12 /15

1.

Con chill out y terraza

¡A esta casita no le falta detalle! Con espacio para dos camas, se ha organizado con una zona inferior a modo de chill out para jugar, leer o compartir sus primeros secretos, y una parte superior con un gran balcón y una pequeña terraza a la que se accede por la escalera. Es un diseño a medida de Olga Gimeno, de Bona Nit. 

2.

Una de indios y vaqueros

Se llama Pocahontas y es una propuesta de Lifetime con la que convertir la cama de tu hija... en el plató de su próxima aventura. Esta propuesta se compone de la cama Basic Bed 90 y de la Tipi Tent Pocahontas.  

3.

¿Cama o tipi?

¡Ambas! Y sin necesidad de contar con un derroche de metros. Es el modelo Childwood de Smallable y aquí se ha completado con una cama nido. La estructura es de madera de acacia, mide 212 x 123 x 167 cm y su precio es de 443 €. 

4.

El parque, en casa

Con mini tobogán y rampa para que los más aventureros puedan escalar hasta la cama. Esta divertida propuesta de Lifetime pertenece a la colección Limited Edition Bed y se llama Play, Learn & Sleep. Cuenta en la parte frontal con una pizarra para que dejen volar su creatividad. Mide 207 x 201 x 83 cm.   

5.

¡A volar!

O al menos tener la sensación de hacerlo. Y es que esta cama parece levitar en la habitación, como si de la alfombra mágica de Aladdín se tratara. Es un diseño de la decoradora Bárbara Chapartegui y la cama superior se sujeta al techo. 

6.

Cama alta... y algo más

¿No te cabe una cabaña en su cuarto? Esta propuesta de Kenay Home es una alternativa divertida para pocos metros. No es una casita per se, pero su estructura, con los laterales con ventanas, lo simula. Además, tienes la opción de personalizar la parte inferior con una tarima, tal y cómo está aquí, con cama nido, con dos o con tres cajones. Con la distribución de la imagen cuesta 897 €. 

7.

La casita de la playa

Como si de un balcón al mar se tratara, esta cama se ha integrado en una estructura de madera que se cierra con ventanas. 

8.

La cabaña del bosque

 Esta casita se convertirá en un abrir y cerrar de ojos en su refugio favorito. Se llama Violette y es una propuesta de Maisons du Monde. Mide 198 x 108 x 197 cm y vale 749 €.  

9.

En la jungla

Se necesita muy poco para que su litera se convierte en su juguete favorito. Esta litera de Flexa se ha completado con cortinas de la colección Jungla para que puedan jugar sin salir de la cama.  

10.

Tú arriba y yo abajo

Esta casita, diseño de la arquitecta Cristina Balet y realizada por Fusteria Dobe, cuenta con espacio inferior para una cama y puedes destinar la parte superior a zona de juegos o, si lo prefieres, incluir una segunda cama. 

11.

Llamar antes de entrar

Los peques se emanciparán antes de hora y tendrán su propia casita con esta original cama reversible modelo Kura con un divertido dosel lleno de color (149 €).

12.

Con tobogán

¿Quién no ha soñado alguna vez en poder tener un tobogán en casa? Esta propuesta modular de la firma Flexa convierte este sueño en realidad en su cuarto. Pertenece a la serie White y consta de una cama alta y del accesorio de tobogán. Además, se puede personalizar con textiles de diferentes colecciones; esta es la Caballero. 

13.

Con estructura de casita

Esta divertida propuesta de La Nanita se llama Montessori y está realizada artesanalmente en madera de abeto. Disponible en cuatro medidas y cuatro colores distintos, cuesta desde 372 € en A la nanita nana. 

14.

Su primer mini apartamento

Se llama Hangout y es un diseño de Lifetime con una zona inferior para la cama y una parte superior para jugar, leer o hacer reuniones de su club secreto. Esta propuesta puede completarse con una escalera lateral, como la que aparece en la imagen, para un acceso más cómodo. La estructura básica cuesta 2.335 en Abitare Kids. 

15.

Con dosel

Pertenece a la colección Home de Stokke y se llama Casita. Es un dosel en forma de casita que permite transformar su primera cama en una divertida cabaña. El dosel a rayas bicolor vale 129 € en Abitare Kids.  

Con cualquiera de estas propuestas, al grito de "¡a la cama, que es tarde!", tus hijos saldrán volando como si les persiguiera el mismísimo hombre del saco. Y es que, ¿quién se resiste a ir a dormir cuando le espera un coche o una cama con tobogán? Otra cosa es que se hagan el remolón para dormir y te pidan con su mejor cara de angelitos: "cinco minutos más, poooor faaaa".

¿Que no quieres liarte con toboganes, estructuras en forma de casita y demás? Puedes completar su cama con una corona con dosel, transformando su habitación en el reino de una princesa. ¡Así de fácil! O si tienes una litera, equiparla con textiles: muchas firmas de mobiliario ofrecen diferentes opciones a modo de cortinas, de cabaña o cueva para convertirla en zona de juegos.