ejemplo. La interiorista Júlia Casals diseñó este fantástico cabecero a partir de una alfombra de ratán ¡y el resultado no pudo ser más favorecedor! Nunca un complemento tan sencillo se convirtió en una pieza tan especial.

3.

De obra con mesillas integradas

 Dormitorio con espejo pequeño y redondo sobre cabecero de obra.

Cabecero realizado a medida. Banqueta y espejo, en Pantay.

El Mueble

Los cabeceros de obra son prácticos pero también muy decorativos. Nos gustan por su versatilidad, lo mismo sirven de cabecero que de mesita de noche o repisa. ¿Quieres actualizar el tuyo a tope? Combínalo en blanco y madera, como ha hecho aquí la interiorista Beatriz Hernández, ¡y tu dormitorio ganará estilazo! 

4.

De lino azul y enmarcado con papel de rayas

Dormitorio con cabecero tapizado en azul y papel pintado de rayas.

Cabecero, de TC Collection. Papel pintado, de Gastón y Daniela. Lámpara, de Zara Home.

El Mueble

Los cabeceros tapizados en lino son un clásico que siempre funcionan. Natalia Zubizarreta ha recurrido a ellos sin dudar en este dormitorio. La habitación ha ganado estilo no solo por la elección del tejido, sino por la del color, un azul mar muy refrescante, y  por el tamaño, a medida. ¡Todo un acierto! El discreto papel pintado queda en un segundo plano.

5.

Tipo murete revestido de papel pintado

Dormitorio con cabecero en forma de murete revestido de papel pintado a rayas y lámparas colgantes de fibra.

Cabecero, de Coton et Bois. Alfombra, de Zara Home.

El Mueble

Normalmente, los cabeceros están pegados a la pared. Pues bien, este modelo diseñado por Asun Antó ni siquiera la toca. En forma de murete, la interiorista lo ha actualizado con papel pintado a rayas. Te gustará saber que por detrás es una cajonera de roble y en esa zona ha ubicado el baño y el vestidor. ¡Es asombroso como un sencillo cabecero puede elevar la categoría de un dormitorio!

6.

Cabecero tipo revestimiento

Dormitorio con cabecero laminado que se prolonga por el techo.

Banqueta, de Deco Lur Sofá. Lámparas apliques, de Marset, en Susaeta Iluminación.

El Mueble

La originalidad es una cualidad capaz de elevar el estilo decorativo de cualquier espacio. En este dormitorio, la interiorista Begoña Susaeta lo llevó a sus últimas consecuencias, al prolongar el laminado del suelo por la pared, a modo de cabecero, hasta hacerlo llegar al techo. Acompañado de molduras a los lados solo nos queda decir una palabra: IM-PRE-SIO-NAN-TE.

7.

Porcelánico y hasta el techo

Dormitorio con cabecero revestido con baldosa con acabado en madera.

Cabecero, de Porcelanosa. Lámparas, de Aromas del Campo. Cortinas, de Les Créations de La Maison.

El Mueble

Nunca un revestimiento cerámico dio tanta calidez y estilazo a un dormitorio. Sí, este cabecero aparentemente de madera, es en realidad un gres porcelánico muy fácil de mantener. Lo eligieron las interioristas Loreto Prieto y Elena Llorente y no puede ser más acertado. Extensivo hasta el techo, actualiza la estancia en un plis plas.

8.

Panelado de cuarterones pintados de verde

Dormitorio panelado con cuarterones de madera pintados en verde que hacen las veces de cabecero.

Cabecero, mesita de noche y lámpara diseño de la decoradora.

El Mueble

Si quieres darle a tu dormitorio un aire señorial, coloca un cabecero tan sugerente como este. Diseñado por la interiorista Jeanette Trensig, es la propia pared la que hace de cabecero, pero no una pared cualquiera. Se ha enmarcado de cuarterones de madera y se ha pintado en un verde que da serenidad, frescor, calma... y mucho estilo.

9.

Alistonado y con leds

Dormitorio con cabecero de madera alistonado y banco de madera y fibra.

Cabecero con lamas de madera rechapada de roble y mesitas de noche, diseño de la decoradora. Banqueta de mimbre, de Carolina Blue. Lámparas de Maisons du Monde.

El Mueble

Hacer del defecto virtud es lo que ha hecho en este dormitorio la interiorista Pía Capdevila. Ha transformado el hueco del antiguo cabecero en elemento decorativo. ¿Cómo? Con una estructura de lamas de madera que se prolongan hasta el techo colocadas por delante y unos leds imperceptibles colocados por detrás. La habitación ha ganado personalidad por el día y por la noche.

10.

Tapizado en blanco y orejero

Dormitorio con cabecero tapizado en blanco y orejero.

Cabecero y mesita de noche, de Sandon. Papel pintado de rafia, de Élitis.

El Mueble

¿Un cabecero tapizado en blanco puede elevar el estilo de un dormitorio? Sí, y la prueba es este ejemplo. La interorista Synne Brendmoe eligió este modelo adrede para que brillara en la habitación: de lino blanco y con orejas que llegan hasta el suelo, da calidez y luminosidad a la estancia. Una excelente demostración de que lo sencillo no tiene por qué ser soso.

11.

Tapizado y decorado con tachuelas

Dormitorio con cabecero tapizado decorado con tachuelas.

Cabecero tapizado, banqueta de rayas y cortina, todo diseño del estudio Emma Arenzana.

El Mueble

Si piensas que un cabecero tapizado en un color neutro puede llegar a ser anodino, este modelo viene a rebatirlo. La interiorista Emma Arenzana nos sorprende con este cabecero ribeteado y adornado con tachuelas. Estos pequeños detalles son capaces de darle un plus decorativo y de llevar tu dormitorio a otro nivel: atemporal, confortable y elegante.

12.

De madera tallada y enmarcado en verde

 Dormitorio con cabecero de madera tallada y pared pintada en verde.

Cabecero artesanal de marquetería. Mesitas de noche, de Natura. Lámparas de techo modelo Yute III, de Lámparas.es. Apliques de lectura modelo Bel Led, de Faro.

El Mueble

Un cabecero diferente, que se sale de lo normal decorativamente hablando, es capaz de elevar una estancia de nivel. Fíjate en este. La interiorista Bárbara Serra eligió un modelo de olmo tallado que destaca en la pared pintada en verde. Una buena manera de hacerlo protagonista y crear un efecto envolvente.

13.

Cabecero con cajonera

Dormitorio con cabecero prolongado a los lados como almacenamiento extra.

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta de Carpyen, en Matèria. Alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz.

El Mueble

Este modelo, diseñado a medida por Solange Van Dorssen, en blanco y madera nos encanta especialmente porque da al cabecero de obra una vuelta de tuerca. Se prolonga hacia los lados en forma de cajoneras para tener un almacenamiento extra. Un diseño ingenioso e innovador que eleva con creces el estilo de este dormitorio.

14.

De terciopelo naranja

Dormitorio con cabecero a medida en terciopelo naranja y con ondas diseñado por Lucía Mariñas.

Cabecero con tela de Osborne & Little. Mesitas de noche, diseño de la decoradora.

El Mueble

¿Qué tendrá el terciopelo que lo hace tan irresistible? ¿Será su suavidad, su delicadeza o su aspecto cambiante, según le de la luz? Posiblemente, todos sumen. La interiorista Lucía Mariñas elevó el estilo de su propio dormitorio con un cabecero diseñado por ella: en terciopelo naranja y ondulado. ¡Fantástico!

15.

Cabecero antiguo restaurado

Dormitorio con cabecero antiguo de roble restaurado.

Cabecero restaurado por Tocat pel Vent. Apliques Olaf, de Faro Barcelona. Alfombra, de Tejidos Noel. Mesitas de noche, en Matèria. Banqueta, en La Maison.

El Mueble

Hay muebles antiguos que enamoran con su sola presencia, por su materia prima añeja, su acabado perfecto, su diseño evocador... Este cabecero antiguo de roble hecho con cuarterones cayó en manos de la interiorista Lara Pujol quien no dudó en restaurarlo. Le dió una nueva vida y, con toda su intención, elevó el nivel del dormitorio.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.