7 /11

1.

Envuelta por el paisaje

 MG 0544

Esa profusión de clorofila y ese muro de piedra nos advierten: estamos en Asturias. Concretamente en el pueblo de Lledías, en lo que fue una cuadra para caballos y ganado que llevaba 72 años cerrada.

2.

Un salón de piedra y madera

 MG 0756-3

“Estaba tan cerrada que un castaño de ramas enormes tenía invadido todo lo que ahora es el salón”, recuerda la propietaria. Ella sola, con la ayuda del constructor Antonio Peláez, ha conseguido que en solo seis meses de obra, los castaños centenarios sean solo una bonita vista desde las ventanas de hierro y cristal que ella misma diseñó y el herrero de Vibaño ejecutó.

Sofás de El Taller de las Indias, butacas retapizadas con tela de Gancedo. Cesta de La Cestería. Mesa de centro de Becara. Jarrones de El Corte Inglés.

3.

Un interior fresco y natural

 MG 0655-1

“Para esta casa quería un aire moderno, ligero, no quería la típica casa de campo con vigas y colores oscuros, buscaba un interior más fresco y actual”, nos explica.

Sofás de El Taller de las Indias. Butaca antigua tapizada con tela de Gancedo. Cojines de Deco&Living. Manta y jarrón de Zara Home, lámpara de Becara.

4.

Presumir de vigas

 MG 0619-1

También son originales las vigas de castaño de la planta baja: se conservaron por su estética, ya que las que en realidad sostienen el forjado de la planta superior son las columnas y vigas de hierro.

5.

Entre el suelo y el techo

 MG 0551-3

“El suelo de la planta baja es una tarima también de castaño sin tratar y sin pulir”, nos explica la propietaria. Los grandes ventanales llenan de luz y verde a todas hora el comedor, que combina sillas de ratán y de madera con el respaldo en aspa. 

Sillas de aspa y de ratán y mesa de Becara. Mantel, cojines y servilletas de Deco&Living. Vajilla de Zara Home.

6.

Un recibidor industrial

 MG 1046

En el recibidor se hizo un cerramiento a medida en hierro que permite entrar la luz y da un aire de invernadero chic a toda la casa.

Mesa, jarrón y silla de Becara. Alfombra de París, similares en Tailak.

7.

Escalera orgánica

 MG 1023

La propietaria diseñó la escalera en blanco encalado con barandilla de hierro. También la chimenea de cemento es diseño suyo.

Noria decorativa de alambre de Chehoma, jarrón de Becara.

8.

Dormir en un pajar

 MG 0896

La planta de arriba era el pajar. Las paredes se dejaron sin tratar. Pintadas de blanco son toda una postal rústica.

Puertas y radiadores de derribo recuperados. Banqueta de madera y patas de hierro de Zara Home.

9.

Un baño con el velador en el centro

 MG 1156

“En el baño, decidí poner el lavabo en medio porque queda muy bonito, así se ponían los veladores antiguamente”, explica la propietaria.

Velador de Becara con lavabo de Leroy Merlín. Cesta y zapatillas de Zara Home. Espejo de Chehoma. Silla de mimbre antigua.

10.

Un dormitorio rústico y chic

 MG 0884-1

En la planta de arriba, el suelo es de cemento pintado con pintura de barco y el techo, bien aislado, tiene vigas de roble. “Las paredes de arriba son de piedra pintadas directamente, sin estucar ni nada”.

Mesitas de Becara. Colcha de Zara Home. Cojines de Deco&Living. Apliques de Naluz. Guirnalda de Teresa Abaitua.

11.

Una habitación con vistas

 MG 0912-1

Todos los dormitorios, sencillos y muy cómodos, tienen vistas sobre el jardín. Esta casa está disponible para alquiler vacacional en www.villaclub.com

Ropa de cama, manta y mesita taburete de Zara Home. Cojines de El Corte Inglés y Zara Home.

Esta construcción ahora tan chic era en realidad el pesebre de la casa rica del pueblo de Lledías, la que da nombre al barrio, Sandinel. Todo el conjunto se construyó en el siglo XVIII, nos cuenta la propietaria, y lo sabe porque los primeros constructores dejaron entre las paredes escondidas monedas de la época... Para continuar la tradición, en esta preciosa reforma, han ocultado algunos euros.

“Toda la base de la casa, como las paredes de piedra, es original; algunas ni se tocaron ni se pintaron, de hecho se dejaron hasta los colores verdes de cuando tuvieron sus humedades, porque no queda mal. ¿Sabes que hoy en día hay papeles pintados que pretenden imitarlas?”, explica la propietaria.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.