Los jardines rústicos poseen una belleza especial. Mantienen la apariencia de la naturaleza en estado puro y son una continuación del propio campo. Aunque parecen silvestres y espontáneos, requieren de cierta planificación, sobre todo en cuanto a la selección de especies vegetales para incluir en el jardín. Se recomienda apostar por plantas autóctonas que, además de ser más sencillas de cultivar, aportan mayor realismo para un jardín que quiere parecerse al entorno de campo en el que se localiza.

A la hora de decorar el jardín también es importante pensar en la elección de los materiales, ya sea para el pavimento, para elementos como pérgolas y vallas, o para el mobiliario de exterior. En los jardines rústicos triunfan los materiales auténticos y tradicionales como la piedra o la madera.

Si tu jardín rústico es pequeño, planifica todos los elementos que quieras incluir teniendo en cuenta los metros disponibles, priorizando unas zonas sobre otras y simplificando elementos para no recargar demasiado el espacio. En la sencillez encontrarás la clave del éxito. Ten en cuenta estas 12 ideas que te ayudarán a conseguir el jardín rústico con el que sueñas.

1 /13

1.

Respeta la proporción

00548908 O
El Mueble

A la hora de proyectar nuestro propio jardín es fundamental estructurar el espacio ciñéndonos a los metros cuadrados disponibles. Tenemos que pensar en el tamaño del terreno, ya que ha de respetar las leyes de la proporción, aunque eso implique no poder contar con zonas diferenciadas para todos los usos. Es preferible renunciar a algunas partes o elementos del jardín, a llenarlo en exceso y hacer que resulte incómodo o poco funcional. Incluso los jardines de estilo rústico, menos estructurados y más libres, cuentan con un diseño que no debe romper la armonía.

2.

Plantas de la zona... ¡Éxito asegurado!

00577899 O
El Mueble

Si estás decidiendo qué especies vegetales te convienen en un jardín rústico pequeño, ten en cuenta que la naturaleza es sabia y el acierto vendrá de la mano de lo razonable y natural. Elige especies autóctonas capaces de adaptarse a las circunstancias del clima. Estarán más bellas y saludables y serán mucho más fáciles de cultivar. Las plantas de la zona hacen que el jardín rústico resulte creíble, más auténtico. Tendrá una apariencia campera muy real.

3.

Piedra para un rústico moderno

00540152
El Mueble

¿Quién ha dicho que el estilo rústico es clásico y tradicional? Todo depende del aire que quieras darle a tu espacio exterior. Aunque la piedra sea un material de siempre, hay formas de conseguir un nuevo estilo más moderno y actual. En el jardín de la imagen se ha creado un sendero con piezas regulares de piedra dispuestas sobre gravilla. ¿El resultado? Un rincón rústico y minimalista a un tiempo.

4.

Ambiente relajado para el comedor

00561829 O
El Mueble

Los materiales más rústicos se confabulan para crear este comedor de exterior informal y relajado. Desde el cañizo y la madera que forman la pérgola, hasta las sillas de fibras vegetales y las lámparas colgantes de hierro pintado. Todos los elementos se combinan de maravilla para dar como resultado un espacio de relax, muy campero. 

5.

Complementos que son la esencia

00576978 O
El Mueble

Los jardines rústicos, por pequeños que sean están repletos de detalles. Muebles de madera, antiguos y con solera. Objetos de loza y cerámica (como las jarras y los cuencos que se ven en la imagen), macetas de barro, pilas de piedra, etc. Complementos decorativos auténticos y muy especiales que resumen la esencia del estilo campero. ¡Hazte con ellos!

6.

5 jardines para vivir al aire libre

5 jardines para vivir al aire libre

Estos 5 jardines invitan a vivir el verano al aire libre. Rodeados de verde, con árboles frondosos y agradables zonas de sombra, tienen zonas de estar y de comedor exterior muy acogedores. 

7.

Materiales con alma rústica

00548916 O
El Mueble

Si la autenticidad es clave en este tipo de jardines con sabor a campo, apuesta por materiales de siempre como la piedra, la madera o el barro cocido. Este tipo de baldosas son perfectas para terrazas y porches de casas de estilo rústico, así como para pavimentar ciertos espacios del jardín. Son resistentes y poseen una belleza auténtica.

8.

Hierro pintado: un toque vintage

00577891 O
El Mueble

Además de los materiales empleados en la fachada y en los pavimentos y de las especies vegetales elegidas, hay otros detalles decorativos que acentúan el carácter rústico del jardín. Un ejemplo son los elementos de estilo vintage, como los muebles de hierro pintados que aportan romanticismo a la decoración del jardín. En la imagen destaca un conjunto de muebles de exterior de hierro pintado compuesto de sofá, sillones y mesita. Es un rincón de estar cómodo y decorativo.

9.

Que no falten las plantas en maceta

00561830 O
El Mueble

Son perfectas para completar la selección de plantas de exterior en los jardines pequeños. Macetas de piedra, de barro o, incluso, de madera. Lo importante es elegir especies de exterior que sean resistentes y que acentúen el carácter rústico del jardín. Una vez más, merece la pena apostar por especies autóctonas, plantas silvestres y hierbas aromáticas. 

10.

La belleza de las fachadas vegetales

00576927 O
El Mueble

Si buscas un detalle natural para revitalizar la fachada y el jardín, lo encontrarás en las plantas trepadoras. Son perfectas para decorar la casa, una pérgola, un porche, una tapia, etc. Puedes elegir entre especies con flores, como la buganvilla o la glicinia, que aportarán color y perfume al espacio, o seleccionar trepadoras sin flores como la hiedra; resultan igualmente decorativas y aportan un aire silvestre muy especial.

11.

Pérgolas con sabor a campo

00575054
El Mueble

Aunque tu jardín rústico sea pequeño no hay razón para renunciar a determinados elementos como el comedor de exterior o la zona de estar. Eso sí, puede que tengas que elegir en función de tus necesidades. Si, una vez priorizados los espacios, quieres contar con una zona de comedor al aire libre, puedes montar una pérgola eligiendo materiales rústicos como el hierro para la estructura y cañizo para la cubierta. El resultado, además de rústico, es fresco y especial. Los muebles de hierro pintados, como las sillas del comedor de la imagen, ponen la nota vintage y decorativa.

12.

Barro y madera

00571308
El Mueble

Este recoleto rincón de aire rústico, dispuesto junto a un árbol para aprovechar su sombra, se ha creado con un sofá de obra diseñado en curva, en una zona pavimentada con barro cocido. Se complementa con colchonetas y cojines para que sea más cómodo. La madera está presente en el banco rústico que hace de mesa de centro, y en la cerca de troncos que se ve al fondo. El resultado es tranquilo, relajado y con una marcada esencia rústica.

13.

El poder luminoso del blanco

00575146 O
El Mueble

Los espacios rústicos no siempre se decoran en base a una paleta de tonos marrones y verdes. A veces enarbolan el blanco como una bandera para dar lugar a espacios frescos, luminosos, con toques azules que evocan un estilo marinero. Es el caso de este comedor de exterior. La madera de la pérgola y la mesa de comedor están pintadas de blanco. El azul aparece en los bancos, en las sillas y en la vajilla como una declaración de intenciones. Como detalles relevantes destacan las lámparas de fibras naturales y las cortinas ligeras y vaporosas que protegen el interior de la pérgola del sol intenso, en caso de ser necesario.