6 /10

1.

¿Qué suelo de madera elijo?

No te guíes solo por su preciosa superficie de madera: antes de elegir el diseño definitivo hay que saber qué compramos en cuanto a tipo de parquet, acabado y sistema de instalación.

2.

Importante: ¿qué uso le darás?

No es lo mismo elegir un suelo de madera para el dormitorio, sometido a poco tráfico, que para el salón, el pasillo o incluso la cocina. La dureza de la variedad de madera elegida es fundamental en estos casos, así como el acabado de superficie. Veamos los tipos de parquet y su forma de instalación.

3.

Tipos de parquet: multicapa

Compuesto por varias capas de madera, la superior es de madera noble (de 2,5 a 6 mm de grosor, según la calidad) y es la que determina las veces que se puede restaurar el suelo y, por tanto, su vida útil.

4.

Tipos de parquet: tarima maciza: para toda la vida

 Es la opción de suelo de madera más duradera, gracias a su grosor de entre 14 y 22 mm de madera, que permite múltiples restauraciones. No obstante, también es la más cara y de difícil instalación.

5.

Tipos de parquet: tablilla

Es la opción más tradicional y se compone de pequeñas tablillas macizas, de entre 8 y 14 mm de espesor que se encolan, se pulen y barnizan en obra, por lo que su colocación es la más lenta y costosa.

6.

Tipos de parquet: laminados sintéticos.

No son de madera, sino que están compuestos por una base de fibras de alta densidad sobre la que se adhiere una imagen decorativa impresa  protegida por varias capas de resina que le aportan resistencia al uso, las manchas y los arañazos.

7.

En cocinas y baños

Los laminados sintéticos con tablero hidrófugo y juntas selladas anti-humedad son una alternativa práctica en las cocinas, gracias a su resistencia al desgaste y las manchas sin necesidad de mantenimiento.

8.

Tipos de colocación: flotante

 Compuesto por lamas que se unen entre sí mediante ranuras y lengüetas, con un mecanismo tipo clic, sin necesidad de adhesivo, es el sistema más sencillo, económico y el más habitual en los parquets multicapa y los suelos laminados, aunque también hay tarimas macizas que lo incorporan.

9.

Tipos de colocación: encolado

 Las piezas de madera se fijan al suelo mediante un adhesivo y pueden crear todo tipo de diseños, clásicos o actuales, como espiga, dameros, escaleras, etc.

10.

Paso final: cómo proteger la madera

Barnices, aceites y ceras son los acabados más habituales en los que podemos encontrar los suelos de parquet. Los primeros son los más resistentes, mientras que aceites y ceras ofrecen superficies muy naturales.

Cálidos, naturales y decorativos, los suelos de madera no solo son únicos creando atmósfera y dando calor de hogar, sino que también envejecen con elegancia. ¿Por qué si no los imitarían tantos otros materiales para pavimentos?

Pero sus ventajas no acaban en su imagen: compuestos por un material noble y muy confortable a la pisada –incluso con los pies descalzos–, son capaces de optimizar el aislamiento térmico y acústico de nuestro hogar –lo de cálidos no solo es metafórico– y se pueden restaurar y renovar para que estén con nosotros mucho tiempo.

¿Sabes lo que compras?

Aunque lo habitual es dejarse llevar por esas preciosas superficies de madera y pensar solo en cómo quedarían en casa, antes de elegir el diseño definitivo hay que saber qué hay debajo. Y es que, más allá de su aspecto, conviene saber si se trata de un parquet multicapa o macizo –e incluso si es madera auténtica, porque los laminados sintéticos son cada vez más realistas–. Igualmente, no es lo mismo un pavimento para colocar encolado a la base que uno de colocación tipo clic, sin ni siquiera adhesivo, por no hablar de la colocación sobre rastreles. Y, por último, tampoco conviene olvidar la protección superficial, ya sea barniz, aceite o cera.

Precios de cada tipo de parquet

  • Multicapa: su precio depende del tipo de madera, grosor, acabado... pero tienes propuestas a partir de unos 20 €/m2 +instalación (15 €/m2 flotante; 25 €/m2 pegada).
  • Tarima maciza: es la más duradera y la hay desde 40 € /m2 sin instalación (que puede duplicar el precio en función del estado de la base y los ajustes necesarios).
  • Tablillas: es el material más económico, desde 10 €/m2, también es el que cuenta con la mano de obra más cara –de 25 €/m2 hasta unos 50 € /m2 si se emplean cola y barniz ecológicos–.
  • Laminados sintéticos: a partir de 15 €/m2 + instalación (10 €/m2) y son de muy fácil colocación.

Protege bien tu parquet

Como hemos visto, barnices, aceites y ceras son los acabados más habituales en los que podemos encontrar los suelos de parquet, cada uno con sus características. Aquí te decimos cuáles son las ventajas de cada uno para que decidas.

Barnices

Son el acabado más resistente al tráfico y el de más fácil limpieza. Frente a los acabados brillantes de hace algunos años, que les daban un acabado 'plastificado' al suelo, hoy día hay versiones con base agua –más ecológicas que las al disolvente– de aspecto natural, que crean superficies mate o satinadas. En cualquier caso, en caso de desgaste, una superficie de barniz requiere de un lijado para eliminar la capa estropeada y que pudiera afectar la adherencia del nuevo acabado protector.

Aceites

Son la mejor opción para disfrutar de la belleza natural de la madera, ya que no crean película superficial. Se trata de productos de origen natural que penetran en la madera y la nutren y que pueden ir renovándose de forma continua con una limpieza y mantenimiento adecuados. Eso sí, suelen resultar algo más frágiles que los barnices, por lo que requieren cuidados más rigurosos que en el caso de estos para que la madera esté siempre protegida.