1 /16

1.

Una pared de contraste

Aunque en la casa dominan los colores claros, en el salón se pintó una pared de un gris azulado intenso para crear contraste. "Los propietarios querían una pared oscura, que creara contraste con el blanco del techo. Habían visto este gris azulado en una casa de El Mueble y les había gustado mucho”, explica Juanma Alfonso, constructor e interiorista de Luderna Design.

El sofá es de Frajumar y la alfombra de Benuta.

2.

Al calor del fuego

El palmar de la chimenea es lo único que se conservó en su color original. "Está confeccionado con una viga antigua de castaño y las piedras son recogidas una a una en el monte", recuerda Juanma. 

3.

¿Mesas de centro o troncos?

¡Ambas! Estas mesas están confeccionadas con una copa de nogal, que se trabajó y se cortó para obtener estas tres piezas únicas.

Son un diseño de Luderna Design y el farolillo es de Catalina House. 

4.

¡De aquí no me muevo!

Y es que viendo este mullido sofá, ¿quién saldría de él?

Los cojines son de Zara Home y Teixidors. La manta es de Zara Home y las tazas de Matèria.

5.

Para comer en familia

La mesa del comedor no se planificó más grande porque "Marzia y Jorge son más de comer en familia con los niños que de recibir en casa", explica Juanma.

La mesa es un diseño de Luderna Design y las sillas son de Kavehome. Las lámparas de techo son de Superstudio.

6.

Una práctica cocina abierta

La cocina ya era abierta y con una vocación muy funcional, y no se tocó.

El mobiliario es un diseño de Luderna Design. En la mesa, boles y bandeja de Tierra Extraña y tazas de Catalina House.

7.

Pisada cálida

Los peldaños de la escalera se han revestido con moqueta para que la pisada, sobre todo si sueles ir descalzo, fuera más confortable. Es de sisal gris antracita de KP.

El escritorio es de Westwing y la lámpara, de Maisons du Monde.

8.

Animalario de peluche

Estas divertidas cabezas de tela de animales son de Soft Heads y dan un toque desenfadado al salón.

9.

El reino de los niños

¡A Valeria y Gabriele, de 3 y 5 años les encanta su habitación! Jorge y Marzia les habían prometido una litera en esta casita en la montaña. Y fíjate bien porque así, desplazada, da mucho juego: todo el espacio inferior se aprovecha como zona de juegos.

La litera y el armario son un diseño de Luderna Design. La zona de juegos se ha pintado con pintura de pizarra. Tipi de Really Nice Things.

10.

En el bosque

El papel pintado con árboles alegra el cuarto y hace que los peques se sientan, literalmente, en un bosque.

Es de Gaulan. Escritorio de Westwing y silla de Maisons du Monde. Cojines de Catalina House y cesto de Matèria.

11.

Dulces sueños

La funda nórdica y el cojín de corazón son de Filocolore. La manta es de Zara Home.

12.

Pisada cálida

El suelo es de madera de roble y la alfombra de oso y el peluche son de Zara Home. 

13.

Una pared de madera

“Le da un extra de calidez y, al colocar las lamas en horizontal, amplía visualmente el espacio”, comenta Juanma. Se usó madera vieja de castaño y roble y le aplicaron un barniz ultramate para darle un toque especial.

El suelo es de madera de roble y la alfombra de oso y el peluche son de Zara Home.

14.

Texturas abrigadas

La manta y las sábanas son de Zara Home. Los cuadrantes, de Catalina House y los cojines de Matèria.

15.

Para todo el año

El jardín no conoce de estaciones, es perfecto para disfrutarlo durante todo el año, ya sea para comidas al fresco en verano o como zona de juegos de los peques durante los meses más fríos.

La manta es de Zara Home y el farolillo de madera, de Catalina House. Trapo de lino y cesto de Matèria.

16.

Siguiendo el sendero

El dúplex, al ser una planta baja, disfruta de un jardín privado, que se completa con una amplia zona comunitaria. 

La historia de este dúplex de montaña arranca con un flechazo. El de Jorge y Marzia por las mesas de tronco del salón. “Vieron en El Mueble hace un año un proyecto nuestro donde pusimos unas mesas de tronco similares a estas y sí o sí querían unas iguales para su casa. Hasta el punto que sin las mesas no había proyecto", recuerda Juanma Alonso, constructor e interiorista de Luderna Design y responsable del proyecto de interiorismo. "¡Nos costó muchísimo conseguirlas! Miramos en varias carpinterías... y nada. Al final apareció en el fondo de un aserradero una copa de nogal preciosa. Nos la prestaron, la cortamos y la preparamos para hacer estas tres mesas”.

Superado el reto de las mesas, vino otro desafío más grande. Aclarar la carpintería de todo el piso: “Era oscuro, desde los techos y las puertas hasta las ventanas. Y le restaba mucha claridad”, explica Juanma. Precisamente para contrastar el blanco del techo y de las paredes, los propietarios quisieron una pared de un color oscuro. Y la elegida fue la del salón, que comunica con el comedor y la cocina. Incluso el tramo de la escalera se pintó así, lo que crea una dualidad muy atractiva con el blanco de la barandilla.

La cocina se dejó tal y cómo estaba y el comedor se ubicó junto a la escalera, que hace de división con el salón. Juanma nos cuenta que, en un primer momento, los propietarios querían instalar su dormitorio abajo, pero cambiaron de idea para estar junto a los niños, Valeria y Gabiele, que tienen su habitación en la planta superior. Ahora, tras el lavado de cara, este dúplex no podría resultarles más acogedor.