Adiós estrés

¡Te lo mereces! Así puedes montarte tu propio spa relajante en casa: todo lo que necesitas para desconectar, relajarte y mimarte en tu cuarto de baño

A modo de ritual de belleza, te enseñamos a montarte tu propio spa en tu cuarto de baño. Necesitarás varias cosas, pero sobre todo, crear un ambiente cálido y acogedor es necesario para poder entrar en esa órbita de relax inigualable. ¡Mira!

Spa en casa

Cómo montar un spa en casa.

RBA

Socializar con otras personas es muy importante para nuestro bienestar, pero pasar tiempo con nosotros mismos es igual de necesario. Tener un rato para cuidarnos, mimarnos y darnos ese espacio de relax y confort hace que pongamos todos nuestros pensamientos en orden y nos sintamos mucho mejor con todo lo que nos rodea. De ahí que los balnearios y similares, sean lugares de desconexión tan solicitados. No obstante, no necesitamos ir a uno de estos sitios para disfrutar de estos momentos. Basta con colgar el cartel de "no molestar" en nuestro cuarto de baño y contar con algunos elementos básicos que convertirán tu casa en ese spa que tanto necesitas. Te contamos todo lo que necesitas para conseguirlo.

Cómo hacer un spa en tu casa

Hay varios elementos y puntos a tener en cuenta: iluminación, aceites esenciales, mascarillas... ¡Los repasamos todos!

Spa en casa

Spa en casa.

RBA

Una iluminación suave 

Es un aspecto crucial para crear el ambiente adecuado en un spa en casa. Opta por una iluminación suave y relajante, con luces cálidas y tenues que creen una atmósfera acogedora. Las luces LED regulables son una excelente opción para ajustar la intensidad según el ambiente deseado. También la iluminación indirecta puede ayudarte a conseguirlo si la colocas en lugares estratégicos. Las luces de acento, para resaltar características arquitectónicas, plantas o elementos decorativos o la luz natural, también pueden ser grandes aliadas.

Velas para un ambiente relajante

Son una excelente manera de añadir un toque de calidez y tranquilidad a tu spa en casa. Decántate por velas aromáticas, con aromas relajantes como lavanda, eucalipto, vainilla o sándalo. Estos aromas pueden ayudar a crear un ambiente sereno y promover la relajación. Por otro lado, las velas flotantes, son ideales para colocar en bañeras de hidromasaje o recipientes con agua. Aportan un efecto visual bonito y calmado mientras flotan en la superficie del agua. ¡Ah! y un tipo de vela que va a ser muy cómoda para tu momento 'spa en casa', son las velas de larga duración. Así puedes evitar interrupciones constantes durante tu sesión de spa.

Que no falten las mascarillas faciales

De arcilla, hidratantes, exfoliantes, calmantes... cada una tiene una función distinta, pero todas te darán el mismo resultado: relajarte y dejarte la piel como la de un bebé. Las de arcilla, por ejemplo, son ideales para purificar la piel y eliminar así las impurezas que pueda presentar. Las hidratantes, por su parte, son la mejor opción si tienes una piel seca o deshidratada. En cuanto a las exfoliantes, eliminan las células muertas de la piel, dejándola mucho más suave y luminosa. Por último, las calmantes serán las mejores aliadas para aquellas personas que presenten una piel irritada o sensible.

Unas buenas sales de baño

Al escoger las sales de baño, considera tus preferencias personales, así como cualquier necesidad específica de cuidado de la piel o problemas de salud que puedas tener. Pueden ayudar a relajar los músculos, aliviar el estrés y mejorar la piel... aunque puedes hacerlas nosotros mismos desde casa, debes saber que las más comunes son:

 

Sales de baño

Sales de baño caseras.

RBA
  • Sales de Epsom: también conocidas como sulfato de magnesio, estas sales son excelentes para aliviar dolores musculares y reducir la inflamación.
  • Sales del Mar Muerto: contienen una alta concentración de minerales que pueden ayudar a suavizar y exfoliar la piel, así como a aliviar afecciones como la psoriasis.
  • Sales de baño aromáticas: estas sales están infusionadas con aceites esenciales que ofrecen beneficios terapéuticos adicionales, como relajación, energía o alivio del estrés, dependiendo del aroma.
  • Sales de baño con hierbas: algunas sales de baño contienen hierbas secas o extractos de hierbas que pueden proporcionar propiedades relajantes o revitalizantes adicionales.

Para aromatizar... un poco de incienso

Al igual que las velas y la iluminación, el incienso también es un elemento que, no es necesario, pero que suma bastante si lo incluimos en nuestro spa casero. El aroma que va soltando tan sutil y embriagador, relaja mucho. Los mejores aromas para el incienso que puedes escoger son los siguientes:

Incienso

Spa en casa.

RBA
  • Lavanda: conocida por sus propiedades relajantes, el incienso de lavanda puede ayudar a reducir el estrés y promover la relajación.
  • Sándalo: tiene un aroma cálido y reconfortante que puede ayudar a calmar la mente y mejorar la concentración. Es ideal para crear un ambiente sereno y pacífico.
  • Jazmín: con su fragancia floral y dulce, el incienso de jazmín puede ayudar a aliviar la ansiedad y promover un estado de ánimo positivo.
  • Eucalipto: conocido por sus propiedades refrescantes y revitalizantes, el incienso de eucalipto puede ayudar a despejar las vías respiratorias y promover una sensación de vigor y claridad mental.
  • Ylang Ylang: con un aroma exótico y floral, el incienso de ylang-ylang puede ayudar a reducir el estrés, promover la relajación y aumentar la sensación de bienestar.

Una piel como nueva con aceites esenciales

Además de utilizar aceites esenciales para la piel con aromas como los que te hemos contado en el punto anterior (lavanda, jazmín, eucalipto...), prueba también los aceites de limón y cedro. El limón es refrescante y revitalizante, y puede ayudar a elevar el estado de ánimo y proporcionar una sensación de limpieza. El aceite de cedro, cuenta con un aroma cálido y reconfortante, ayudando a reducir la tensión y promover la relajación.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?